viernes, 31 de diciembre de 2010

Menos ruido y más conciencia

Tengo que confesar que nunca le he visto la gracia a la forma escandalosa con la que se despide el año.  Mi hijo dice que no tuve infancia y que soy un aguafiestas.  Puede ser, pero eso de explotar cosas, además de ser una estupidez, es hasta peligroso.  De mi niñez - que sí la tuve -  recuerdo los incidentes muy lamentables que dejaron mancos, quemados o tuertos a más de uno.  El colmo ha sido que, durante demasiado tiempo, se ha tenido la costumbre de disparar al aire con armas de fuego, práctica que ha causado muertes y graves daños.  Todo por «celebrar» un suceso tan natural.  Claro que todos nos alegramos de llegar al nuevo año, pero debemos demostrarlo de una manera menos ruidosa y más segura.

¡Que el 2011 nos traiga sensatez en ésta y otras cosas de nuestra vida de pueblo!

jueves, 30 de diciembre de 2010

Los muertos no hablan...ni se defienden.

Se le ve la costura a la prisa con la que la Guardia Nacional ha «aclarado» que el sobrecalentamiento del helicóptero accidentado hace poco más de una semana no fue la causa del accidente.  De ser así, habría base para una demanda contra las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, por proveerle este equipo conocidamente defectuoso a la GN de Puerto Rico.  Según se alega, ese defecto - que admiten se manifestaba en climas calientes como el nuestro - ya se había «corregido» hace como tres años.  Habrá que ver si eso es enteramente cierto, pues a veces hay reparaciones que no son tales.

Evidentemente, todo apunta a que, a pesar de la declaración de «héroes» a los tripulantes militares del helicóptero, van a echarle la culpa al piloto, convenientemente fallecido y cuyo cadáver permanece en las profundidades del mar.  Sale mejor achacarle el accidente a «error humano» que a «desperfecto mecánico».  Se dirá entonces que, en su afán de cumplir la misión encomendada, el piloto se arriesgó demasiado, volando esa noche en condiciones climatológicas muy peligrosas.

Y «aquí paz y en el cielo gloria».

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Algo más roto que una simple tubería

Me gustaría ver el cheque por $3 millones que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados espera que el Gobierno de Estados Unidos le entregue para resarcir las pérdidas y reparaciones, por causa del mal manejo de unas vávulas en el Fuerte Buchanan.  Se puede apostar a que los americanos van a negar que fueron ellos los causantes de la rotura de la tubería que dejó a miles de abonados sin agua durante varios días.  Tratándose del Ejército de Estados Unidos - intocable, en cualquier circunstancia - y estando en «tiempos de guerra» (Afganistán e Irak), se dirá que es un asunto de «seguridad nacional» y que ellos no van a responder por una majadería como ésta al gobierno de esta colonia.  Si otra parte de esas Fuerzas Armadas - la Marina - bombardeó inmisericordemente a Vieques durante 60 años y ahora se niega a limpiar la contaminación que dejó allí, qué se van a ocupar de una tubería rota, 20 millones de galones de agua perdidos y $3 millones en pérdidas.

Las colonias siempre han estado para servir a la metrópoli.

martes, 28 de diciembre de 2010

Cien guardias en soledad

Se informa que 100 policías permanecen en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, a pesar de que los estudiantes en huelga se han ido para sus casas a celebrar la Navidad.  De manera que allí están, en una gestión manifiestamente inútil y desmoralizadora, pues, permanecer allí haciendo nada durante turnos de muchas horas, lejos de sus familias y sin que se le paguen las horas extras trabajadas crean un malestar y un resentimiento enormes.  Mientras tanto, la violencia callejera - ahora con un centenar de policías «fuera de servicio» - sigue rampante.  Pero, nada de eso parece importarle a este gobierno atrincherado en el fascismo y en unas posiciones insostenibles.  Más temprano que tarde, la ocupación policiaca de la universidad tendrá que terminar.

Lo que se nos hace interminable es este gobierno estúpido e insensible...

lunes, 27 de diciembre de 2010

Un papel triste

Como suele decirse por ahí, a Ricky Martin había que darle una bofetá para que hablara [ de su homosexualidad] y ahora hay que darle tres bofetás pa' que se calle.  Estipulado que todos nos alegramos de su alivio, y que lo apreciamos igual, pero me parece que hace mal en sacarle partido a su intimidad revelada, no porque sea de índole homosexual, sino porque la intimidad no se ventila públicamente.  Como dije hace poco, no se ve bien que una persona que tiene una fundación para ayudar a combatir la trata de niños y que presta su imagen para causas nobles, a la vez, haga este despliegue de su vida íntima y su sexualidad...la que sea.  Si la gente va a comprar sus discos y a ver sus espectáculos, que sea por razones puramente artísticas y no por el morbo de los detalles de su sexualidad.

domingo, 26 de diciembre de 2010

"The Stranger"

En esquela publicada hoy se da noticia del fallecimiento de un hombre nacido en Estados Unidos en 1925, que vivió los últimos 76 años en Puerto Rico. La esquela, a la usanza actual, ofrece un breve resumen de su vida. El hombre estudió aquí en una escuela privada cuya enseñanza es en inglés. Hizo sus estudios universitarios en Estados Unidos. Estuvo en el ejército de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Era miembro del Club Rotario de San Juan, cuyas reuniones se celebran en inglés. Sus hijos y nietos tienen nombres en inglés. El servicio religioso se llevará a cabo en una iglesia en que se conducen en inglés.

La esquela, por supuesto, es en inglés.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Lo obvio no se explica.

Hay titulares que se las traen.  «Angelina Jolie no es buena en la cocina».  No voy a insultar la inteligencia de mis lectores ni a buscarme problemas mayores en el frente doméstico comentando algo más.

Ah, sí...¡Feliz Navidad!

viernes, 24 de diciembre de 2010

Unos «tontos útiles»

Desde hace algún tiempo observo que en el sector llamado «evangélico» hay una corriente ideológica que se identifica con Israel y, en mayor o menor grado, lo apoya en su enfrentamiento con los palestinos.  Para empezar, es gente que tiene nombres bíblicos - sobre todo, del Viejo Testamento - desde Aarón hasta Zebedeo, lo cual da su medida.  Estas personas se han identificado tanto con ese Israel de la Biblia, que creen que deben adoptar la defensa del Israel de nuestro tiempo como uno de los postulados básicos de su fe.  Olvidando que Jesús era palestino,  se han alineado, de forma maniquea, con el sionismo más rancio, y en algunos casos, abierta o solapadamente, usan su prédica para hacer propaganda a favor del estado judío.

La simpleza de mente que lleva a muchos a creer ciertas cosas hace posible esto otro.  Que en el siglo 21 haya quienes den su adhesión automática a Israel, basado en una creencia religiosa, es una inocentada de marca mayor.  Ser cristiano no debe significar que uno se alínea forzosamente con la política de Israel, meramente porque allí está Jerusalén y demás lugares «sagrados» o porque ésa es la patria de Jesucristo.  Francamente, creer que los cristianos deben ser una especie de «cabilderos» de Israel es una tontería que merece algún «castigo de Dios».

jueves, 23 de diciembre de 2010

Se borraron la «mancha del plátano».

  En un anuncio de la empresa UBS, que evidentemente busca mejorar su maltrecha imagen corporativa luego de ciertos escándalos, se dice: «Reflejo de nuestra cultura. ( énfasis en el original) Compartiendo valores, gustos y tradiciones.  Desde los pasteles en hoja de plátano, hasta las 12 uvas cuando da la medianoche» (énfasis mío). Pues, debo haber estado dormido como Rip Van Winkle o esto último se trata de una tradición de gente de cierta alcurnia, desconocida por mí, en el barrio pobre donde nací y crecí.  Lo de los pasteles no admite discusión, pero tengo mis serias dudas de que lo de las uvas se pueda considerar parte de nuestra tradición navideña, a menos que uno sea parte de la comunidad de españoles en Puerto Rico, la haya importado de los años de estudiante en la Madre Patria o algo así.  Confieso que hasta hace unos años, cuando lo observé por TVE en una despedida de año, nunca había visto el ritual de las uvas.

Por supuesto, no me parece mal ni lo rechazo; es sólo que no es algo que forme parte de nuestras costumbres, y debemos ser auténticos en la presentación de lo que verdaderamente somos.  Me parece que esto demuestra una ignorancia de nuestras tradiciones y un afán de distinción de quienes la asocian con lo extranjero o exótico.  Cosas que, conociendo la cultura de la empresa en cuestión, no me sorprenden, pues se trata de gente arrogante y con complejos de superioridad...que estoy seguro hace años que no se come un pastel envuelto en hojas de plátano.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

El valor de los que permanecen

Hace tiempo circula por ahí la tesis de que los puertorriqueños que permanecimos aquí tenemos una deuda de gratitud con los que optaron por emigrar a Estados Unidos, sobre todo en los años 50 y 60, pues ello permitió el crecimiento económico de nuestro país, ya que se «descongestionó» y, a la vez, los emigrantes fueron fuente de remesas para los pobres infelices que nos quedamos.  Rechazo vehementemente esta tesis.

En primer lugar, la gente que se fue no lo hizo por razones altruistas, sino por necesidad económica que ellos, engatusados por los «cantos de sirena» públicos y particulares, creyeron que les resolverían sus problemas.  Aquí se ha querido dar la impresión de que los que «le cogieron miedo al bulto» huyendo hacia el norte lo hicieron como un sacrificio personal consciente.  No; lo hicieron porque estúpidamente creyeron que las calles de Nueva York y Chicago estaban «pavimentadas con oro», es decir, pensaron que eran más listos que los pendejos que se quedaron.

En segundo lugar, si bien hubo una campaña gubernamental para estimular la emigración, tampoco se trató de que secuestraron a la gente o la narcotizaron para montarla en los aviones.  Las personas escogieron irse.  No todo el mundo se fue.  La inmensa mayoría se quedó y se fajó a trabajar, aunque ganara menos y no viviera en la Gran Urbe neoyorquina.  Ésos, los que se quedaron son los verdaderos héroes de nuestra historia.  La deuda de gratitud es con quienes permanecieron en este suelo, aunque pensaran que podían tener una vida más cómoda en uno ajeno.

martes, 21 de diciembre de 2010

Puerto Rico fascista

Lo que quizá pudo haber sido tomado como una hipérbole hace algún tiempo es hoy una dura realidad: vivimos un estado policiaco orquestado por el poder ejecutivo y avalado por un poder judicial que, a su más alto nivel, responde a ese mismo poder ejecutivo.  En su afán totalitario, el gobierno usa la brutalidad policiaca para acallar toda disidencia y protesta a macanazos y arrestos «fabricados» para desmantelar el movimiento estudiantil que se opone a las arbitrariedades y caprichos de las autoridades universitarias.  La orden del día es la represión.  Ahora se comprende mejor el alcance de la descolegiación y el debilitamiento general del Colegio de Abogados, como una manera de ir quitando del camino todo aquello que pudiera hacerle frente a este fascismo que comienza a asfixiarnos en todos los órdenes de la vida puertorriqueña.

Los que se han pasado la vida criticando regímenes totalitarios ajenos son hoy los arquitectos del desmantelamiento del estado de derecho en nuestro país.  Quienes denunciaban la violencia en el contexto revolucionario, hoy la ponen en práctica institucionalmente, encubierta como «ley y orden». Puerto Rico vive una crisis de democracia, derechos civiles y libertad inimaginada hasta hace muy poco.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Analfabeto senatorial

Dice el periódico que el senador Roberto Arango, portavoz de la mayoría parlamentaria, presentó un proyecto de ley -aprobado ya en el Senado y sometido ahora al «Cuerpo hermano» - en el que él, como autor de la medida, figura como miembro de la junta directora de la Gran Biblioteca de San Juan.  Aparte del evidente problema ético, las palabras «Arango» y «biblioteca» - de mucha o poca grandeza - no caben en la misma oración.  Lo cierto es que lo de la Biblioteca suena a uno de esos proyectos faraónicos que impulsa el Alcalde de San Juan para pasar a la historia.  Así que es de suponer que esto será como la mítica Biblioteca de Alejandría, depositaria del saber de su tiempo.

De ser así, el alcalde Santini tendrá que sacar a su amigo Arango del puesto que él mismo se ha asignado. O, como a aquélla, habrá que pegarle fuego a ésta...

domingo, 19 de diciembre de 2010

El voto íntegro

A riesgo de que se me acuse de simple e intransigente, lo de la reforma electoral me tiene sin cuidado.  Mi voto íntegro ha sido, es y será siempre para el partido que defienda la independencia para Puerto Rico.  Mientras ese problema vital no se resuelva, no contemplo posibilidades de componendas con quienes se postulan para, bien sea por afirmación o desidia, mantener la ignominia del coloniaje en este país.  La simpatía personal o méritos de cualquier clase de un candidato a puestos electivos quedan opacados por la aceptación más o menos entusiasta de la presencia del gobierno de Estados Unidos en nuestro país.  No creo, pues, en «pactos con el diablo».

sábado, 18 de diciembre de 2010

Un verdadero «asalto» navideño

El hurto del furgón lleno de perniles delanteros y traseros, aunque no pueda clasificarse como «famélico», creo que, dada la época, debe verse como un delito con atenuantes.  Con lo malas que están las cosas, a cualquiera le asalta la tentación de llevarse uno que otro pernilito, para celebrar la Navidad como Dios manda en esta parte del mundo.  Supongo que los ladrones se vieron en la situación de no tener tiempo para ponerse a escoger, así que decidieron llevarse el cargamento completo.  Y ya que estaban metidos en el lío, aprovecharon para cargar con ingredientes para postres y con «bebidas embriagantes». No faltaba más. Las cosas - incluso los escalamientos - se hacen bien o no se hacen.  Si se ha de ir preso, más vale que sea por algo que valga la pena.

Yo, ciertamente, no voy a preguntar mucho, si en estos días me venden un pernil, un tembleque y una botella de coquito a buen precio...

viernes, 17 de diciembre de 2010

Es sólo cuestión de tiempo.

Se lamenta que sólo el 38% de nuestra gente esté conectada a la Internet, pues ello nos coloca en desventaja como sociedad progresista.  Se aduce además que ese porcentaje es aceptable para países en desarrollo, pero no para países desarrollados.  ¡Hombre, pero quién ha dicho que Puerto Rico es un país desarrollado!  Aquí lo que hay es un barniz de modernidad cuyo brillito tiene confundido a unos cuantos que se creen que somos una sucursal de Estados Unidos en el Caribe.  Esta colonia americana vive endeudada e hipotecada hasta la médula, enajenada de su propia realidad y con delirios de grandeza.

De todas maneras, el porciento de personas que usan Internet con regularidad irá aumentando de manera relativamente rápida, por imperativos educativos, laborales y sociales.  Los viejos - que sospecho son responsables de que no estemos en, por lo menos, un 50% - «cederán su espacio», y las nuevas generaciones nacen con el mouse en la mano.  Por supuesto, hay viejos como yo que me conecté desde el principio y, como ven, sigo y seguiré hasta que la vida dicte otra cosa.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Con altura de miras

La crisis económica que ha provocado la reducción de vuelos de American Airlines desde y hacia Puerto Rico obliga a, por fin, mirar a otras latitudes para suplir nuestras necesidades de transporte aéreo. Así, ahora se piensa en las aerolíneas del resto de América Latina y de Europa para terminar con esa dependencia exagerada de AA que nunca debió existir. El cerco que el coloniaje nos pone para todo nos ha mantenido demasiado tiempo sujetos a las arbitrariedades y las decisiones de negocio de las empresas de Estados Unidos, y las gríngolas de la sujeción y el tutelaje no nos han permitido ver otros horizontes.

No obstante, las nuevas realidades económicas imponen un ajuste de miras que reconozca que «el Sur también existe», al igual que el Este y el Oeste. Tenemos que liberarnos de la idea malsana de que todas las soluciones de nuestros problemas radican en el Norte. El resto del mundo avanza y progresa, y debemos integrarnos a ellos o nos arriesgamos a quedarnos rezagados irremediablemente.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Me declaro «culpable».

Dice la Policía que no tiene sospechosos del hurto del bastón de Ramón Emeterio Betances, padre de la patria puertorriqueña.  ¡Hombre, pero qué falta de imaginación!  Todos los independentistas somos sospechosos, pues daríamos cualquier cosa por tener algo de «el Antillano», la figura preclara que en el siglo XIX nos pensó como nación y nos proyectó como parte de una confederación que no distinguiría entre cubanos, dominicanos y puertorriqueños.

Así que los «separatistas» de hoy, sobre todo los viejos y cojos, son candidatos a ser investigados por esta apropiación ilegal.  Para mí sería un honor que allanaran mi casa buscando el bastón de «el anciano maravilloso», aunque debo confesar que lo único suyo que encontrarán es un cartel de «Los diez mandamientos de los hombres libres», otro del Grito de Lares con su efigie, un pequeño tríptico donde figura con Hostos y Albizu...y mi más profunda admiración, respeto y adhesión al ideario de la libertad de nuestra patria.

martes, 14 de diciembre de 2010

La salvación es individual.

No me corresponde ni es mi deseo defender la gestión del Departamento de la Familia y su Secretaria, pero me parece que las exigencias que se ventilan públicamente son, en ciertos aspectos, injustas e irreales. El deterioro social rampante en nuestro país le impone al DF una carga insostenible, en el mejor de los casos y, ciertamente, no estamos en el mejor de los casos. Resulta humanamente imposible atender adecuadamente el cúmulo de situaciones - muchas de ellas de emergencia social - que reclaman la atención de esa agencia gubernamental. La encomienda de lo que una vez se llamó Departamento de Servicios Sociales ha sido siempre demasiado ambiciosa. Una sociedad tan dependiente, enferma, pobre y problemática como la nuestra tiene demasiadas necesidades, y ningún gobierno puede ocuparse de todas oportuna y simultáneamente. Baste considerar las proporciones epidémicas del abuso a los menores y la violencia contra las mujeres, y se tendrá la medida del problema.

Por supuesto que debemos hacer el mayor de los esfuerzos para atender bien estas situaciones, pero hay que ser realistas y aceptar que existen límites a lo que el Estado puede lograr ante la degeneración masiva de una sociedad.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Una suprema ironía

La posibilidad de que Rosa Emilia Rodríguez ocupe un butacón en el Tribunal Supremo de Puerto Rico es irónica por demás.  La fiscal de Estados Unidos en Puerto Rico ha criticado duramente a la judicatura puertorriqueña, tan recientemente como hace un par de semanas.  Entonces, no se entiende para qué ella quiere «desprestigiarse» siendo parte de ese foro, si bien lo sería a su más alto nivel.  De ordinario, una movida así se consideraría como el proverbial "kick upstairs", habida cuenta de la precaria situación de Rodríguez en la Fiscalía federal.  Pero, tratándose de un tribunal - dizque supremo -  de un territorio colonial, en efecto, un funcionario federal lo ve como un descenso.

Por otro lado, es posible que Rosa Emilia vea en esto la oportunidad de arreglar el sistema que ella tanto ha denostado.  Instalada desde esa cómoda mayoría absoluta en el tribunal, ella podrá pautar el Derecho nuestro a imagen y semejanza del de Estados Unidos, summum de la perfección jurídica, a sus ojos y los del resto de la comparsa anexionista en ese Alto Foro.

domingo, 12 de diciembre de 2010

«Comiendo a dos manos»

He dicho antes que nada malo hay intrínsecamente en favorecer políticamente a quien ha ayudado a un gobernante a llegar al poder legítimamente, siempre que el favorecido tenga las condiciones y los méritos para ello.  Lo que es objetable es el alcance, la cantidad o la cuantía de ese favoritismo, cuando es manifiestamente exagerado o excesivo.  Claramente, el número de contratos de Ángel Cintrón y su cuantía rebasan todo límite razonable, y no pueden tener otra explicación que la de que él utiliza su «vara alta» con el gobierno para agenciarse estas ventajas.

Llama la atención que Cintrón es un abogado de reciente cuño, cuyo desempeño profesional es limitado y no goza de una reputación profesional que justifique una contratación tan amplia como la que tiene.  Aun si sus merecimientos fueran mayores, lógicamente, no es posible rendir servicios ni siquiera adecuados a una clientela tan amplia. diversa y exigente.  Evidentemente, su contratación obedece a la percepción de que él puede ofrecer un «acceso» a los círculos de poder, para lograr grandes beneficios para sus representados.

El ex senador Jorge de Castro Font dijo que, si triunfaba el partido que ahora gobierna, se iban a dar un «banquete».  Ya sabemos quién es uno de los principales «comensales».

sábado, 11 de diciembre de 2010

«Enseñar al que no sabe»

A quienes me echaron de menos estos dos días pasados, les explico que estuve dictando unas conferencias en la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, en Ponce, sobre el tema Redacción, lenguaje y estilo en el Derecho, a estudiantes de nuevo ingreso.  Es una labor que me satisface mucho, pues me brinda la ocasión de compartir algo de lo que sé con jóvenes que aspiran a ser abogados.  La Escuela, muy sabiamente, ha reconocido la importancia del tema para la formación profesional, y lo ha incluido tempranamente en su curso introductorio, amén de más adelante en el programa de estudios.

En ésta, así como en ocasiones anteriores, me alienta recibir de primera mano la reacción entusiasta de los estudiantes, algunos de los cuales se acercan con gran generosidad a testimoniarme su agradecimiento y aprecio.  Me conformo con que un puñado de ellos se motive con lo que les digo y lo ponga en práctica durante los próximos tres o cuatro años y posteriormente en el ejercicio profesional.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

La verdadera violencia y destrucción

Se cita al Presidente de la Universidad de Puerto Rico diciendo: «Esto es una cruzada de violencia y destrucción», refiriéndose a uno que otro exceso por parte de estudiantes durante el paro contra la imposición de la cuota de $800. Pero, hombre, todas las cruzadas lo son. ¿O acaso las de los cristianos en Palestina para recuperar Jerusalén, el Santo Grial y todo lo demás de manos sarracenas fueron excursiones diplomáticas? Aquella gente tan devota no fue a negociar con los musulmanes, sino a incendiar y matar, todo en el nombre del Padre y del resto de la Santísima Trinidad. Y eso, en este Occidente tan hipócrita, se ha dado por bueno, como una de las grandes epopeyas de la humanidad.

Así que los estudiantes andan en una cruzada para recuperar la UPR de las manos de los mercaderes del templo, por lo que, como Jesús, han volteado una que otra mesa y roto algún cristal. El gobierno y las autoridades universitarias han destruido mucho más que eso.

martes, 7 de diciembre de 2010

De cara al sol

En las democracias, la norma general es que los asuntos de interés público se ventilan públicamente, de manera que el pueblo pueda enterarse de primera mano y que ello abone a su transparencia.  En este sentido, resulta extraño que la Cámara de Representantes se niegue a la petición del legislador Luis Farinacci para que las audiencias de su caso sean públicas.  Véase que, distinto de un caso de relaciones de familia de una pareja cualquiera - en el cual se puede solicitar que el proceso sea privado - en éste el problema familiar convertido en denuncia de delito rebasa el entorno íntimo y tiene como consecuencia la posible expulsión del representante.  Habiendo este interés de por medio, y siendo el propio perjudicado quien lo solicita, no debe haber impedimento para acceder a lo pedido.

En la vida pública, las decisiones tomadas a puertas cerradas siempre resultan sospechosas de arbitrariedad, favoritismo o procesos amañados.  No debe haber objeción a que se escuche y se observe a los testigos de cargo, así como a la prueba que el legislador presente, para que se hagan realidad los postulados democráticos que decimos defender.

lunes, 6 de diciembre de 2010

La tía de Jorgito

No es que yo sea cruel o insensible - algunos lo creen así - pero me parece que las manifestaciones de la tía de Jorge de Castro Font son comprensibles, dado el parentesco, pero desacertadas.  Su lloriqueo porque Jorgito está «enfermo», obsesionado con su ahora ex esposa, y necesita ayuda siquiátrica fuera de la cárcel  se da a destiempo. ¿Por qué ella no hizo ese mismo reclamo público de «enfermedad mental» de su sobrino cuando él se pavoneaba como legislador todopoderoso y desfachatadamente proclamaba que tal o cual legislación no se aprobaría porque a él no le daba la gana?  ¿No era eso una señal de prepotencia y delirio de grandeza digna de tratamiento siquiátrico?  A ella tampoco le preocupó cuando él dijo que - como ha ocurrido - con el triunfo electoral de su partido se «darían un banquete» que incluiría dominar el Tribunal Supremo.  Ahí tampoco pidió ayuda para su sobrinito querido por su evidente megalomanía.  Incluso cuando Jorgito se fue a provocar de palabra y obra a los manifestantes contra Paseo Caribe, doña Marta no solicitó que le aplicaran la reclusión involuntaria dispuesta en el Código de Salud Mental.  Es ahora, cuando el viola reiteradamente la orden del tribunal para que no se acerque o intente tener contacto alguno con su ex esposa, que ella clama al cielo para que lo declaren loco...y no lo metan preso.

¡Qué linda!

domingo, 5 de diciembre de 2010

♪ Las voces de la patria ♪

Hay que ver con optimismo y regocijo la renovación de nuestra música campesina, a través de la participación entusiasta de niños y adolescentes en certámenes de trovadores.  A pesar de la aplastante influencia foránea, la música autóctona se sigue cultivando con amor patrio, y en épocas recientes se ha visto un resurgir, tanto en la parte instrumental como en la vocal, especialmente, en el difícil arte de la improvisación.  El talento natural de nuestros jóvenes se desarrolla y afina bajo la tutela de maestros y mentores que se ocupan de mantener viva la tradición.

En esta época navideña, en la que la música jíbara adquiere singular relieve, esto es algo digno de celebrar.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Una verdad inconveniente

Los americanos, que siempre le han restregado en la cara su libertad al resto del planeta, cada día la restringen más dentro y fuera de sus fronteras. Estados Unidos se ha pasado gran parte de su historia jactándose de ser la sociedad más democrática y libre que se haya conocido, en la cual hay un acceso sin precedentes a la información y todo está abierto a discusión, en claro contraste con los países totalitarios.

Pero, ahora resulta que no quieren que se sepa la verdad, toda la verdad, de sus fechorías diplomáticas y políticas, y piden la cabeza de Julian Assange y la censura de Wikileaks. Después de hablar pestes de Chávez, por alegadamente querer controlar los medios de comunicación venezolanos, llevan a cabo una persecución de este hombre, que lo único que ha hecho es difundir documentos oficiales de los americanos, cuya autenticidad y veracidad nadie ha cuestionado. Ante semejante atropello a la libertad de expresión, información y de prensa, los organismos internacionales - la SIP, por ejemplo, - tan prestos a echarle los caballos encima por todo a Fidel, Evo, Chávez y Ortega, no han dicho ni esta boca es mía, lo que confirma su doble vara, hipocresía y sumisión a los dictámenes del imperio norteamericano.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Falta de criterio profesional

Consterna la falta de rigor intelectual en círculos académicos, intelectuales y profesionales en nuestro país.  Hemos permitido, desde hace mucho tiempo, la entronización de la mediocridad.  La enseñanza, desde grados primarios hasta la educación continua, deja mucho que desear en cuanto a contenido, expresión y metodología.  Nadie exige y nadie se exige.  La docencia está en manos de personas que, en general, no están capacitadas para ello.  Algunos no saben lo suficiente de la materia que pretenden enseñar; muchos no saben comunicar lo que saben, pues no tienen las destrezas lingüísticas para ello, y un gran número carece de técnicas adecuadas para trasmitir su conocimiento.  Con cada generación, se empobrece el aprovechamiento académico puertorriqueño.

Acabo de regresar de un curso de educación jurídica continua en el que una conocida y experimentada colega se pasó cuatro horas leyéndole a los asistentes el texto de una presentación en power point que, además, teníamos en la carpeta que se nos entregó al llegar.  Con una expresión atropellada, desorganizada y trunca, sus comentarios añadieron muy poco a lo que estaba escrito.  Imagínese el lector lo que ocurre a niveles primarios, intermedios, superiores y universitarios...

jueves, 2 de diciembre de 2010

Actitudes justificativas

No nos rasguemos las vestiduras por los señalamientos de las autoridades federales sobre nuestra judicatura.  Puesto aparte mi rechazo a la jurisdicción de Estados Unidos en Puerto Rico, no es cosa de descontar automáticamente cualquier cosa que digan, independientemente de la mala leche con la que la digan.  Lo que debe importar es si tienen algo de razón en su denuncia.  Repetir que nuestra judicatura es impoluta y que nadie debe osar impugnarla es un error que nos lleva a la complicidad del silencio y a hacernos de la vista larga.

La historia judicial puertorriqueña ha tenido sus episodios negativos, no sólo por las proverbiales «manzanas podridas» sino por lo que se ha hecho con ellas.  El sistema judicial ha tolerado, a sabiendas, el desempeño impropio de algunos jueces, a quienes les ha permitido completar su término, renunciar o jubilarse, todo con el propósito de no dar a conocer públicamente la situación, para mantener la «mística» de excelencia y pulcritud.  No es meramente la corrupción como se entiende generalmente lo que es objetable, sino muchas otras formas de proceder.  Hay jueces que nunca fallan en contra del gobierno de turno.  Otros cuelgan la toga y al otro día entran a la política partidista.  Hay magistrados que tienen «duda razonable» que nadie más tendría o encuentran «causa probable» en las circunstancias más improbables imaginables.  La «apreciación de la prueba» es la salida fácil para justificar cualquier fallo; con decir que no le creyeron a un testigo y le creyeron a otro, queda todo arreglado.  Todas estas cosas se conocen en la cofradía judicial, pero en muy pocas ocasiones se actúa para ponerle coto.

«La verdad, aunque severa, es amiga verdadera.»

miércoles, 1 de diciembre de 2010

El gobierno y sus «perros»

Habrá que esperar a ver en qué para la anunciada tranformación de la Unidad de Operaciones Tácticas de la Policía de Puerto Rico.  La UOT, mejor conocida y mejor descrita como la Fuerza de Choque, ha sido el perro de presa por excelencia de la Policía, integrada por sus miembros más fuertes y rudos, al servicio del gobernante de turno, para romper cabezas - o algo peor - de estudiantes, obreros, pobres y hasta profesionales que osan manifestarse contra el gobierno o reclamar sus derechos en las calles.  Encandilados, física y mentalmente, por esteroides anabólicos y adoctrinamientos fascistas, tradicionalmente, los de la Fuerza de Choque han volcado toda la rabia institucional de sus jefes contra el pueblo.

Ojalá sea cierto el cambio hacia un ente más humano y menos violento, pero lo dudo porque los perros siempre responden a sus amos...

martes, 30 de noviembre de 2010

La fatalidad puertorriqueña

En un país tan desquiciado como éste, publicar que faltan tres asesinatos u homicidios para empatar la cifra del año pasado es casi una invitación a que hoy mismo se produzcan.  Como nos encantan la competencia y el establecer marcas, los delincuentes profesionales y los ocasionales se motivarán para elevar esa cifra fatídica a niveles nunca antes alcanzados.

Humor negro aparte, que en un país de la población del nuestro - 4 millones, más o menos - se registren consecuentemente alrededor de 900 asesinatos u homicidios todos los años es un desastre social.  La droga y otros problemas de salud mental han sumido a Puerto Rico en una crisis de violencia en que, tanto en la casa - en el ámbito doméstico - como en la calle,  se quita la vida con pasmosa crueldad y frecuencia, sin que haya remedio a la vista.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Las bragas de Hillary

Estados Unidos, mentiroso como él solo, nos quiere hacer creer que su preocupación por la publicación de la información en Wikileaks es por la «seguridad nacional», mantra con que pretende siempre encubrir toda su pocavergüenza dentro de sus fronteras y alrededor del mundo.  Lo cierto es que lo que le molesta es la revelación de la hipocresía con la que funciona en la escena internacional y el desprecio o menosprecio que siente por el resto del mundo.  Si alguien tenía dudas sobre el particular, ahora ya no las puede tener.


A nosotros en Puerto Rico, que «vivimos en las entrañas del monstruo, y lo conocemos», no nos pueden extrañar estas actitudes y proceder.  Estados Unidos no aprecia ni quiere a nadie fuera de sus fronteras, pues, para ellos, los demás somos inherentemente inferiores, aun la gente blanca de algunos de sus aliados europeos y otros países desarrollados.  Hillary Clinton y sus antecesores han quedado en paños menores ante el mundo, and it's not a pretty picture.

domingo, 28 de noviembre de 2010

El infierno de las ventas

Ya comienza el «lloriqueo» anual de los comerciantes, los hoteleros y otros dentro del sector privado, por las ventas o la insuficiencia de éstas.  Yo no le creería mucho a esta gente, pues nunca he conocido a un empresario que diga sentirse satisfecho con la forma en que va su negocio: siempre quieren más, y le parece poco lo que tienen.  Son quejosos profesionales, que reparten culpas pero nunca asumen las suyas por haber puesto un negocio abocado al fracaso, vender una mercancía de mala calidad, ofrecer un mal servicio y cobrar muy caro.

Cuando yo era menos viejo y más desfachatado, solía ir a las tiendas y, cuando me decían el precio de un artículo, preguntaba: «¿Y, esto, además de oro, que tiene?», broma que no siempre era entendida y nunca era bien apreciada.  Ya no lo hago porque todo tiene «oro»...

Un poco de modestia no nos vendría mal.

sábado, 27 de noviembre de 2010

La regla de la mejor prueba

Dicen bien quienes afirman que una foto vale por mil palabras. En estos días, unas fotos publicadas en un diario dan un mentís rotundo a lo que se supone que ilustran. La noticia de que el volumen de pasajeros en nuestro aeropuerto internacional en la semana que concluye hoy llegó a 185,000 estaba acompañada de dos fotos, una de las cuales mostraba - algo borrosamente - a dos o tres personas que caminaban por un largo y vacío pasillo del aeropuerto. La otra era de un señor sentado junto a otros asientos vacíos.

La otra noticia es la de unas parrandas navideñas ofrecidas por una tuna en el Tren Urbano. La foto demuestra que eran más los miembros del grupo musical que los pasajeros en el vagón. Mis lectores consecuentes saben que sostengo que el Tren es un fracaso y las ampliaciones en el aeropuerto un despilfarro.

La fotos me dan la razón.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Un viernes verdaderamente negro

El país se ha amanecido en las tiendas, comprando supuestas ofertas ventajosas en cuanta chuchería hay bajo el sol.  Manipulado por una incesante publicidad comercial, desde hace varios años se le ha convencido de acudir a las tiendas a partir de la medianoche del Día de Acción de Gracias.  El comercio ha impuesto las reglas del juego, el Estado ha reculado en su función de proteger a la fuerza laboral, y ha pasado a ser un himen complaciente de la avaricia y la grosería de los grandes intereses comerciales.  Claro es que se trata de una moda importada de Estados Unidos, que hemos adoptado con nombre y todo: Black Friday, y que las sucursales de esas empresas americanas han implantado en nuestro país.

Dondequiera que se haga, la práctica es lesiva a la dignidad de los clientes y los empleados, sometiéndolos a unas condiciones absurdas para comprar y vender una mercancía.  Porque, ¿qué sentido tiene decretar una rebaja en el precio de un artículo, si se compra de madrugada?  El gobierno, entregado a los grandes intereses, lo permite porque es una forma de «estimular la economía» o «ser más competitivos» y otras sandeces por el estilo, en nombre de las cuales se atropella a los empleados.

Resulta, cuando menos, irónico que precisamente se haga esto al final del día y al día siguiente en que se habla de dar gracias a Dios por los dones recibidos y se exaltan los valores espirituales.  El país está tan ciego que no ve esta contradicción.  Como tampoco ve tantas otras que lo denigran como pueblo.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Algo mejor

Me parece plausible la iniciativa de la Policía de, nuevamente, en estos días pre navideños regalar candados para armas de fuego a quienes presenten su licencia de posesión.  Han sido muchas las tragedias de niños que se matan o matan a otros, sin querer, con armas en las casas de familia.  Creo, sin embargo, que lo que procede es enmendar la Ley de Armas para requerir que, como parte de los deberes que conlleva tener un arma de fuego, toda persona que la posea le coloque un candado mientras no la esté usando y la tenga guardada. De esta manera, se evitarían muchas muertes accidentales y se fijarían responsabilidades penales por su inobservancia.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Una pavada

La noticia de que ha habido un incremento en la venta de pollo para la cena de Acción de Gracias, frente a una disminución del pavo, me alegra.  La realidad es que el pavo es algo más ajeno a nuestra cultura, algo importado de las costumbres americanas, y a pesar del mucho tiempo que llevamos copiando esa tradición de allá, en el fondo, no la sentimos nuestra.

El pollo, por otro lado, es algo más criollo.  En la gastronomía boricua, nada más típico que el arroz con pollo, desde tiempos remotos, y cosas como los chicharrones de pollo, en época más reciente.  De manera que ahora que la situación económica se ha tornado muy difícil, los puertorriqueños redescubrimos el pollo y dejamos a un lado el pavo importado y carísimo.

Ojalá continuemos dejando otras costumbres ajenas, y regresemos a nuestras raíces de pueblo caribeño y latinoamericano.

martes, 23 de noviembre de 2010

Cualquiera sale corriendo...

Se informa de la fuga de un reo que, estando en custodia mínima, prestaba servicios de conservación y ornato en los alrededores del Capitolio.  Aunque no se sabe que lo indujo a echar por la borda el privilegio que se había ganado por buen comportamiento, tengo mi teoría.  Cuando el hombre vio lo que ocurre en la mal llamada «Casa de las Leyes", salió despavorido.  Y no es para menos.  La Legislatura es cosa de espanto, y va de mal a peor. Los malos ejemplos son la orden del día, por lo que los legisladores están desprestigiados ante el pueblo.  Con contadas y honrosas excepciones, la Asamblea Legislativa es objeto de mofa y rechazo por parte del pueblo pensante.

Ni los delincuentes quieren estar cerca...

lunes, 22 de noviembre de 2010

"[Little] Ado About Nothing"

La vieja frase Politics makes strange bedfellows cobra vigencia con el anuncio del libro escrito por Kenneth McClintock y Roberto Prats acerca de la campaña primarista de Hillary Clinton en 2008 en Puerto Rico.  Pero, más que la política, es el coloniaje lo que lleva a esta particular mogolla entre personas de distintos bandos en la política partidista puertorriqueña, pues, en lo ideológico, Prats es casi tan «americano» como McClintock.

No se entienden los bombos y platillos con los que se anuncia este asunto, sino por la enajenación que produce el colonialismo.  Aquí de lo que se trata es de una «campañita» - francamente, para recoger fondos - de una aspirante a la postulación presidencial por un partido político de Estados Unidos, que ni antes ni después - ahora como Secretaria de Estado -  le ha dedicado un ratito a siquiera pensar en Puerto Rico.  Los autores, aspirantes a americanos, se congratulan de este servilismo ante los amos del Norte y, patéticamente, creen haber puesto una pica en Flandes por haber participado en esta farsa.

Así de absurda y lastimosa es la vida en una colonia.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Un Labrador convertido en "Farmer"

Dice Raúl Labrador: «Nunca he visto contradicción entre ser boricua y americano.»  El recién electo congresista por Idaho - que de sus 42 años lleva 29 en Estados Unidos - republicano y simpatizante confeso del Tea Party, evidentemente, es «boricua» de nombre nada más.  Quien diga una cosa como ésa tiene un concepto light de la nacionalidad, y cree que los intereses de Estados Unidos y los de Puerto Rico son perfectamente compatibles.  A pesar de lo que dice, resulta clarísimo que él se ve como «americano» primero y lo de «boricua» es más bien una reminiscencia folclórica.  De seguro, si surgiera un claro conflicto entre lo que quieren los americanos y lo que queremos los puertorriqueños, Labrador los apoyaría a ellos.

Hay gente como él, que no quieren ser sinceros y declararse americanos, por lo que recurren a este discursito de que se puede ser las dos cosas a la vez.  Francamente, no es así.  No se trata de nacionalismos extremos, sino de una realidad sencilla.  Sin que uno sea enemigo del vecino, en ciertas circunstancias, uno tiene que defender los derechos e intereses de su propia familia frente a los del vecino.  Esto es así en cualquier lugar y en cualquier época.

Hace muchos años, el maestro Pedro Albizu Campos nos enseñó: «Está sobre el tapete la suprema definición: yankis o puertorriqueños.»  No puede haber duda, dualidad ni vacilación al escoger lo que somos.

sábado, 20 de noviembre de 2010

«No hay peor cuña...»

La noticia no es nueva, pero es siempre indignante.  La Autoridad de Energía Eléctrica vuelve a denunciar públicamente que sus peores clientes - por morosos - son las agencias gubernamentales, las cuales le adeudan globalmente $341 millones.  Obviamente, los abonados particulares estamos «subsidiando» esa desfachatez.  Es increíble que el gobierno - que, después de todo, es uno solo - no tenga la capacidad o, mejor dicho, la voluntad de cobrar por la prestación de servicios públicos como la energía eléctrica o el agua, otro caso similar de deudas gubernamentales incobrables.  Pero, entran y salen administraciones, y la situación no se resuelve, constituyendo no sólo una carga económica onerosa para la salud fiscal de la empresa de servicio público, sino una burla gigantesca y reiterada a quienes pagamos las facturas mensualmente, so pena de que nos suspendan el servicio.

viernes, 19 de noviembre de 2010

¡[In]feliz Descubrimiento!

Hoy se cumple un año más de nuestro descubrimiento en 1493. He dicho antes que no comparto la moda, surgida principalmente en 1992, de denostar a Colón y su gesta, a pesar de reconocer y, por supuesto, condenar los excesos de la conquista y la colonización. Lo que importa señalar en este día de nuestro descubrimiento a los ojos de Occidente es que los puertorriqueños no nos hemos «descubierto» como seres capaces de hacernos cargo de nuestro destino. Para nosotros, la colonización se trocó en un coloniaje que amenaza con ser perpetuo. Cuando el resto de nuestros hermanos latinoamericanos celebran dos siglos de independencia y libertad, nosotros, bochornosamente, todavía debatimos la conveniencia de la soberanía. Así de desgraciados somos.

Hoy, 517 años después del Descubrimiento, no hemos descubierto nuestro valor como pueblo, y nos entretenemos lastimosamente con disimulos y eufemismos con los que pretendemos ocultar la indignidad que vivimos.

jueves, 18 de noviembre de 2010

«♪ De tierras lejanas...♪»

No estaba lejos de la verdad.  El pasado viernes, en este espacio, señalé que me parecía una ridiculez que el cantante puertorriqueño Víctor Manuelle apareciera con elementos alusivos a la nieve en la publicidad de su espéctáculo «Navidad en mi barrio».  Ahora veo su «justificación»: el barrio al que se refiere, aunque ubica en Isabela, se llama California.  Parece, pues, que el compatriota - como tantos otros - se ha desubicado, y cree que anda por tierras hollywoodenses...

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Aprendices de abusadores

Se recrudece la violencia nuestra de cada día.  A los asesinatos y homicidios que se registran todos los días, ahora hay que añadir la violencia escolar, concretamente la del abuso y acoso de unos estudiantes a otros.  El problema no es nuevo; siempre ha existido en todas partes.  Lo que es nuevo es su virulencia, - véase el reciente caso de la paliza a un niño de cuarto grado por compañeros - la edad cada vez más temprana a la que se produce y la desfachatez con la que se difunde por redes cibernéticas.

El deterioro social se manifiesta en todos los órdenes.  La degeneración es la orden del día.  El país se desintegra.

martes, 16 de noviembre de 2010

Necesitamos al «cartero de Neruda».

Mis lectores saben del malestar que me produce el Servicio Postal de Estados Unidos, no sólo porque es parte de esa presencia jurisdiccional de la metrópoli que rechazo, sino por el mal servicio que ofrecen.  Prueba al canto.  Hace un rato, estando mis hijos, mi esposa y yo en la casa y los dos vehículos en la entrada, a la vista de todos, pasó el cartero y, sin aviso de clase alguna, dejó en el buzón la notificación de que no pudo dejar una carta certificada con acuse de recibo.  ¡Por supuesto, si ni siquiera lo intentó, el bien vago y sinvergüenza!

Ahora me obliga a ir a la oficina de correos a hacer una fila descomunal, para una gestión innecesaria.  Espero con fruición el día en que, por obsolescencia, desaparezca el correo.  Mientras tanto, continúa registrando pérdidas billonarias, pues ya no puede competir con el correo electrónico y los servicios privados.

¡Me alegro!

lunes, 15 de noviembre de 2010

Una tarde en el MAP

Ayer, participé de la reapertura del Museo de Arte de Ponce, presentando mi libro De Amsterdam a Viena: Impresiones de un viajero, a invitación de la Biblioteca del Museo.  La actividad general fue muy concurrida, y un grupo de los asistentes se interesó por mi participación; entre ellos, dos hijos de la escritora Rosario Ferré, hija del fundador del Museo.  Luego de leer el texto que preparé para la ocasión - orientado al tema del arte y los museos, según surge del libro - y un capítulo breve, como muestra de su contenido, surgió una conversación amena e informal entre el público y yo sobre el tema general de los viajes y las experiencias que se tienen en ellos.

Fue una tarde muy grata, pues recibí la satisfacción de compartir directamente con un público lector entusiasmado con mi libro y mi pasión por viajar.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Con mami y papi

Me parece esencial que se reconozca la diversidad en las relaciones humanas y se respeten los arreglos a los cuales buenamente se pueda llegar para resolver un problema.  La custodia compartida debe ser una opción para padres separados o divorciados, pues ello facilitará la crianza de los hijos menores, quienes no tendrán que prescindir, al grado en que lo hacen en la custodia exclusiva, de la presencia activa de ninguno de sus progenitores.  Como todo, el éxito de este arreglo dependerá de la buena voluntad de ambas partes, al observar escrupulosamente este régimen para la crianza de sus hijos menores de edad.  Por supuesto, habrá casos en lo que, por distintos factores, este arreglo no funcione, pero ello no debe ser óbice para que esté disponible para las parejas que puedan funcionar dentro de ese marco.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Quiebra en «Grande»

Es lamentable que la cadena de supermercados Grande haya tenido que declararse en quiebra.  Se trata de una empresa puertorriqueña en un sector dominado por las extranjeras, que ahora desaparece.  Me parece que Grande se tornó demasiado grande, probablemente por esa ambición desmedida que es santo y seña del capitalismo.  Quizá si se hubieran conformado con un número menor de tiendas, hubieran podido sobrevivir, pero el peso de 31 resultó aplastante en una economía tan frágil como la nuestra y la del resto del planeta.  La tentación de crear emporios es entendible, dentro de la lógica del capitalismo, pero hay que resistirse a ella, pues, pasado cierto punto, lleva al descalabro económico.

Quizá el empresario deba pensar abrir un negocio llamado Mediano...

viernes, 12 de noviembre de 2010

Barrio ajeno

Se acerca la Navidad, y con ella, las muestras lastimosas de nuestra falta de conciencia nacional.  En estos días se anuncia un espectáculo musical de Víctor Manuelle titulado «Navidades en mi barrio».  Pues, a menos que se trate de «El Barrio», sector neoyorquino «cundío» de puertorriqueños, no entiendo la foto del cantante sosteniendo uno de esos globos de cristal que, al ser agitados, simulan una nevada.  Ésa es la misma confusión vital que ha llevado a muchos a pensar que el merengue es música nuestra.

En fin, el desconocimiento y la infravaloración de lo nuestro lleva a ridiculeces de esta clase.

jueves, 11 de noviembre de 2010

«El puertorriqueño dócil»

La noticia de que el Gobierno de Estados Unidos va a comprar 240 cuerdas de terreno para construir otro cementerio militar en Puerto Rico pone de manifiesto el gran número de compatriotas nuestros que han servido de carne de cañón a los afanes imperialistas de ese país. Muchos han muerto y otros han vivido mutilados de cuerpo y mente, por haber sido tontos útiles del guerrerismo americano. El coloniaje convence a muchos de que tienen un deuda de gratitud con la metrópoli, que sólo se paga con sangre. Así que se alistan en sus fuerzas armadas y van como reses al matadero. Otros van en busca de unos beneficios y una pensión, para no trabajar en lo que les queda de vida. Y, por supuesto, hay un grupo de enajenados que se cree toda la propaganda belicista y se valida como «americano» siendo soldado de ese ejército.

De manera que seguiremos con la «siembra» de muertos, ahora en Morovis, en este país tan inconsciente de su propia realidad de pueblo subyugado, aceptando con singular fatalismo todas esas muertes innecesarias.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Contador que supo contar

Luce como un cierto «fracaso de la justicia» el desenlace judicial del caso de contador de la Empresa Ramallo, que, luego de malversar $1 millón, se le condena a una sentencia suspendida y sólo $90,000 en restitución. Buena parte de la razón es que mucha de esa actividad delictiva había prescrito, pues, todo parece indicar que no fue descubierta a tiempo, dada la confianza en el empleado por sus 26 años en la empresa y la oportunidad que su cargo le daba de ocultar sus fechorías.

Lo que sí llama la atención es que, a pesar de una reconocida desfachatez del acusado ante su crimen, el informe pre sentencia haya sido positivo. La falta de arrepentimiento debió pesar grandemente en la recomendación del oficial probatorio y, en última instancia, del tribunal sentenciador, el cual pudo haber descartado un informe de esta naturaleza.

Así las cosas, este caso alienta la falta de honradez en circunstancias similares, pues se trata de «un buen negocio».

lunes, 8 de noviembre de 2010

MUSarañas

El Movimiento Unidad Soberanista (MUS) se ha lanzado - más o menos - al ruedo político electoral. Digo que más o menos porque sus señas de identidad parecen ser la ambigüedad y la indefinición. De entrada, insisten en llamarse «movimiento» y no partido, como si el nombre hiciera la cosa. Lo cierto es que cualquier «cosa» que tenga un programa político y postule candidatos para puestos electivos es un partido. Pretender hacer distinciones bizantinas en esto demuestra un doblejuego conceptual que no le hace bien a estos nuevos salvadores de la patria.

Ese mismo doblejuego se manifiesta en la carpa de la «soberanía» bajo la cual pretenden aglutinar a un «reguerete de gente» que incluye a realengos y resentidos profesionales, muchos de los cuales han renegado de la independencia por cuestiones personales. Como si apoyar la liberación nacional debiera depender de la simpatía o cualquier otra cualidad menor de un dirigente político. Quienes en el pasado han tachado de arrogancia o caudillismo a la dirigencia del independentismo organizado electoralmente debieran examinar si los procesos internos del MUS son tan democráticos, pulcros y transparentes como ellos exigen. Quienes una vez exigieron la independencia sin tapujos, hoy favorecen componendas con la metrópoli, disimulos y eufemismos ideológicos. ¡Pobres diablos!

domingo, 7 de noviembre de 2010

Café «puya»

Es penosa la situación del café en Puerto Rico.  La que una vez fue una industria floreciente, hace mucho está de capa caída, pues la falta de braceros provoca que se pierda la mitad de la cosecha.  Un café de gran calidad, muy apreciado en el extranjero, se queda sin recoger por indolencia y por la indiferencia de una gente que prefiere lo foráneo.  Cierto es que hay dificultades para un mayor aprovechamiento del producto, pero la mayor de ellas es la falta de voluntad que emana de la poca identificación con lo nuestro.

La enajenación que produce el coloniaje nos distancia de las cosas propias.  Nos sentimos «arrimaos» en nuestra tierra, de la que cada día somos menos dueños.  La actividad económica genuinamente puertorriqueña se achica, ante el paso arrollador del capital extranjero.  Con ello se imponen gustos y modas de otras partes, entre ellas, la del café descafeinado hecho con granos de otros lares.  Nos hemos convertido en un pueblo de consumidores, dejando que sean otros los productores.

El rescate del café sería un buen paso hacia el rescate de la nacionalidad.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Lo verde y «los verdes»

Ha venido Al Gore a decirnos en inglés lo que muchos otros aquí llevan mucho tiempo diciendo en español.  La Asociación de Industriales, cenáculo de asimilistas adinerados, que no le hacen caso a lo que ambientalistas puertorriqueños han reclamado tradicionalmente, es decir, que es posible e imperativo que la actividad económica sea congruente con el respeto a la naturaleza, traen al americano a «descubrir el Caribe en el siglo XXI».  De pronto, toda esa gente que consuetudinariamente caga el ambiente en pos de una mayor rentabilidad a corto plazo, quedan «iluminados» con el mensaje de Gore y parecen convertidos por el evangelio de «lo verde».

Ojalá sea así, pero, para esta gente, «los verdes» siempre contarán más que «lo verde».  Me temo que esto no pasa de ser un ejercicio de relaciones públicas para mostrar la «responsabilidad social corporativa» y el «compromiso con la economía sostenible», etiquetas con las que los ricos cubren su verdadero proceder avaro y egoísta.  Ya veremos que todo seguirá business as usual.

viernes, 5 de noviembre de 2010

«Sarna con [dis]gusto...»

Lo de que haya sarna humana en el Albergue de Víctimas y Testigos - no es la primera vez - es algo así como un «castigo cruel e inusitado» para gente que está allí involuntariamente y para colaborar con la administración de la justicia penal.  Según se informa, la falta de aseo allí es endémica, lo cual propicia el contagio con ésta y otras enfermedades.  El Albergue fue una buena y necesaria iniciativa hace 20 años, pero siempre ha estado plagado de dificultades y falta de atención por parte del Departamento de Justicia, quizá porque se le ve como algo de importancia secundaria en el esquema funcional del Ministerio Público.  En cierto momento hubo hasta denuncias de conducta impropia de índole sexual en el Albergue.

En nuestro sistema, es frecuente que se establezcan programas o proyectos meritorios, pero muchas veces no hay un verdadero convencimiento de ello ni, por consiguiente, el compromiso de mantenerlos adecuadamente.  Ocurre que se montan estos tinglados para cumplir con alguna legislación o reglamentación del Gobierno de Estados Unidos o copiado de esa jurisdicción, y como todo lo que se hace «para cumplir con el expediente», cae víctima de la desidia y el desinterés.

jueves, 4 de noviembre de 2010

«Ni tan poco ni tanto»

La Secretaria del Departamento de la Familia estima entre 10,000 y 14,000 mensuales las llamadas para denunciar algún abuso o maltrato infantil. El número supone que se producen entre 333 y 466 llamadas diarias, algo que resulta, francamente, inverosímil en una población del tamaño de la nuestra. De hecho, se calcula que hasta un 45% de esas denuncias son infundadas. Aun así, se trata de un número alto.

Este asunto presenta dos cuestiones importantes. La primera es que el volumen de trabajo es inmanejable para el número de empleados profesionales que tienen que atenderlo, pues se trata de problemas complejos que no se pueden despachar livianamente y en poco tiempo. La segunda es que parece haber cierto grado de histeria en nuestra sociedad, que lleva a que se denuncie como maltrato sucesos que no lo son, abultando con ello las estadísticas al respecto. Legítimamente preocupados por el grave problema, reaccionamos exageradamente. No hay duda de que hay causa para estar vigilantes sobre el maltrato a los menores, pero esas cifras no pueden ser reales.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

«Yo» no

Aunque me parece bien que Ricky Martin haya asumido su identidad sexual públicamente, creo que es lamentable que le haya dado una prominencia que eso no tiene ni debería tener. Aceptada su homosexualidad, el asunto debió quedar ahí, en el ámbito de su más estricta intimidad, y no para ser el tema central de su autobiografía y sus comparecencias públicas de estos días, matizadas de un morbo y un sensacionalismo que es contradictorio con sus gestiones filantrópicas y de otra índole. La sexualidad de cada cual no debe ser tema de conversación universal, pues la banaliza, convirtiéndola en elemento de chismorreo. El hecho de que por tanto tiempo él negara lo que cada día se hacía más evidente para todo el mundo no quiere decir que ahora nos tiene que contar su vida sexual con todos los detalles. Igual de mal estaría si fuera heterosexual.

Martin es un artista, y en lo que se refiere al público, sobre su carrera es que debe hablar, amén de las causas en que genuinamente pueda creer. No quisiera pensar que este asunto sea una forma de volver a la atención del público, en un momento en que ya su carrera había caído en un bache. Sería penoso que esto fuera un golpe de efecto para revivir su carrera. Eso sí sería caer en el peor de los baches.

martes, 2 de noviembre de 2010

«[Consumidor] que se duerme...»

El Departamento de Asuntos del Consumidor advierte de la práctica de ciertas empacadoras de mariscos congelados de añadir hielo o inyectar una solución para aumentarles el peso y así cobrar más por menos. Ahora se entiende por qué el sector privado «se rasga las vestiduras» ante los controles gubernamentales: quiere poder hacer éstas y otras trampas impunemente. La falta de honradez es consustancial al comercio; quien lo dude, busque los ordenamientos jurídicos de la antigüedad, y verá la reglamentación sobre pesos y medidas y la adulteración de los alimentos. Los comerciantes nunca se conforman con ganarse el dinero legítimamente; invariablemente, buscan sacar ventaja indebida de clientes y consumidores. Por eso es que tienen que haber leyes, normas y reglamentos que controlen esa relación y castiguen las prácticas fraudulentas e injustas.

lunes, 1 de noviembre de 2010

«¡Médico, cúrate a ti mismo!»

La muerte del joven estudiante del Recinto de Ciencias Médicas demuestra que él no supo aplicar sus conocimientos a su propia vida.  Evidentemente, desoyó el reclamo de descanso que su cuerpo le hacía y los consejos de quienes le rodeaban, especialmente su madre y su novia.  Nadie debe estar en una biblioteca en la madrugada.  Que haya ingerido una bebida «energizante», para mantenerse despierto y alerta, es el agravante de la que ya era una mala decisión.

La competencia por obtener buenas calificaciones o mantenerse dentro de un programa de estudios lleva a ciertos individuos a adoptar prácticas exageradas.  Me parece que el criterio debe ser que, si uno necesita hacer cosas así, entonces, no se tiene la capacidad para proseguir esos estudios.  Lo que no se consiga dentro de un marco razonable y requiera sacrificios absurdos no es un aprovechamiento académico legítimo.  Hay algo anormal y artificial en el conocimiento obtenido de esta manera.  ¿De qué vale una calificación de sobresaliente, si hay que «matarse» para obtenerla?

domingo, 31 de octubre de 2010

Más boquetes que bombas

Ahora que en estos días se habla tanto de los explosivos que se dice fueron encontrados en dos aviones rumbo a Estados Unidos - y con ello la alarma general - muy poco se ha dicho de algo tan malo o peor para la seguridad de los aviones.  Hace poco, un vuelo doméstico de American Airlines, luego de media hora en el aire y a 30,000 pies de altura, tuvo que regresar al aeropuerto, cuando se le produjo un hueco de dos pies por un pie en el fuselaje, y el cambio de presión dentro activó las mascarillas de oxígeno.  Los expertos opinan que ese hueco se produjo a partir de una fisura existente previa al vuelo.  Se sabe además que otros dos vuelos recientes han tenido percances similares.  Evidentemente, se trata de aviones que ya no estaban en condiciones de continuar volando y que no fueron revisados minuciosamente o el afán de lucro pudo más que las consideraciones de seguridad.

Por mi parte, le tengo más miedo al «terrorismo» capitalista que a todos los demás juntos.

sábado, 30 de octubre de 2010

Una lección de economía básica

Se registra un mínimo crecimiento en el gasto del consumidor puertorriqueño, pero ello podría deberse al aumento en los precios.  En otras palabras, no es que compremos más, sino que compramos más caro.  No hay duda de que en una economía de mercado  la demanda por bienes y servicios es fundamental, mas en la nuestra, aquejada de un gran desempleo y sub empleo, esa demanda se contrae significativamente, pues no se cuenta con el ingreso para sostenerla.  Aun el crédito, como factor que permite la adquisición de bienes y servicios, tiene como límite la capacidad de pago.  El aumento en las quiebras personales refleja el abuso del crédito en esta sociedad enfermizamente endeudada.

La economía sólo se activará con la creación de empleos permanentes y razonablemente remunerados, que le permitan a la gente gastar con la confianza de que cuentan con la capacidad de pago.  Un gobierno que, para conjurar su déficit, deja cesantes a miles de padres de familia y un sector privado que, para maximizar sus ganancias, opera con un mínimo de empleados nos mantienen sumidos en la crisis actual y proyectada por el futuro previsible.

viernes, 29 de octubre de 2010

Los «lodos» de hoy

Hace cerca de 20 años, en Puerto Rico se comenzó a propagar la idea de que el gobierno - con sus leyes, reglamentos y normas -  era un obstáculo para el progreso económico, y que era necesario que se convirtiera en un «facilitador» de la gestión privada, verdadero motor de ese progreso.  El gobierno de turno acogió ese discurso, y entonces comenzó el desmantelamiento de la función reguladora del Estado, mediante la derogación de leyes y reglamentos a granel o su considerable debilitamiento.  Elemento central en este disloque fue el asunto de los permisos de construcción, de ubicación y de uso.  Con la prédica machacona de que los trámites de estos permisos eran muy largos y costosos, se llegó a proponer un sistema que los concediera en 24 horas.  Sin llegar a ese absurdo, lo que disparatadamente se llama «permisología» en nuestro país no es otra cosa que un «himen complaciente» de comerciantes y desarrolladores.  Permiso solicitado, permiso concedido.

Todo esto viene a cuento por la denuncia de varios ciudadanos a quienes se les han instalado o se les pretenden instalar torres de telecomunicaciones a distancias muy imprudentes de sus residencias.  El gobierno, emasculado en su función fiscalizadora y protectora del bien común, se muestra incapaz de ponerle coto a esta práctica abusiva de esas empresas.  En buena medida, lo que hay es una complicidad por inacción.  El sector privado, que se sabe privilegiado y protegido por un gobierno que le es afecto en demasía, desfachatadamente, realiza las instalaciones donde le viene en ganas, incluso a 67 pies de una vivienda.

Éstas son las consecuencias directas de «facilitarle» la vida al sector privado.

jueves, 28 de octubre de 2010

El mejor interés puertorriqueño

He dicho antes que las decisiones importantes en la vida puertorriqueña no deben hacerse, principalmente, a base de si con ello se reciben más o menos fondos del gobierno de Estados Unidos.  Una vez más, se le plantea al país el asunto de aumentar la edad mínima para el consumo de alcohol, de 18 a 21 años, para que seamos elegibles para recibir millones de dólares que se puedan usar en el mejoramiento de nuestras carreteras.

Me parece, cuando menos, feo que discutamos este asunto en estos términos.  El criterio rector debe ser si es lo mejor para nuestra sociedad, independientemente de la cuestión de los fondos federales.  Más de 500 años de coloniaje nos ha hecho tan dependientes, que todo lo vemos a través de ese prisma.  Creamos o no creamos en las bondades de este cambio, es el asunto económico lo que prima en el debate público.  Incluso, se habla de fondos que se «pierden», a manera de reproche por una descuidada gestión administrativa, en vez de señalarse que no siempre es conveniente acogerse a esos fondos, habida cuenta de que, a veces, están predicados en una agenda ajena basada en una realidad distinta.

miércoles, 27 de octubre de 2010

¿«Protección y Seguridad»?

La Policía de Puerto Rico no pega una.  Además del comportamiento abusivo con los manifestantes pacíficos y las muertes violentas de ciudadanos a sus manos que se han producido últimamente, ahora hay que añadirle el robo de un centenar de armas de su polígono de tiro.  Más allá del robo - que, por supuesto, viene a incrementar el arsenal de los delincuentes boricuas - lo verdaderamente escandaloso es la falta de seguridad en el local donde se guardaban esas armas.  Tras de ser un lugar apartado y oscuro - cosa que facilita el crimen - sólo dos guardias lo custodiaban y no había cámaras de seguridad.  ¡Hombre, lo único que faltaba era que pusieran un anuncio en el periódico dirigido a los ladrones!

Si no fuera porque, evidentemente, el superintendente Figueroa Sancha es «intocable», es como para que lo destituyan inmediatamente...o lo manden de plantón a Isla de Cabras.  Tanto sacar pecho como ex agente del FBI, y ahí tienen esa negligencia monumental.

martes, 26 de octubre de 2010

Entierros en venta especial

No hay duda de que la crisis económica ha golpeado a todos los sectores.  En el caso de los cementerios, adicionalmente, la cremación les ha hecho un «hoyo».  La mejor prueba es este anuncio a página completa, que comienza diciendo: «El cementerio más cerca de usted, ahora a su alcance con esta tremenda oferta», y procede a detallar el plan de pagos - nunca estuvo mejor empleado el concepto de lay away - y demás ventajas.


El hecho de que un cementerio recurra a una propaganda burdamente comercial demuestra el grado de desesperación, ante un bottom line que amenaza con estar seis pies bajo tierra.  Un anuncio así, tan poco «fúnebre» o asociado con la solemnidad de «la última morada», nos da la medida justa de hasta dónde ha llegado la comercialización de la vida y, en este caso, la muerte en nuestra sociedad.


¿Qué será lo próximo?  ¿Descuentos por el peso de los cadáveres? 

lunes, 25 de octubre de 2010

¿Quién mató a Georgina Ortiz?

Sigue pasando el tiempo, y el homicidio o asesinato de doña Ginny Ortiz continúa envuelto en un denso velo de misterio.  Más de dos meses después, nada se dice siquiera de cómo anda la investigación.  Lo que en principio pareció un caso sencillo, parece haberse complicado de forma extraordinaria.  De las tres versiones que se alega que dio la empleada doméstica no se han ofrecido detalles.  Nada se ha dicho de lo que reveló la autopsia.  No sabemos la hora aproximada de la muerte.  Tampoco se habla de la presencia allí del entrenador personal de la occisa ese día.  No se sabe qué pasó con los hombres que trabajaban en la azotea del edificio, investigados a instancias de la empleada doméstica.  En fin, hay un sorprendente hermetismo oficial acerca de este caso, que contrasta marcadamente con la información que normalmente se brinda en circunstancias parecidas.

¿Por qué?

domingo, 24 de octubre de 2010

«Los ricos también lloran.»

Veremos si se convierte en ley el proyecto para imponer una contribución especial de 4% a las corporaciones foráneas, que se calcula generaría unos $1,000 millones.  La idea la planteó originalmente el Dr. Edwin Irizarry Mora, del Partido Independentista Puertorriqueño, en su campaña de 2008 para la gobernación, cosa que no se menciona, para evitar reconocerle méritos a un adversario político.

Por una razón similar, el Partido Popular se opone tenazmente, asumiendo la defensa de los grandes intereses económicos o los «colmillús» de antaño, cuando el PPD era el partido de los pobres y los trabajadores.  Ahora, renegando de ese pasado, pone objeciones procesales a algo que no se atrevió a hacer cuando estuvo en el poder.

La Asociación de Industriales, que se opone a todo lo que no sea dejar desprovistos a los trabajadores de sus derechos más elementales, ha puesto el grito en el cielo, augurando el apocalipsis económico.  Estaremos pendientes de la ola de empresas extranjeras que se retirarán de Puerto Rico y los suicidios en masa de sus ejecutivos aquí, ante la ruina económica que causará el pago de ese 4%.

sábado, 23 de octubre de 2010

¿Deportista yo?

Evidentemente, nuestra Asamblea Legislativa no tiene gran cosa que hacer.  Ahora le ha dado por declarar el juego de dominó como un deporte, diz que siguiendo los precedentes de Venezuela y República Dominicana.  Pues, allá ellos, pero este juego de mesa no es un deporte, pues no supone el entrenamiento, las destrezas físicas y el ordenamiento formal que la actividad deportiva encierra.  Si el dominó fuera un deporte, también lo serían otros juegos de mesa, y no creo que los jugadores de Monopolio reclamen ser deportistas.  Francamente, cualquiera que pueda contar el número de huequitos en las fichas, puede jugar dominó.  Lo sé porque es lo que hago, y a veces, mi pareja y yo hemos derrotado a jugadores experimentados, pues mi falta de estrategia los confunde.

viernes, 22 de octubre de 2010

Reciclaje funerario

Se ha levantado la preocupación por una alegada práctica de reusar los ataúdes, amén del robo de tumbas y otros delitos de épocas pretéritas y cintas de Boris Karloff.  A mí, francamente, no me parece mal el reciclaje de ataúdes, habida cuenta de la situación económica de todo el mundo y la necesidad imperiosa de conservar el ambiente y los recursos de todo tipo.

Porque, bien visto, ¿cuál puede ser la objeción a  que se use el mismo féretro para más de un muerto? ¿Que se contagie o se enferme el segundo cadáver?  Aquí no se trata de usar la misma jeringuilla para inyectar a más de una persona o la misma toallita para asear a más de un enfermo.  A los que van en ataúd ya les da lo mismo una cosa que otra.

Aprendamos de ellos.

jueves, 21 de octubre de 2010

«Al buen [emprendedor]...»

He dicho antes que el afán por el llamado «empresarismo» como la solución a todos los males económicos es un espejismo creado por el gobierno - pues ello lo releva de tener que buscar soluciones - y una clase de «motivadores» que predica el evangelio del esfuerzo propio con fervor bíblico.  Según esta gente, la solución está en que todos seamos dueños de un negocio de bienes o servicios.  Por eso abundan las conferencias, los cursos y los seminarios para orientar a la gente acerca de cómo montar un negocio exitoso.

Mientras tanto, aumentan el número de quiebras comerciales y personales, los locales vacíos en centro comerciales y edificios de oficinas y el desempleo.

¿Será que toda esa gente no ha ido a los dichosos seminarios de empresarismo?

miércoles, 20 de octubre de 2010

Perdones imperdonables

Francamente, no puedo entender estos «perdones instantáneos» que se han puesto de moda en nuestro medio, cada vez que matan a alguien.  Me parece imposible que un familiar cercano pueda ser tan magnánimo tan rápidamente como para perdonar el asesinato o el homicidio negligente de un ser querido.  En ocasiones, no han enterrado al occiso, y ya se anuncia el perdón del victimario.  Los sentimientos auténticos toman tiempo en formarse, pues son fruto de un proceso de maduración y reflexión.  Me aventuro a decir que estas expresiones tan tempranas son una pose de buen corazón o de fe religiosa, que termina infravalorando a la persona muerta.  Es como si la víctima valiera tan poco que su muerte no significara gran cosa, y se pudiera perdonar como un pisotón accidental.

martes, 19 de octubre de 2010

Los sabelotodo

Se discute la crisis del sistema de retiro de los empleados gubernamentales - que se viene cocinando hace tiempo - a la luz de un informe de unos expertos americanos que vinieron a ver el desbarajuste.  La conclusión fundamental parece ser que los altos ejecutivos financieros en el Gobierno de Puerto Rico de años recientes fueron poco «prudentes» al tomar medidas que redundaron en el empeoramiento de una mala situación.

Al margen de quiénes tengan la culpa y hasta qué punto, resulta significativo que a esas personas se les nombró a puestos de gran responsabilidad basados en que son individuos muy bien preparados académicamente - invariablemente han estudiado en prestigiosas universidades de Estados Unidos - y tienen una gran y exitosa experiencia en el mundo de las finanzas e inversiones; en fin, son un fenómeno.

Entonces, hunden al país, pero nadie asume la culpa o dan unas explicaciones que no son congruentes con su supuesto peritaje.  Sabían muchísimo mientras las cosas iban bien; al ir mal, saben tanto como cualquier hijo de vecino ante los imponderables y la incertidumbre.  ¡Hombre, así cualquiera!

lunes, 18 de octubre de 2010

La ley del revólver

Continúan muriendo ciudadanos a manos de policías o, como en el caso más reciente, un ex policía.  Parece haber una actitud trigger-happy, como dicen los americanos, en los miembros de la uniformada, pues, a la menor provocación, le disparan a la gente.  Cierto es que, a veces, los ciudadanos asumen actitudes de confrontación, imprudencia o temeridad, y ello propicia la respuesta violenta.

La noticia de que aumentan las solicitudes para poseer y portar armas de fuego - amén de las que circulan ilegalmente -  es preocupante, ya que es de esperar que se produzcan más encontronazos fatales en nuestra población.  Cualquier discusión acalorada o interpretación equivocada de unos hechos que se presumen delictivos u ofensivos degenerará en un hecho de sangre, si ocurre entre individuos armados.

domingo, 17 de octubre de 2010

Trazos libres

Fiel a su tradición de ser el espacio o foro más libre de Puerto Rico, el Colegio de Abogados acogerá durante un mes la exhibición completa de las caricaturas parcialmente censuradas por el Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones. En sus 170 años, el Colegio ha sido atalaya de la crítica y la disidencia en el país, con voz propia y ajena, prestando sus instalaciones para que grupos disímiles lleven a cabo actividades de divulgación de sus respectivas agendas, independientemente de que concuerden o discrepen de la posición institucional del Colegio.

Será interesante ver las caricaturas de los legisladores, algunos de los cuales figuraron prominentemente en la eliminación de la colegiación obligatoria de los abogados, así como en la aprobación de otras medidas para destruir al Colegio, con lo cual se convirtieron en «caricaturas de legisladores».

sábado, 16 de octubre de 2010

¡Qué sucios!

Como era de esperarse, luego de la desacertada decisión de cesantear cientos de conserjes de las escuelas públicas, el gobierno ha tenido que dar marcha atrás, y ahora anuncia que restituirá en sus puestos a unos 200 de ellos.  Era eso o que el sucio «se comiera» los ya maltratados planteles, incluso en medio de una epidemia de dengue que sigue cobrando vidas.  Por esa forma absurda de querer cuadrar el presupuesto y reducir el gasto gubernamental, se hicieron muchos disparates como éste.

Pero, no hay felicidad completa.  En este proceso de reinstalación - que uno supone no tendría nada de complicado - participó un «contratista» que cobró $80,000 por cuatro meses, por un trabajo que nadie sabe en que consistió.  Un ejemplo más de cómo este gobierno despilfarra el dinero del pueblo y enriquece a sus acólitos del sector privado, mientras le niega empleo y beneficios a la clase trabajadora.

viernes, 15 de octubre de 2010

«Fosamás»

Sigue el desprestigio farmacéutico.  En un caso clásico de que el remedio es peor que la enfermedad, ahora le ha tocado a Fosamax, medicamento contra la osteoporosis, que resulta ser contraproducente, pues endurece tanto los huesos, que se parten solos y de manera «catastrófica».  Mi madre lo tomó durante algún tiempo, aunque no recuerdo que llegara a consumirlo durante los cinco años que se alega es el umbral del periodo peligroso.

De todas maneras, se trata de algo muy grave, pues el medicamento ha sido recetado con mucha frecuencia durante mucho tiempo.  Realmente, la industria farmacéutica tiene muy poca credibilidad.  Sus productos son defectuosos, y no es hasta algún tiempo después de estar en el mercado que se descubren los daños que causan, algunos de ellos muy serios.  Hay que concluir que el afán de lucro lleva a mercadear medicamentos que no son aptos para el consumo humano, y que, contrario a la propaganda oficial, el filtro gubernamental de protección al consumidor no funciona bien.

jueves, 14 de octubre de 2010

«Pagar el pato»

Nunca pensé que yo podría estar de acuerdo en algo con Melinda Romero - no, no en querer eliminar las peleas de gallos - sino en ponerle un impuesto a los dueños de animales, incluidos los domésticos, y llevar un registro de esa titularidad, de manera que se puedan fijar responsabilidades por abandonos o maltratos.  En lo que discrepo de la legisladora es en la cuantía: $20.00 es muy poco.  Yo lo pondría en $100.00, pues algún «castigo» merecen quienes nos atormentan con esos estorbos públicos o privados vestidos de perros que ladran sin cesar a las horas más inoportunas.

Eso porque el «paredón» no está disponible...

miércoles, 13 de octubre de 2010

Las voces del desierto de Atacama

Dicen que la fe mueve montañas; en el caso de los mineros chilenos, movió la tierra.  Quizá deba decirse que los chilenos movieron cielo y tierra para rescatar a sus compatriotas.  Con la ayuda de la tecnología y el conocimiento propio y ajeno, han hecho lo que parecía imposible.  La fe de los mineros en Dios, en ellos mismos y en sus semejantes los mantuvo vivos y sanos física y mentalmente.  Nunca perdieron su apego a la vida, ni aun en las desoladoras circunstancias que por tanto tiempo tuvieron que soportar.

He ahí el mayor y mejor ejemplo para todos nosotros.

martes, 12 de octubre de 2010

¡Cómprenle unos "GPS"!

Cuando yo era niño, parte de la mitología boricua - según la cual todo lo americano es excelente -  era que los empleados del correo eran un fenómeno; que para serlo había que aprobar unos exámenes dificilísimos; en fin, que eran seres superiores que se ganaban con creces sus jugosos salarios.  Como siempre he sido un descreído, yo ponía en duda todo eso, pues me parecía que eso de entregar correspondencia no era ciencia infusa.

Pues, a juzgar por lo que se informa hoy, o la calidad de los empleados postales ha desmerecido mucho o para ser cartero hay que tener un doctorado en geografía.  Sucede que los carteros no encuentan las direcciones, y por ello se pierden como $7 millones.  Entra a escena McClintock, nuestro Secretario de Estado, siempre presto a que todo lo federal funcione como un reloj suizo, y anuncia un grupo de trabajo para que toda nuestra geografía urbana tenga nombres y números que los carteros puedan entender.

Veremos qué sale de este embeleco...

lunes, 11 de octubre de 2010

La otra ala

Cuba, sociedad de vanguardia en muchas cosas, ha dado un paso digno de ser imitado en otros países de América Latina.  Al disponer que la guayabera sea la prenda de vestir oficial del gobierno, no sólo le ha hecho un reconocimiento a un elemento de su cultura, sino que ha actuado con una gran sensatez, atendiendo la realidad climática del Caribe.  Ya Filipinas había hecho algo similar desde hace mucho tiempo.

Acá en Puerto Rico, en nuestro afán de vivir, primero como españoles, y ahora como norteamericanos, andamos trajeados y encorbatados todo el día en el gobierno y en la empresa privada, a despecho del calor infernal que padecemos casi todo el año.

A ver si, aunque sea esto, copiamos de los cubanos.

domingo, 10 de octubre de 2010

El cielo está en su lugar.

Sin querer menospreciar la importancia y la magnitud de la corrupción policiaca en Puerto Rico, según surge de la reciente redada, me parece que tampoco debemos exagerar y decir que el país está «resquebrajado» o que somos un «narcoestado», como algunos medios de comunicación han sugerido.  Nuestro país tiene problemas graves - como casi todos los demás - pero la vida discurre con una normalidad razonable.  La retórica de la desesperanza y el miedo, de la hipérbole publicitaria, no se justifica ni debe fomentarse.  El destaque excesivo de este asunto tiende a darle una proporción extraordinaria, que crea la impresión de que el problema es aun mayor y que el país, presa del narcotráfico, no funciona.

La corrupción policiaca es un mal viejo y endémico a muchos sitios en el mundo, y debe ser atendida con todo rigor.  Pero, como en el cuento del pollito, «el cielo no se está cayendo».

sábado, 9 de octubre de 2010

No se quejen.

La llamada sociedad civil se moviliza en caminatas, marchas, protestas y reuniones continuas para denunciar y oponerse al desenfreno desarrollista que destruye el equilibrio ambiental de nuestra isla.  Todo eso está muy bien, pero la realidad es que poco de ello es verdaderamente eficaz para detener esos crímenes contra la naturaleza.  La complicidad o tolerancia del gobierno con el sector de la construcción es manifiesta, y es imposible litigar oportunamente cada agresión al ambiente.  Aunque lo fuera, ello dependería de que la judicatura estuviera inclinada a acoger los planteamientos de protección ambiental, cosa que sabemos no es así.

Resulta claro que tenemos lo que el país escogió abrumadoramente en las urnas.  Se eligió, a sabiendas, un gobierno de riquitos y hombres de negocio, que creen que los árboles son un estorbo público y que los terrenos, aun los agrícolas, deben ser sembrados de cemento.  El país fue advertido de ello, pero escogió  hacer caso omiso.  ¿Cuántos de esa sociedad civil votaron por el actual partido de gobierno?  Pues, ahí tienen.

viernes, 8 de octubre de 2010

Alejandro, el pequeño

«El niño bonito de la Pava», Alejandro García Padilla, continúa deshojando margaritas para ver si se postula para la gobernación o sigue siendo senador por la «Ciudad del Silencio».  Dice que anda por ahí averiguando cuáles son los problemas del país, para resolverlos cuando llegue a la gobernación.  Me parece que lo que está haciendo es como se decía hace mucho: pretty body, es decir, exhibiéndose para entusiasmar a las votantes...y a algunos votantes también.

Que el muchacho tiene buena pinta es evidente; que tenga algo más está aún por verse.  El atractivo personal es siempre algo positivo, pero no basta.  Hasta ahora, él ha escogido mantenerse al margen de muchas controversias en el país, y lo poco que ha dicho lo ubica en la derecha americanizada y pro sector privado a ultranza.  De sus días como protector del consumidor, cuando fue Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor, nada queda.  En aquella época hablaba hasta por los codos y en todos sitios.  Ahora ha enmudecido o dice cosas inconsecuentes, pues parece creer que, de esa manera, no comprometiéndose, alcanzará su objetivo político.

Lo peor de todo es que, dado el nivel de educación política y conciencia cívica en esta ínsula, quizá la estrategia le resulte exitosa.

jueves, 7 de octubre de 2010

«[Cristiano] viejo, mal cristiano»

La protesta eclesiástica por la presentación de un grupo de heavy metal aquí es un resabio de los tiempos en que la iglesia «tenía velas en todos los entierros» de la sociedad.  Al clero le encanta prohibir; si por ellos fuera, estaríamos oyendo cantos gregorianos o el Ave Maria de Shubert exclusivamente.

Aunque creo que la heavy metal es una música endemoniadamente mala, de eso a que sea «satánica»...Yo la prohibiría por escandalosa y falta de calidad, no por estar al servicio de Lucifer.  Supongo que lo que ofende verdaderamente a estos feligreses es que el grupo se llama Lamb of God.


«¡Ha[n] blasfemado!»

miércoles, 6 de octubre de 2010

Ni cancioncitas ni lemas

Debe ser que no sé de publicidad, pero, francamente, no entiendo la queja de que el turismo hacia Puerto Rico se ha visto afectado porque en los pasados 20 años ha habido siete campañas con enfoques y lemas distintos.  Pues, yo creía que «en la variedad está el gusto», amén de que hay distintos mercados y públicos, a los cuales hay que atraer de distintas maneras.

Por otro lado, tengo mis serias dudas de que esas campañas sean tan eficaces como para ser un factor decisivo a la hora de uno decidir si va a algún sitio en el extranjero.  Yo, que llevo más de 30 años viajando con regularidad - como he dejado consignado en mi libro De Amsterdam a Viena: impresiones de un viajero - nunca me he fijado en lemas ni cognomentos de los lugares que visito.  No he ido a Madrid por ser «La villa del madroño», a París por ser «La ciudad luz» ni a Roma por ser «La ciudad eterna».  Por supuesto, San Juan de Puerto Rico no está en esa categoría, pero tenemos nuestras cositas buenas...

Creo que este señalameinto viene de los publicistas, que todo lo ven a través del prisma de su ocupación, olvidando que lo fundamental no son los anuncios, sino la amplitud de la oferta, la calidad del servicio y la razonablidad de los precios.  Si estos renglones no se atienden adecuadamente, el branding resulta ridículo.

martes, 5 de octubre de 2010

Las de aquí son más grandes.

Debe ser mi perverso sentido del humor que me llevó a relacionar estos dos titulares periodísticos de hoy.  El primero, en la página 6, reza: «Falta de higiene en [Hospital de] Veteranos» y segundo, en la página 10, «Profesor de la UPR descubre la telaraña más grande».  Según la noticia, el emprendedor profesor hizo su «descubrimiento» en Madagascar.  Hombre, ¡tan cerca que tenía el Hospital de Veteranos!

Bromas aparte, no me sorprende lo del hospital.  Hace años tuve a mi padre internado allí, y la palabra asepsia no era parte del vocabulario institucional.  La falta de limpieza era patente, y el descuido de dejar materiales desechables en las habitaciones también.  De ahí que abunden las infecciones por «bacterias» que matan a los pacientes, y los médicos nunca saben de qué se trata.  Si a eso le sumamos que un estudio reciente reveló que un número significativo de los médicos en nuestros hospitales no se lavan las manos adecuadamente entre paciente y paciente que atienden, hay que concluir que todo esto es un asco, y lo mejor que se puede hacer es mantenerse lo más alejado posible de estos «centros de cuidado de la salud».

lunes, 4 de octubre de 2010

"Burger Queen"

La Presidenta de la Cámara de Representantes - cuya obesidad no sabemos si se debe a un desorden glandular o a un desorden al comer - ha propuesto que los fondos de beneficencia pública alimentaria provenientes de Estados Unidos se puedan usar para comprar comida en los negocios de comida rápida.  Es decir que los pobres tengan derecho a darse atracones de hamburguesas, pollo frito y pizzas, como cualquier hijo de vecino.

No me parece mal, pero a la Srta. Presidenta se le ha olvidado que Michelle Obama, esposa del Presidente de la nación de la que ella se siente parte, dirige una cruzada contra la obesidad y a favor del comer sano.  Es, entonces, contrario a la política pública de ese país propiciar el consumo de lo que los mismos americanos han llamado junk food.  


Digo yo, me parece.

domingo, 3 de octubre de 2010

Una mala educación

Hay que hacer una distinción importante en los líos del Departamento de Educación.  Unos se deben a la incompetencia e ineficiencia de su administración; otros, a no cumplir con exigencias del gobierno de Estados Unidos atadas al otorgamiento de fondos. Independientemente de que los fondos, no importa su procedencia, se deben usar juiciosamente, el incumplimiento con requisitos elaborados por gente ajena a nuestra realidad no necesariamente es algo negativo.  Los llamados «programas federales», tanto en lo educativo como en cualquier otro aspecto, están pensados para una cultura con la cual compartimos muchas cosas pero no todas.  Los puertorriqueños no somos americanos ni Puerto Rico es Estados Unidos.  Hay diferencias apreciables entre ellos y nosotros, y constituye una irracionalidad pretender que lo hagamos todo a la usanza de USA.  Gobernar así es un soberano disparate, que sólo se entiende por la relación colonial que padecemos.

El Departamento de Educación tiene suficientes problemas él solito, sin que también tenga que cumplir con los caprichos de burócratas americanos que vienen aquí como procónsules educativos.

sábado, 2 de octubre de 2010

El Papa aborta.

La Iglesia Católica, que combate denodadamente el aborto, acaba de «abortar» la visita del Papa a Puerto Rico y a República Dominicana. Ya se batían palmas y se repicaban campanas por el anuncio de que Benedicto XVI venía para acá a celebrar los 500 años del establecimiento de las primeras diócesis en América, pero, de un día para otro, se «descubrió» que el Papa tiene 83 años y no puede hacer viajes muy largos, por lo cual no puede pasar de España. Parece que la protección divina no llega a este lado del Atlántico.

Creo que allá en Roma se han enterado de que acá en Borinquen el Papa puede coger un tiro, no de los delincuentes, sino de la escolta policiaca que, aunque sea en función de apoyo, habría que proveerle. Como están las cosas, es capaz de que el Papa pide que le pasen el micrófono y un guardia nuestro le pasa una pistola cargada que se dispara sola...

En Santo Domingo puede haber otro problema. El anuncio de «¡Llegó el Papa!» se confundiría muy fácilmente con el lema de campaña de Hipólito Mejía: «¡Llegó Papá!». Y ya sabemos que Hipólito no come cuentos, a la hora de despotricar...

viernes, 1 de octubre de 2010

Un país enfermo

El cálculo de que una de cada diez personas que va al médico no está enferma me parece muy alentador; quién sabe si es conservador.  Lo que importa es saber qué hacen los médicos con esas personas.  ¿Los mandan para sus casas o les recetan algo?  Mucho me temo que el imperativo económico dicta lo segundo, con lo cual los sanos terminan enfermándose, por consumo innecesario de medicamentos.

Ahora que se discute - acaloradamente, dicho sea de paso - otra reforma del plan de salud para los indigentes y otros no tanto, el gobierno debería tomar en cuenta esta estadística, para reducir el reparto de tarjetas del plan a granel.  Este país está muy enfermo, pero es de tanta dádiva y dependencia fomentada por gobiernos que quieren comprar los votos de las masas desposeídas con programas de ayudas a los tullidos del alma.

jueves, 30 de septiembre de 2010

"A [Very] Special Delivery"

La noticia de que un grupo de carteros en Puerto Rico se dedicaba al contrabando de drogas refuerza el señalamiento de que las fallas grandes en la tan cacareada «guerra contra las drogas» declarada por Estados Unidos hace muchos años reside en las propias autoridades federales de ese país. Al igual que en puertos y aeropuertos, el servicio postal es una vía natural para el contrabando de drogas, y en estas cosas se da lo que los americanos llaman un inside job, pues la cooperación de los empleados es muchas veces esencial para el éxito de la empresa criminal.

Claro, un chusco diría que, ante la crisis del servicio postal - provocada por el e-mail - los carteros se han tenido que buscar un part-time en el bajo mundo, pues su empleo es una especie en peligro de extinción, habida cuenta de que el volumen de correspondencia va en picada.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sí o no

Debe ser que, con la edad, me estoy poniendo bruto.  Iba a decir que debo volver a la Universidad, pero ahí las cosas no andan muy bien.  De hecho, en este proceso de consulta para nombrar a un rector en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, descubro que en el sistema «electoral» universitario hay votos íntegros a favor de un candidato, votos de «apoyo con reservas» y votos en contra.  Francamente, no entiendo lo segundo; si se tienen reservas, no se debe apoyar a un candidato.  La universidad, donde debe imperar  la mayor honradez y el mayor rigor intelectual, hace mal en permitir este tipo de voto «entre dos aguas».

No en balde las cosas están como están en el tan cacareado «primer centro docente» de nuestro país.  Con ambivalencias y confusiones de este tipo, la UPR está abocada a la mediocridad.

martes, 28 de septiembre de 2010

Navidades en septiembre

La propuesta de legalizar durante el periodo navideño el ron «cañita» - bebida preparada clandestinamente en nuestros campos - resulta simpática, pero pierde de vista la esencia de la cuestión. Como buen boricua, en una que otra ocasión me he dado un «trancazo» - término correcto para describir su consumo - a despecho de su ilegalidad. Pero, es que eso es precisamente lo que nos motiva a beberlo. Una vez se legalice, es decir, que Hacienda cobre un impuesto por su elaboración, y Salud lo someta a sus normas sanitarias, entonces, ¡para que rayos va a querer uno beberlo! Hombre, lo que hay que hacer es decretar una moratoria en la aplicación de la ley, y dejar a los alambiqueros quietos, para que vendan su producto sin temor a que se lo destruyan o les pongan una multa, pero siempre desde la clandestinidad.

Ése sería el mejor regalo navideño para todos.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Delirios de grandeza

En una que otra ocasión, me he referido a la situación - que me parece escandalosa - del despilfarro en la ampliación o construcción de instalaciones en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.  Hace años que el pietaje existente era más que suficiente para el volumen de pasajeros; de hecho, es notable el desuso de ciertas áreas o la desproporción entre el espacio y el público que transita por ellas.  Aun así, se ha continuado construyendo en un aeropuerto que luce fantasmal en buena parte de su considerable extensión, y en el cual el casino y el hotel fracasaron.

La anunciada reducción de las operaciones de American Airlines agrava la situación que planteo.  He dicho antes que, si bien el turismo es un sector importante en cualquier economía, no nos debemos dejar llevar por entusiasmos pasajeros y construir más y más hoteles o ampliar aeropuertos para turistas que no vendrán, habida cuenta de la situación económica mundial.  En un mundo en que la gente se queda sin empleo, se le reduce su jornada laboral o sus ingresos, los viajes se convierten en un lujo del cual hay que prescindir.  El resultado estaba a la vista desde hace tiempo; resultaba temerario seguir ampliando el aeropuerto en época de crisis económica.

La Autoridad de Puertos debe buscar opciones de ocupación para que ese espacio produzca alguna renta.  Porque con los pasajeros de American Airlines no puede contar.

viernes, 24 de septiembre de 2010

La movida del «caballo»

Aun aceptando como buenas las explicaciones del Secretario de Educación acerca del informe que recomendaba eliminar el ajedrez de las escuelas públicas, el mero hecho de que siquiera se considerara la idea asusta.  Justificar algo así porque el juego ciencia, supuestamente, promueve la vida sedentaria, mientras se mantiene el brincar cuica, da una idea de por dónde anda la administración de la educación pública en nuestro país.  Esta movida - abortada por la indignación pública - es parte del desmantelamiento de las instituciones y los movimientos que promueven el pensamiento crítico.  Al país hay que empobrecerlo económica e intelectualmente, para que, como borregos, acepte la suerte que el gobierno nos tiene deparada.

Evidentemente, los «burrócratas» de Educación no juegan ajedrez, pues no supieron anticipar la reacción de la gente pensante, quienes dieron un jaque mate relámpago a ese despropósito.

jueves, 23 de septiembre de 2010

♪Guadalajara, Guadalajara♪

Con el título sugestivo «Los placeres de la lengua» se honra al español en la actual Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México.  Los hispanohablantes - sobre todo si  el español es nuestro vernáculo - debemos celebrar el acontecimiento y regocijarnos en el hecho de que se trata de uno de los idiomas principales del mundo, transmisor de una cultura riquísima.

La mejor manera de honrarlo es afirmarlo, hablándolo y escribiéndolo bien.  Sentir orgullo personal y profesional en su uso correcto y elegante, acaso poético.  El español es parte intrínseca de lo que somos; si habláramos otra lengua, seríamos distintos.  Pertenecemos a una comunidad cultural porque, aunque sepamos otras lenguas, pensamos, primordialmente, y sentimos en español.

Así que, desde esta modesta tribuna, va mi reconocimiento a la Feria.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un gobierno de «blanquitos»

No nos debe sorprender que este gobierno pague sueldos jugosos y cuantiosos beneficios marginales a algunos de sus acólitos de mayor jerarquía.  Eso es lo que ocurre cuando se eligen personas que vienen de altas esferas   del sector privado y éstos, a su vez, nombran o contratan a otros de ese mundo corporativo.  Acostumbrados a esos perks, como le llaman en la «Milla de Oro», esperan que el gobierno le pague hasta los cigarrillos porque creen que se lo merecen todo, ya que le están haciendo un «favor» al país aceptando un puesto gubernamental o un contrato de servicios profesionales.

Ésa es la mentalidad de estos «servidores públicos», que no tienen empacho alguno en exigir un trato económico de lujo, aun dentro de la crisis en que vive el país.  No hay otra consideración que no sea el ánimo de lucro.

martes, 21 de septiembre de 2010

Mal trato legislativo

Ya es casi un lugar común comentar las ocurrencias de nuestros legisladores. ( Algunos lectores de mi libro Medinaciones: Leyes de Puerto Rico Embromadas me han animado a escribir una continuación de mi sátira acerca de la legislación puertorriqueña reciente.) Pero, no puedo dejar pasar el proyecto de ley que designa el 7 de octubre como el «Día del Buen Trato». Este engendro es emblemático de lo que produce la actual Asamblea Legislativa de Puerto Rico, integrada por una camada de legisladores vacuos, que no tienen la más mínima idea de lo que es la función legislativa en un sistema democrático.

En manos de gente así es que está nuestro país. Por eso estamos como estamos.

lunes, 20 de septiembre de 2010

«Moral...less»

Uno a veces se tiene que preguntar si la falta de ética y de moral pública que exhiben algunos funcionarios de este gobierno es producto de la «idiotez moral» o del mayor de los cinismos.  El otrora Presidente de la Junta de Planificación y actual Secretario General del Partido Nuevo Progresista, Héctor Morales, pretende que creamos que él no se benefició indebidamente de su puesto anterior porque sus negocios estaban bajo un «fideicomiso ciego» para el cual trabajaba su hermana.  Pues, lo único «ciego» es él, que no quiere ver el conflicto de intereses manifiesto en que su empresa preparaba planes municipales de ordenamiento territorial que la Junta que el presidía tenía que aprobar.

Éste es un caso más de una larga lista de personas que desfachatadamente se lucran de sus puestos en el gobierno, pues conciben el servicio público como una «oportunidad de hacer negocios».

domingo, 19 de septiembre de 2010

Muy agradecido

Hace poco me picó la curiosidad de saber si alguien que no fueran algunos compatriotas aquí y mi hija en París leía esta bitácora.  Menos mal que estaba sentado cuando vi en el sistema que registra las «visitas» a estas páginas que, además, tengo lectores en Estados Unidos, Canadá, México, Colombia, España y Rusia, entre otros sitios en todo el mundo.  Estoy muy sorprendido con que este espacio haya generado ese interés en tierras tan lejanas.  Supongo que el toque de humor que le pongo casi siempre resulta atractivo allende los mares.

Quizá sea que para gente de esas otras latitudes ésta sea una forma de enterarse de las cosas que ocurren en Puerto Rico, desde un punto de vista crítico e independiente.  Nuestro país, por su pequeñez geográfica y subordinación política a Estados Unidos, muchas veces pasa inadvertido en el «concierto de naciones» del cual no participamos. Es posible que algo de la afirmación puertorriqueña que surge de este espacio tenga resonancia en otros lugares.

De cualquier manera, agradezco la sintonía de todos ustedes, pues, aunque no se expresen, me estimula saber que no hablo solo.  Si alguno quisiera comunicarse privadamente conmigo, puede hacerlo a lic_medina@hotmail.com o albertomedinacarrero@yahoo.com