miércoles, 29 de febrero de 2012

Lloriqueos tardíos

Como abogado, entiendo que los culpables, al momento de ser sentenciados, buscan mover el ánimo del juez sentenciador hacia la compasión. El problema es que suenan huecos «el llanto y el crujir de dientes», sobre todo cuando se trata de personas -- muchas veces pudientes o con otras ventajas sociales --  que han delinquido durante mucho tiempo o de forma planificada. Distinto de quien en un momento de cólera pierde el control, hay quien calculadora y fríamente participa de un esquema para estafar o malversar, por ejemplo.

En estos casos, es difícil creer en su arrepentimiento y su preocupación por la familia, dos planteamientos que se hacen rutinariamente. La pregunta que cualquiera se hace es: ¿Por qué no se arrepintieron o pensaron en su familia antes?

El otro lugar común de las alocuciones antes de la sentencia es el estado de salud del convicto. Hombre, a todo el mundo le sube la presión arterial o se le agrava cualquier padecimiento, ante la realidad de una reclusión carcelaria. Como he dicho antes, si fuera por eso, habría que dejar ir a todos los bandidos del mundo...

martes, 28 de febrero de 2012

«Amigo de Platón, pero más amigo de la verdad»

La renuncia forzada del representante Héctor Ferrer a toda participación política debe servir de lección a quienes, de manera apresurada e imprudente, rompieron lanzas por él. Las revelaciones más recientes de su conducta con su compañera consensual lo condenaron irremediablemente a la muerte política. Inexplicablemente, sabiéndose culpable, él optó por atacar al gobierno, imputándole una confabulación para perjudicarlo. Su descrédito es absoluto.

La lección fundamental para todos nosotros es que no debemos dejarnos llevar por afectos, afinidades o simpatías de clase alguna, a la hora de considerar la posibilidad de que alguien haya obrado mal. Todo es posible y todos somos capaces de todo. No podemos descartar, a priori, que unos hechos hayan ocurrido, meramente porque se le imputen a alguien a quien le tengamos admiración o aprecio.

De igual manera, no se puede rechazar un señalamiento porque lo haga un adversario o una persona que no nos simpatiza. Incluso cuando represente una ventaja política para quien lo haga, lo que importa es determinar su veracidad, y ello solo se consigue si consideramos el asunto serenamente y sin el ánimo prevenido. Si bien no debemos creer lo que nadie creería, tampoco debemos dejar de creer lo que todo el mundo creería. La experiencia cotidiana y el sentido común son muy útiles, a la hora de decidir qué es lo que, con toda probabilidad, ha ocurrido en una situación que no está del todo clara o sobre la cual hay versiones contradictorias.

A fin de cuentas, «la verdad, aunque severa, es amiga verdadera».

lunes, 27 de febrero de 2012

"Mr. Cox Goes to Washington"

El Dr. Rafael Cox Alomar, cuyas credenciales académicas e inteligencia privilegiada son la envidia del resto de los mortales de esta isla, le ha anunciado al país su agenda en el Congreso de Estados Unidos, cuando triunfe en su candidatura a Comisionado Residente el 6 de noviembre próximo. El distinguido compatriota va a lograr -- supongo que en los primeros 100 días de su incumbencia -- lo que nadie ha logrado en 100 años: que se deroguen las leyes de cabotaje. Mientras el flojo de Pierluisi solo se ha atrevido a pedir que estudien el asunto, Cox hará galas de la sapiencia que lo llevó a Cornell, Oxford y Harvard, y deslumbrando a sus colegas en la Cámara de Representantes con su bien articulado discurso, conseguirá que le hagan caso.

Igualmente, conseguirá billones de dólares en ayudas e incentivos que ningún otro Comisionado, incluidos los de su partido, ha aprovechado. Supongo que los demás, por no saber tanto inglés como él, no se dieron cuenta de esas oportunidades y las desaprovecharon. Pero, él con su fina inteligencia, no va  dejar pasar ni un dólar para Puerto Rico.

Aguardo con alegría patriótica la bonanza que estoy seguro que Cox Alomar nos va a traer, a partir de enero de 2013...

domingo, 26 de febrero de 2012

Una «declaración de independencia»

El anexionismo en Puerto Rico supone que Estados Unidos es un país del que vale la pena ser parte, por su gran progreso económico y sus grandes libertades. Los anexionistas se sienten menos, como puertorriqueños, y necesitan «completarse» siendo parte integral -- no una mera posesión -- del Coloso del Norte. Quienes eso creen, siempre que pueden, adaptan, copian o incorporan todo lo que se hace allá, y se sienten satisfechos con la intervención cada vez mayor del Gobierno federal de ese país en el nuestro.

Por todo ello, sorprende la actitud del gobernador Fortuño -- anexionista hasta donde dice Made in USA -- al rechazar el intento del Departamento de Justicia federal de poner en sindicatura a la Policía de Puerto Rico, a la luz de la investigación sobre las violaciones a los derechos civiles cometidas por ese Cuerpo. Uno pensaría que nuestro Primer Ejecutivo vería con buenos ojos que sus «superiores» en todo el sentido de la palabra lo ayuden a poner la casa en orden. Pero, parece que la prepotencia americana lo ha humillado mucho, amén de que lo propuesto lo deja en evidencia frente a los votantes, sobre todo en este año eleccionario. Por eso, nunca pensé que oiría a Fortuño decir: «No necesitamos al (Departamento de Justicia) de Estados Unidos) para hacer lo correcto».

Cuando un Gobernador anexionista habla así, es que la independencia está a la vuelta de la esquina.

sábado, 25 de febrero de 2012

«¿En qué quedamos, por fin?»

En la discusión pública acerca del caso del representante Héctor Ferrer, percibo una renuencia de cierto sector femenino -- de ordinario, muy militante en defensa de la mujer -- a condenar la actuación del político. Me parece que se debe a que, para algunas, el partidismo puede más que el feminismo. Quienes ayer vociferaron -- con razón -- a favor de reivindicaciones de todo tipo de derechos de la mujer hoy se les nota calladas o muy circunspectas en sus expresiones. Aun las que no son abogadas, se expresan con un extraordinario purismo jurídico digno de la cátedra de Derecho Penal avanzado. Las que antes abogaron por incluir en el alcance de la tipificación de «violencia doméstica» la verbal y la psicológica ahora hacen distinciones bizantinas y malabares lógicos para exculpar a alguien por quien sienten afinidad ideológica o simpatía personal. Se advierte además el comienzo de una campaña de descrédito de la perjudicada y de su familia, hurgando en su pasado y en supuestas motivaciones, dirigida a probar que la mujer es una embustera.

Lo irónico de todo esto es que fueron precisamente las mujeres las que se quejaron -- con razón, repito -- de que a las mujeres no se les creía en sus denuncias contra los hombres. Por eso lograron cambios en las leyes para que ya no sea necesario corroborar su versión de los hechos de una violación y para prohibir que se traiga a colación el pasado sexual de una mujer que denuncia un abuso sexual.

Creo que esas compañeras -- palabra muy de moda y pertinente a este caso -- y hasta colegas deben hacer una introspección, y decidir qué clase de compromiso tienen con su género, y si ello está supeditado a consideraciones políticas. Quizá  esta situación sea una muestra más de la verdad del dicho «no hay peor enemigo de una mujer que otra mujer».

viernes, 24 de febrero de 2012

Una fobia que cuesta mucho

Todos los días se aprende algo. Yo conocía de varias fobias -- esos miedos irracionales que paralizan al ser humano y le impiden desenvolverse normalmente -- pero, hasta hoy, desconocía que alguien padeciera de fobia a las cuestas. El caso de la joven puertorriqueña es verdaderamente sorprendente y lastimoso, pues se trata de una condición en extremo limitante, habida cuenta de que las cuestas o pendientes, con mayor o menor inclinación, las hay por doquier. De lo que se publica, surge que, bien sea a pie o en un vehículo, la muchacha sufre los efectos de su fobia igualmente. Aparentemente, ella teme deslizarse y caer por las cuestas.

Lo increíble es que ella no haya buscado ayuda profesional para curarse o, por lo menos, mitigar algo que tiene un efecto tan negativo en su vida. Eso me parece una muestra elocuente de cuán perturbada está.

Si yo fuera ella, empezaba a aprender holandés...

jueves, 23 de febrero de 2012

«Modus operandi»

Convenido que la Iglesia Católica, como cualquier hijo de vecino, tiene derecho a desarrollar sus proyectos de todas clases, y a utilizar los recursos de ley para defenderlos y hacerlos valer. Pero, la Iglesia no es cualquier hijo de vecino: es una institución que se autoproclama como autoridad moral en el plano terrenal, y vive señalando el pecado y el mal proceder en  todo el mundo. Por ello, debe conducirse de manera ejemplar en todos sus asuntos.

Por lo que se publica, la Iglesia «no ha sido muy católica que digamos» en su afán de establecer el santuario a Nuestra Señora de la Divina Providencia. Parece haber actuado de una manera poco sensible hacia los vecinos del lugar y a la integridad ecológica del entorno natural. Peor que eso, aparenta haber faltado a la verdad en los procesos administrativo y judicial relacionados con el proyecto, brindando información incorrecta o inexacta, si no falsa.

Pensándolo bien, ha actuado como... la Iglesia Católica.

miércoles, 22 de febrero de 2012

"Penneyless"

Otro signo de los tiempos. JCPenney, uno de esos gigantes de las tiendas por departamentos americanas, ha comenzado lo que claramente anuncia su fin. El cambio de su forma de hacer negocio y el despido de 100 empleados de un golpe no son otra cosa que el principio de un proceso que culminará, más temprano que tarde, en su cierre. Locales demasiado grandes con demasiada mercancía a precios demasiado altos es igual a poca rentabilidad. En una economía permanentemente recesionaria como la nuestra y la de muchas otras partes del mundo, una tienda de esas características resulta insostenible.

Lo que se pretende ahora es una medida desesperada que no va a dar resultado. Pueden ir anunciando la venta de liquidación por cierre desde ahora, y así se ahorran el ridículo que van a hacer prolongando la agonía de una empresa que, como Sears, dejó de tener una razón de ser en el mercado.

martes, 21 de febrero de 2012

Jugando a ser «americanos»

En un país tan patéticamente ridículo como el nuestro, no hay mayor ridiculez que la pretendida existencia de los partidos Demócrata y Republicano de Estados Unidos aquí. Toda la vida, un grupito de aspirantes a americanos se reúnen a jugar a que son parte de la política de ese país, y recogen dinero entre ellos, pues lo cierto es que al votante puertorriqueño común y corriente nada le importa esa política ni tiene chavos para aportar. De manera que, aparte de unos blanquitos con dinero, el asunto no tiene trascendencia alguna en este país.

Dicho eso, la noticia de la raquítica recolección de fondos para varios de los Republicanos que concursan por la candidatura es el hazmerreír del año. Sumas como $750 para Gingrich y $902 para Paul son, francamente, «insultantes», y demuestra que ni los riquitos del país están dispuestos a aportar a ese desquicie. Hay que rogar que ninguno de esos aspirantes gane la candidatura y luego la presidencia, porque a Puerto Rico no le tocará un chavo con ellos en la Casa Blanca...

lunes, 20 de febrero de 2012

Pretensión irreal

Los dominicanos parecen haber revivido el esquema español de diputados de las provincias de ultramar del siglo XIX... pero, al revés. En aquél, los diputados provenían de estas tierras e iban a las Cortes a defender los intereses de los territorios. Curiosamente, en éste, los diputados son de República Dominicana y están allá, pero representarán a los del exilio. Un exilio que, dicho sea de paso, luce muy disperso y heterogéneo, a juzgar por la división jurisdiccional que se anuncia. Pongamos por caso la región en la que está Puerto Rico, acompañado de Florida, Panamá,Venezuela, Curazao, Aruba y San Martín. ¿Qué comunidad de intereses puede haber ahí? Supongo que los dos diputados se la pasarán viajando por la región, para poder representar adecuadamente a sus compatriotas.

A la distancia, me parece que esto no va a funcionar muy bien. La pretensión de que un exilio tan numeroso y disperso tenga representación parlamentaria en su país de origen, aunque bien intencionada, es irreal, por impráctica. Creo que los dominicanos se conformarían con que sus consulados y embajadas funcionaran bien y los representaran dignamente...sin, por ejemplo, desahucios por falta de pago.

domingo, 19 de febrero de 2012

ALAS que no vuelan

Los soberanistas son independentistas asustados, que no se destetan completamente de Estados Unidos, y ven en la libre asociación una forma digna de acallar su conciencia ante la ignominia del coloniaje. Agrupados en la Alianza pro Libre Asociación Soberana salen a romper lanzas por su ideal en el plebiscito de noviembre. Tienen, pues, el calor en la cara que le falta a sus amigos del Partido Popular -- algunos han militado en él -- para defender una opción que, de darse de manera auténtica, tiene el aval de Naciones Unidas. Hago el énfasis señalado para que no nos confundamos con el «embeleco» de 1952, pues aquello no tuvo ni remotamente legitimidad descolonizadora.

Como independentista, no pido menos que la única soberanía auténtica: la independencia. La libre asociación tiene, a mi modo de ver, el inconveniente práctico de que el «socio» del Norte, acostumbrado a imponer su voluntad, va a continuar haciéndolo. Los abogados sabemos por experiencia que la llamada «jurisdicción federal», aunque en un principio sea limitada, aumentará significativamente, sobre la base de leyes, reglamentos e interpretaciones judiciales que se entenderán aplicables a Puerto Rico. Esa es la historia nuestra en el siglo 20 y lo que va del 21. En poco tiempo, el «pacto» o «tratado» se volverá sal y agua, y estaremos en la misma situación colonial que al presente.

Con el Diablo no se pacta.

sábado, 18 de febrero de 2012

«Exportación» de confinados

Explíqueme alguien por qué hay que mandar presos nuestros a Oklahoma a aprender albañilería, plomería,  manejar equipo pesado e inglés. Pues, yo les enseñaría inglés primero, porque ¿cómo carajo van a aprender bien esos oficios, si no entienden las explicaciones? A menos que los instructores sean otros reos latinos, de los que deben estar llenas las cárceles de ese estado...

Me pregunto qué es lo que impide que aquí se haga lo mismo, como parte de la rehabilitación de los confinados. La contestación parece ser que se trata de uno de esos programas federales a los que nuestros gobiernos son adictos, en virtud de los cuales se hace cualquier imbecilidad para ser elegibles para recibir fondos. No descarto que también sea parte de la inclinación ideológica de un gobierno anexionista que ve en todo lo que se hace en Estados Unidos un modelo a seguir y busca cualquier oportunidad para vincular nuestras cosas con las de «otros estados», como si fuéramos uno.

Ya veremos que esto será una moda pasajera, y pronto volveremos a enseñar a empañetar y a cambiar una zapatilla en Bayamón y en Ponce... en español... aunque sea el malo que se habla aquí.

viernes, 17 de febrero de 2012

El peso de los pesos

Aunque la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico no es santo de mi devoción -- ni de la de muchos en el país -- ciertamente parece raro que el Presidente de la UPR haya escogido desatender su recomendación acerca de la contratación de unos servicios informáticos. Tener cuerpos colegiados que, a su vez, designan comités para evaluar posibles cursos de acción tiene el propósito de contar con una mayor amplitud de criterios en el proceso decisional. A menos que lo recomendado sea descabellado, no debe prevalecer el parecer de una persona frente al consenso de un grupo legítimamente constituido por personas entendidas en la materia.

Pero, al igual que la Rectora del Recinto de Río Piedras de la UPR, el Presidente parece inclinarse por el proceder autoritario y unipersonal, y ni siquiera porque la Junta, en su mayoría, es de su cofradía político partidista le hacen caso.

La solución de este enigma podría estar en que la empresa «agraciada» es donante del Comisionado Residente Pedro Pierluisi. Entonces, se entiende que, en cuestiones de apreciación o dudas sobre capacidad de cumplimiento, se haya inclinado la balanza económica y técnica a su favor.

jueves, 16 de febrero de 2012

El reyezuelo Sol

Cae otro alcalde por corrupción. El de Barceloneta ya venía dando otros tumbos, con sus actos ultra vires contra una comunidad de gente pobre a quienes atropelló, convirtiéndose en juez, jurado y verdugo de sus propiedades para dar paso a un desarrollo hotelero.  El desecho inhumano de animales realengos tampoco le hizo bien. La extorsión a los contratistas ha sido la gota que colmó la copa.

Tal parece que el cuarto de siglo en el cargo lo ha desgastado mental y moralmente. La impresión que tuve al escuchar la entrevista que le fue hecha poco antes de su arresto fue la de alguien que no está enteramente en sus cabales. La declaración de una vecina del pueblo que dice haber notado un cambio de proceder en época reciente parece confirmar mi impresión.

Sea como sea, a Sol Luis le ha llegado el ocaso. Debió retirarse hace tiempo, dejando un buen recuerdo. Ahora todos recordaremos las «manchas solares».

miércoles, 15 de febrero de 2012

Por eso y para eso somos colonia

Los puertorriqueños que todavía se resisten a aceptar los graves inconvenientes de la relación colonial con Estados Unidos deben considerar la situación actual de nuestro gobierno en su solicitud de exención de las leyes de cabotaje para viabilizar el transporte de gas natural al país. Lo que una vez fue reclamo casi exclusivo de los independentistas ahora lo es también de los anexionistas,cuando se dan cuenta de que se les hace cuesta arriba su plan de sustituir el petrólero con gas natural, si tienen que traerlo con la «camisa de fuerza» económica del sistema de cabotaje de Estados Unidos.

Los autonomistas -- si es que quedan algunos -- han hecho de tiempo en tiempo uno que otro reclamo tímido --como suelen ser los suyos -- para que se nos excluya de esa legislación económicamente opresora. Ahora que el Partido Popular anda cantando las virtudes de la colonia, de cara al plebiscito, difícilmente dirá esta boca es mía en este asunto.

Como en toda relación colonial, lo que cuenta es lo que conviene a la metrópoli. Por eso, ni el gobernador Fortuño con todo su «americanismo» va a lograr que se nos exima de las leyes de cabotaje para este propósito tan limitado.

martes, 14 de febrero de 2012

Para poner las casas en orden

El drama que viven esas familias de Juncos en una urbanización inconclusa, mal construida y trunca es uno que se repite a través del país, en mayor o menor grado. Desarrolladores inescrupulosos aprovechan para sus chapuzas la gran escasez de viviendas y gobiernos que piensan mucho en incentivos para la construcción y muy poco en exigir calidad en ella. Dejados a sus anchas, con permisos tramitados festinadamente y poca o ninguna supervisión gubernamental, los contratistas -- miembros de una clase privilegiada por exenciones contributivas que no tienen fin -- hacen los que les da la gana y, en última instancia, se declaran en quiebra, y que se fastidien los compradores de apartamentos y casas que resultan inservibles.

Todo esto se consiente, quedando los dueños con el solo recurso de una larga y costosa acción civil para resacirse. Pero, el Estado, que lo permitió, nada hace. Hasta que se empiece a procesar activamente y a condenar consecuentemente por el delito de fraude en la ejecución de obras de construcción, seguirá esta pocavergüenza. Pero, para eso hace falta un Ministerio Público con agallas y una Judicatura aplomada, y no tenemos ni lo uno ni lo otro.

lunes, 13 de febrero de 2012

Golpe a una quijotada

La manifestación multitudinaria de apoyo al juez Garzón es una respuesta contundente y visible de que el país no se traga la «justicia» de su condena. Ni el resto del mundo. El franquismo no perdona, y Rajoy y su gente tampoco. Así que la «imprudencia» de Garzón les ha servido su cabeza en bandeja de plata. A veces, ganando se pierde, y perdiendo se gana. La judicatura española ganó, pero pierde a un hombre valiente y valioso. Garzón perdió, pero ha ganado en mayor prestigio y respeto internacional por sus ejecutorias. Aún estipulando alguna transgresión de su parte, ha sido un subterfugio para salir de él.

El error judicial es creer que, con eliminar a Garzón, no se hablará más de los crímenes del franquismo o de los más recientes que él investigó. Ya se verá que no será así. La Justicia no es cosa de un solo hombre, y su ejemplo no será en vano.

domingo, 12 de febrero de 2012

Colonialistas irredentos

La posición del Partido Popular ante el plebiscito, anunciada ayer por su Presidente, es uno de los actos de más abyecto servilismo colonial que registra nuestra historia. Invitar en 2012 a que se vote a favor de mantener la relación colonial es bochornoso y despreciable, no solo por los puertorriqueños que nos respetamos, sino por el resto del mundo que hace siglos o décadas obtuvo su independencia. Justificar ese voto como un castigo al gobierno actual es en extremo demagógico, habida cuenta de que ese mismo día el pueblo tendrá la oportunidad de votar en las elecciones generales con ese propósito. La cobardía moral que siempre ha sido la seña de identidad de ese partido se manifiesta una vez más, rehuyendo cualquier definición que cumpla mínimamente con el derecho internacional y la decencia sencilla.

Todos los que acompañaron ayer a Alejandro García Padilla en esa lastimosa comparecencia para reafirmar su vocación colonial han quedado manchados para siempre como hombres y mujeres que consienten la subordinación de su patria con sumisión asqueante. A mis amigos del Partido Popular y a otros que, por debilidad, votan por ese partido cada cuatro años les hago un llamado patriótico a que desoigan este deleznable «canto de sirena» y voten para repudiar la colonia y pedir, cuando menos, la soberanía en verdadera asociación, si no les da el alma para exigir la independencia.

Ante nuestra conciencia y los ojos del mundo, no puede haber mayor acto de dignidad el próximo 6 de noviembre.

sábado, 11 de febrero de 2012

Noé no e'

Quizá haga falta alguien conocedor de cuestiones bíblicas para que me explique de dónde salieron todos esos animales exóticos e «indocumentados» del mini zoológico conocido como Arca de Noé en Quebradillas, pequeño pueblo puertorriqueño al que no se le conoce trayectoria de conservación de fauna y flora. La intervención de las autoridades revela un cuadro lastimoso, tanto de los animales racionales como de los irracionales que allí conviven en marcada excentricidad. Por lo que se publica, a los dueños habrá que recluirlos en alguna institución, para que pasen sus últimos días. Nada de sancionarlos a estas alturas de su vida desvalida y enferma. A los animales se les traslada al Zoológico de Puerto Rico en Mayagüez, que tampoco es un modelo de pulcritud y buenas condiciones.

Queda, pues, la interrogante sobre la procedencia de esos animales y la forma en que fueron introducidos al país. Hay que concluir que se trata de otra falla de ese mítico control aduanero americano que nos «protege» de los peligros del mundo exterior y se asegura de que el contrabando de armas, drogas... y animales no penetra sus inexpugnables defensas.

viernes, 10 de febrero de 2012

"Pepsi [De]generation"

Pongo por delante que perder el empleo no es cosa de broma, mucho menos en una economía como la actual en gran parte del mundo. De manera que los anunciados 8,700 despidos en Pepsico, a nivel internacional, es algo muy serio.

Lo que me pregunto es cómo logró levantarse un imperio así con un producto tan malo como la Pepsi. Confieso que nunca me gustaron las gaseosas o refrescos carbonatados, pero el día infame en que probé Pepsi quedé anonadado con el sabor empalagosamente dulzón. De entonces para acá he tenido el disgusto de tomar uno que otro sorbito en circunstancias apremiantes.

Gustos aparte, se trata de otro gigante corporativo que creció desmesuradamente, y ahora que la gente tiene que ser más conservadora en sus gastos, empiezan a prescindir de lo superfluo, y por ahí se va la Pepsi y su emporio.

Como ustedes saben, me quedo con mi cervecita bien fría...


jueves, 9 de febrero de 2012

Un «hoyo negro» administrativo

Hay que separar la paja del grano. Si bien el gran número de investigaciones en año electoral produce la suspicacia de mala intención partidista, no puede despacharse todo con ese señalamiento. Hay que ver los hechos y adjudicar responsabilidades. El caso de las llamadas comunidades especiales amerita un escrutinio bien estricto, pues hay $1,000 millones de por medio y la buena fe y la esperanza tronchada de mucha gente necesitada.

Aparte de complicaciones que pueda haber para determinar ciertas cosas, tratándose de obras de construcción, no debe ser difícil precisar si se construyeron y en qué  estado se entregaron. Ya hay fuertes indicios de que hubo graves fallas en la supervisión de estos proyectos por parte de los funcionarios que los tenían a cargo. Echarle la culpa a los contratistas -- que la tendrían -- no exime de responsabilidad al gobierno. Quienes tenían que velar por el buen uso de los fondos públicos eran los representantes de las agencias gubernamentales con injerencia en esas obras.

Esas personas tienen que pagar por haberse desempeñado dolosa o negligentemente, según sea el caso, en una iniciativa para mejorar las condiciones de vida de tantos puertorriqueños sumidos en la pobreza, que no supieron administrar.

miércoles, 8 de febrero de 2012

¡A probar suerte!

Hay que desearle suerte a la empresa de Helados Payco, que se apresta a relanzarse en grande, luego de haber casi desaparecido del mercado. La que una vez fue una marca principalísima aquí prácticamente sucumbió a la competencia extranjera y los gustos cambiantes de los consumidores puertorriqueños. En honor a la verdad, su helado fue menguando en calidad, y la presentación del producto era poco atractiva.

Ahora, luce mejor, pero habrá que ver si sabe mejor. El mercado del helado es muy competido, y la variedad es extraordinaria. Solo un producto de gran calidad podrá abrirse paso para lograr un sitial de preferencia que le permita mantenerse económicamente. De todas maneras, resulta alentador que una empresa nativa no se amilane ante tantas dificultades, y decida reclamar su espacio en nuestro mercado. Ojalá más empresarios boricuas hagan lo mismo.

martes, 7 de febrero de 2012

El peo del peaje

Me parece que se abusa de los peajes en las vías públicas del país. Al paso que vamos, no va a quedar una carretera en la que no haya uno...carísimo. Que la llamada Ruta 66 -- designación calcada de la de Estados Unidos -- vaya a costar $6.00 ida y vuelta resulta un asalto en el camino. Usarla diariamente en días laborables supone un gasto de $120.00 mensuales, que muy pocos podrán afrontar en una economía tan deteriorada como la nuestra. Hay que tener mucho interés en llegar a Río Grande rápidamente para estar dispuesto a pagar ese precio. Los nueve semáforos de la ruta alterna y tradicional lucen tolerables.

Creo que es una mala política pública seguir construyendo carreteras sometidas al sistema de peaje. Éste es un país pequeño y pobre, afectado por la crisis económica mundial, y el menguado bolsillo del puertorriqueño «de a pie» -- aunque viaje en auto -- no resiste un aumento más. Como supongo que parte del dinero que se paga en contribuciones sobre ingresos se utiliza para las carreteras, entonces terminamos pagándolas por partida doble.

¡Hombre, dan ganas de quedarse en casa!

lunes, 6 de febrero de 2012

Ni Estado ni Libre ni Asociado

Como se insiste en «celebrar» los 60 años del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, tengo que insistir en que ese nombre --de su faz, disparatado -- no tiene sustancia jurídica ni política alguna. Es -- para usar el término favorito de su portaestandarte de turno -- un «embeleco», para engañar al pueblo puertorriqueño y a la comunidad internacional. La verdad monda y lironda es que somos una colonia de Estados Unidos de América, pues es en ese país donde reside el poder de última instancia. No hay tal «asociación»; Puerto Rico tiene una muy menguada autonomía sobre asuntos internos, toda vez que cada día la jurisdicción de los americanos aumenta a través de leyes y reglamentos sobre todos los aspectos de la vida puertorriqueña.

No hay retórica que pueda disfrazar esta realidad. Algunos, avergonzados de la sumisión que nos aqueja, inventan «tesis» y «pactos» para justificarla, y llegan hasta a contradecir las expresiones oficiales del gobierno de Estados Unidos en las que reafirma la plenitud de su poder sobre Puerto Rico, atribuyéndolas a confusión o desconocimiento de ellos acerca de esta relación «única» entre nuestros dos países.

Esta relación lo único que tiene de única es que trata de una de las pocas colonias que quedan en el mundo.

domingo, 5 de febrero de 2012

La mentira 60 años después

Cuando se leen las declaraciones acerca del Estado Libre Asociado de los tres exgobernadores del Partido Popular y del actual aspirante al cargo por esa colectividad, uno se tiene que preguntar si ellos creen verdaderamente lo que dicen o perpetúan el engaño de 1952. Si se trata de lo primero, hay un problema de enajenación mental, producto de creer una mentira que ahora cumple 60 años. Mi padre solía decir que hay gente que se dice tanto una falsedad, que termina creyéndola. Ese podría ser este caso.

Si es lo segundo, les falta el valor moral de admitir que continúan repitiendo aquella mentira original. Negar la territorialidad de Puerto Rico frente a Estados Unidos, decir que el coloniaje es superior a la independencia o que tenemos algo similar a la Unión Europea es una falsedad tan grande que resulta monstruosamente vil. No hay derecho a mentir de manera tan desfachatada, proyectando un desconocimiento histórico, jurídico y político tan grande frente a nuestra gente y a la comunidad internacional, exhibiendo la degradación y la miseria moral a la que lleva un coloniaje interminable y más vergonzoso por consentido.

sábado, 4 de febrero de 2012

¡Que venga Dios y lo vea!

El Vaticano -- que nunca ha sido una «hermanita de la Caridad» para sus cosas -- está montando un tinglado turístico, con motivo de la visita del Papa a Cuba. Supongo que, por tratarse de «Su Santidad», le llaman «peregrinación» a las visitas organizadas para ir a la tierra de Fidel. Sería interesante saber cuál será la tajada de Roma en este evento porque al Vaticano, Inc. «no lo mueve, Señor, el Cielo que le tienen prometido», sino la posibilidad de «pasar el cepillo» en grande.

Me gustaría ir, nada más para verle la cara al «Santo Padre» cuando se reúna con Fidel -- el «demonio» personificado --, vea a la Caridad del Cobre, y lo pasen por el mausoleo -- casi santuario --  del «Che» Guevara. Supongo que exlamará: ¡Vade retro!

jueves, 2 de febrero de 2012

No levanta vuelo

Lo que va de ayer a hoy. Hace unos pocos años, American Airlines anunciaba con bombos y platillos que haría de San Juan de Puerto Rico uno de sus principales hubs o centros de operaciones en este lado del mundo. Era un momento de expansión; concretamente, se construía un gigantesco terminal adicional, acorde con esas proyecciones.

No obstante, a contrapelo de esa visión tan halagüeña, el servicio de la aerolínea iba en picada acelerada. El consenso de los pasajeros frecuentes era unánime: American era cada día peor. La escritura estaba en la pared, y el mensaje de fracaso se ha hecho realidad con la quiebra anunciada el pasado noviembre y esta reducción de personal de 13,000 empleados. A Puerto Rico, otrora «joya de la Corona», lo dejan con seis vuelos diarios y un impresionante terminal como monumento a la estupidez corporativa.

Al «imperio» de American le ha pasado lo que al resto del imperio americano, que ha comenzado a recoger velas por dificultades económicas que lo hacen insostenible.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Una opinión concurrente y disidente, en parte

Estipulada -- y rechazada vehementemente-- la «toma por asalto» del Tribunal Supremo de Puerto Rico por parte del partido de gobierno, me parece que los jueces de mayor antigüedad y la dirigencia del Poder Judicial han permitido que ello los saque de quicio, personal y profesionalmente, induciéndolos a errores jurídicos y tácticos. La molestia ha sido tanta que han caído en la trampa de la provocación, y no han sabido responder de la forma mesurada y ponderada que debieron emplear para evitar señalamientos que tienen alguna validez.

No podemos olvidar que la nueva composición del Tribunal es producto de la legalidad -- manipulada partidariamente -- pero legalidad al fin. Allí, como en el resto del ordenamiento, la mayoría manda. Que esa mayoría responda a un criterio partidista no cambia el hecho fundamental de que tiene los votos. ¿Acaso las decisiones de ese Tribunal no se toman por mayoría? La democracia es igualmente buena cuando nos es adversa, y hay que aceptar sus dictámenes.

Creo que ha habido expresiones de cierta destemplanza de los jueces que están en minoría que han dado lugar a que los otros se las señalen como faltas de temperamento judicial. Considero que haber ordenado una investigación del pleno del Tribunal, a raíz de la que se le ha abierto al Juez Presidente ha sido un error, pues se ve como una movida de venganza chiquita. Más aún, haberlo hecho a espaldas del resto de Tribunal es, cuando menos, una falta de deferencia inexcusable en un cuerpo colegiado. Frente a eso, los jueces de la mayoría han respondido aprobando un procedimiento que, a primera vista, tiene la formalidad que se espera del Tribunal.

Quede claro que, en la sustancia, no avalo lo hecho por la mayoría. Pero, no se hace un favor quien, por actuar festinadamente y bajo el coraje de sentirse atropellado, no observa los estilos de la consulta, la formalidad procesal y la notificación oportuna, evitando con ello que se le señalen esas fallas.