lunes, 31 de enero de 2011

Otra impunidad policial

Habrá que ver lo que ocurre finalmente en el caso del joven policía que mordió a su también joven esposa por una discusión, a última hora, ella se retractó de su versión de los hechos y el caso no prosperó en el tribunal. Obviamente, el individuo ha demostrado no tener los «controles internos» para ser un agente del orden público, y a la muchacha le esperan días aciagos, si continúa a su lado.

Entendiendo el problema que presenta el que el testigo principal se retracte, me parece que, con todo lo que sabemos de la violencia doméstica, el Ministerio Público y el Tribunal - una juez -  debieron poner un mayor ahínco en que este caso no quedara impune. Dejar a este hombre libre, sin siquiera una orden de protección, es contrario a la política pública firme contra los malos tratos en el ámbito familiar y de pareja. Es de esperar que la Policía lo sancione severamente, pues, independientemente del resultado estrictamente jurídico en el tribunal, en lo administrativo hay margen para proceder por una conducta así.

La época en que se despachaban estos casos «por falta de interés del perjudicado» ya pasó, pero parece que todavía se producen «recaídas».

domingo, 30 de enero de 2011

La triste historia del «escribidor»

Nadie discute los méritos literarios de Mario Vargas Llosa. No se puede decir lo mismo de sus méritos como politólogo o comentarista de la escena internacional. Huyendo de su pasado «izquierdista», lleva varias décadas instalado en una posición derechista que lo impulsa a desacreditar a la América Latina que no se somete a los designios de Washington y a, muy solapadamente, cantar las glorias del capitalismo y la hegemonía norteamericana, mientras prefiere callar ante sus horrores.

En artículo publicado hoy, con el subterfugio de coincidir con Fernando Savater, la emprende contra Julian Assange como si fuera un heraldo infernal, reduciéndolo a un chismoso y traidor de lesa humanidad. No se comprende la ira santa del «escribidor», tan demócrata y amigo de la libertad, excepto, evidentemente, cuando ello es contrario a los intereses de sus amigos los americanos. Si, como él alega, citando a Savater, nada de lo revelado es nuevo o desconocido ni tiene tanta importancia, entonces, ¿por qué quieren linchar a Assange? ¿Por qué esta cacería internacional, valiéndose de todos lo medios para destruir al hombre y a su organización? ¿Es The New York Times imbécil o amarillista? ¿Fue Daniel Ellsberg también un «chismoso»?

Pobre Marito. En su vejez, junto a la gloria literaria, aburguesado y domesticado, hace el papel feo y patético de escriba farisaico de la supuesta democracia de Occidente según practicada por Estados Unidos. En vez de condenar la hipocresía, el desprecio, el menosprecio y la mentira que revelan esos documentos, lo defiende como «diplomacia». Él, que se ha pasado la vida denunciando la inmoralidad del totalitarismo - sobre todo de izquierda - asume una postura muy acomodaticia y condescendiente con el engaño y las maquinaciones de Estados Unidos y sus acólitos. Planteando la falsa dicotomía entre lo público y lo privado en la política internacional, nos quiere hacer creer que aquí se ha violado el derecho a la intimidad de estos señores embajadores y diplomáticos. O Vargas Llosa es muy estúpido o muy cínico.

Que siga escribiendo novelas, en las que puede manipular la «realidad» a su antojo. Creo que Perú hizo bien en rechazarlo como su «salvador».

sábado, 29 de enero de 2011

A la memoria de Eulalio Torres

Conocí a Eulalio Torres en 1978, cuando llegué a la Oficina de Administración de los Tribunales y a él recién lo nombraban Director Administrativo. Habiendo estudiado formalmente administración de tribunales, el juez presidente Trías Monge lo nombró como su mano derecha en lo administrativo. Traía al puesto una vocación intelectual, una trayectoria universitaria, inteligencia y cultura. Lo distinguían también su buen trato, maneras suaves y buenas intenciones. Tenía el idealismo y la ingenuidad de algunos espíritus buenos que presumen la buena fe ajena. Era profundamente puertorriqueño.

La judicatura de entonces, acostumbrada a «reinar» irrestrictamente, no supo apreciar muchas de sus iniciativas para mejorar y modernizar el desempeño institucional de los tribunales. Lo resintieron. Sus afanes en asuntos como la educación judicial, la planificación del sistema y la búsqueda de métodos alternos a la adjudicación encontraron resistencia o indiferencia. Nunca olvido la vez que en una reunión uno de los jueces administradores lo increpó y le faltó el respeto frente a todo el mundo. Fue la única vez que lo vi alterarse, en su legítima defensa.

De él recibí votos de confianza a mi capacidad, siendo yo joven e inexperto. También afecto y consideración. Hoy, a su muerte, lo recuerdo con afecto y respeto.

viernes, 28 de enero de 2011

"Camelot", sin música

Cumplido el medio siglo de la «coronación» de Kennedy en Washington, se ha revivido el mote de Camelot con el que muy astutamente algún publicista de aquella época bautizó el nuevo régimen. En aquel momento y durante un tiempo después no se sabía lo que hace ya tiempo sabemos acerca de ese mito. Así que repetir ese apelativo a 50 años plazo es empeñarse en desconocer la realidad y seguir haciéndole el juego a Madison Avenue, meca de la publicidad y la propaganda política de Estados Unidos.

Hasta cierto punto, es entendible el entusiasmo de aquellos días. Después de dos viejos churrientos como Truman y Eisenhower, y Bess y Mamie, John y Jacqueline eran dos «estrellas», por su relativa juventud y apariencia. Pero, el nuevo ídolo tenía mucho más que los pies de barro; el embarre le llegaba hasta la cintura. Una prensa domesticada se ocupó de ocultar sus múltiples «indiscreciones».  Un chusco diría que su reinado debió llamarse Came a lot. 


Aparte de su desenfreno sexual - compartido, a veces literalmente, con su hermano Bobby - hubo un lado oscuro y siniestro a la corte de JFK. Baste evocar los nombres de Sam Giancana y la conexión mafiosa y Marilyn, muerta bajo el signo de una interrogación que incluye a John y Bobby. Añádanse los intentos de matar a Fidel y la cochinada de Playa Girón y se verá que la supuesta grandeza tiene más de fotogenia que de sustancia.

Su asesinato ayudó a «beatificarlo», aunque, como he dicho, «no era muy católico que digamos». Algún tiempo después, la viuda se puso en pública subasta, y el magnate griego, aunque viejo y feo, triunfó en la puja. Nadie en el mundo creyó que eso no era sino un matrimonio de conveniencia. Pensándolo bien, Camelot es una historia de cuernos: la reina Guinevere se los pega al rey Arturo con Lancelot.

Quizá, entonces, lo de Camelot no está tan mal para recordar a la Casa Blanca entre 1960 y 1963...

jueves, 27 de enero de 2011

¡Que les saquen placas de la cabeza!

Estoy seguro de que, si se llevara a votación hoy el puesto de Presidente de la Cámara de Representantes, la incumbente no sacaba ni un voto de su propia delegación. Jenniffer González quiso «poner una pica en Flandes» con esto de las pruebas de uso de drogas a los representantes y los empleados de la Cámara y ha formado un reperpero. Queriendo ser «más papista que el Papa» - otro que no sea Benedicto XVI, por lo desacreditado que está - ha abierto una «caja de Pandora». Luego de los casos de Rodríguez Traverzo y de Farinacci, ella quiere demostrar que en la Cámara no sólo no hay lugar para la corrupción y la violencia doméstica, sino para el uso de drogas.

Veremos qué ocurre, si algún representante da positivo a una sustancia controlada. Obviamente, si fuera cocaína, heroína o marihuana, habría que expulsarlo. Pero, ¿qué ocurre, si se trata de un medicamento del cual la persona pudiera estar abusando? Se ha hablado de que se referirían los casos positivos a la Comisión de Ética, pero eso no sería suficiente, pues se trataría de una violación de ley que debe atender el sistema de justicia. Estas personas también tendrían que ser referidas a tratamiento para su adicción. En fin, González ha puesto en marcha un proceso cuyas consecuencias están por verse, pero se perfilan como un serio problema político.

A mí lo del uso de drogas en el Capitolio no me preocupa mucho. Pero, si con esto salimos de dos o tres legisladores incompetentes, que los revisen hasta debajo de las uñas...

miércoles, 26 de enero de 2011

«Hoy por ti y mañana por mí.»

Una de las señales del cinismo político partidista en cualquier parte es la doble vara con la que se mide el desempeño gubernamental según se esté en la oposición o en el poder. La oposición siempre reclama que el gobierno tiene la culpa de todos los males y que nada o muy poco hace para corregirlos. El gobierno, por su parte, señala que los problemas son muy complejos y que hace falta la cooperación ciudadana. Por supuesto, los afectos al gobierno instan a todos a brindar esa colaboración, pero cuando su partido está fuera del poder, entonces, toda esa comprensión que pedían antes no están dispuestas a darla. Al contrario, se tiran a la calle a exigir, a las malas, que el gobierno resuelva todos los problemas instantáneamente.

Es así como la llamada sociedad civil, a veces, es poco civilizada y contribuye a la falta de cohesión y solidaridad de una comunidad. No se trata, por supuesto, de ser mansos corderos y aceptar pasivamente cualquier proceder gubernamental, pero tiene que haber una buena fe básica que permita que se lleven a cabo unos procesos, sin un apremio exagerado o un litigio interventor. En última instancia, todos debemos querer que el gobierno tenga éxito, independientemente de quién ostente el poder.

martes, 25 de enero de 2011

Lamento por Lares

Este lío de los empleados municipales y otros residentes de Lares alegadamente involucrados en el fraude masivo a una aseguradora pone de manifiesto una actitud muy reveladora de la moral ciudadana. La prensa recoge expresiones pueblerinas de condena un tanto tibias, y un marcado énfasis en la conmiseración con los familiares de los imputados. En primer lugar, todo parece indicar que hay familias que parcial o totalmente participaron de este esquema. En segundo lugar, los imputados no parece que hayan pensado en sus familias, cuando, una y otra vez, presentaron reclamaciones fraudulentas.

Lo que ocurre en nuestro país es que hay una cultura de corrupción a todos los niveles. La gente ha llegado a pensar que sacar ventaja indebida de ayudas, beneficios o derechos de cualquier clase no es algo malo, quizá porque ven que los de arriba lo hacen continuamente y, con frecuencia, impunemente. Por eso es que hay tantos que se dedican a estas cosas y los que no, no los condenan con mucha fuerza. Es la degeneración de una sociedad enferma de consumo exagerado y materialismo rampante, alcoholizada, adicta a drogas y proclive a la violencia irracional.

El pueblo que una vez fue escenario del alzamiento contra el régimen despótico español - el Grito de Lares - hoy gime por la ignominia de sus hijos.

lunes, 24 de enero de 2011

«Do» de pechos

Cuando leí que en febrero se estrena en Londres una ópera basada en la vida de Anna Nicole Smith, mi primera reacción fue pensar que el género se había degenerado irremediablemente. Pero, luego me di cuenta de que la ópera siempre ha tocado temas escabrosos y tremebundos; así que nadie debe escandalizarse mucho. (Claro que la escenita del sexo oral al viejo de 80 años en silla de ruedas se las trae.) Ya se anuncia que no es apta para menores de 16 años...y por lo dicho, probablemente tampoco para mayores de 76.

No sé si en la partitura habrá muchos «do» de pecho; lo que es seguro es que habrá abundancia de pecho. De hecho, se ha dicho que el tema se escogió para atraer a un público más joven, pero tengo mis dudas de que ese público se interese por la ópera, aun en este caso de un tema de corte farandulero. Confieso que nunca me ha atraído la idea de pasar toda una noche oyendo cantar algo que, por el idioma y la forma en que se canta, no entiendo y que, aparte de una que otra aria, no me parece muy eufónico, pues se trata de un diálogo con música en una combinación muy forzada.

Claro, como esta ópera es en inglés, podría hacer una excepción...

domingo, 23 de enero de 2011

Reclusión voluntaria e involuntaria

Ana Cacho no cesa en su empeño de manipular la opinión pública  e influir en el ánimo del tribunal para lograr sus propósitos. Ahora se ha recluído voluntariamente en un hospital siquiátrico, por estar «deprimida». Le ha tomado diez meses deprimirse, desde el homicidio de su pequeño hijo ocurrido bajo su techo y en circunstancias que ella no ha querido explicar. Siguiendo el ejemplo de Jorge de Castro Font, se ha entristecido grandemente y ha buscado refugio en una casa de salud mental, girando contra el proverbial «¡ay, bendito!» puertorriqueño.

Lo curioso de todo esto es que, en los días siguientes a la muerte trágica de su hijo, se le vio siempre bien arreglada, con ropa ceñida al cuerpo, gafas oscuras, muy sexy, y sobre todo, en una actitud combativa y desafiante. Toda su proyección personal resultaba incongruente con la de una madre que acababa de perder a su hijo víctima de una mano criminal. Quizá si dijera la verdad y descargara su conciencia de lo que ocurrió aquella noche, no tendría que recluirse en un hospital siquiátrico...aunque se arriesgaría a otra clase de reclusión.

sábado, 22 de enero de 2011

¡Somos boricuas, para que todo el mundo lo sepa!

Las lastimosas expresiones sobre nuestra identidad de pueblo hechas por el Gobernador de Puerto Rico en España no deben sorprender a quienes conozcan su sentir.  Como muchos otros, Luis Fortuño es un americano que vive en Puerto Rico. Para él, lo más importante en su vida es la ciudadanía americana; es su razón de ser, sin la cual no es nada.  Se piensa y se siente americano en todo momento. Nacido y criado en la colonia, no concibe la vida sin Estados Unidos de América.  Así de infeliz es como ser humano.

Queden avisados los lectores  de este espacio del mundo entero: Fortuño es nuestro Gobernador, pero no representa al pueblo puertorriqueño, auténticamente caribeño y latinoamericano. Aunque somos ciudadanos de Estados Unidos, nuestra nacionalidad es la puertorriqueña.  Ciudadanías se pueden tener más de una a la vez, pero la nacionalidad es sólo una, invariable y definitoria de lo que se es. Los que hemos nacido en esta tierra no somos ni nunca seremos «americanos» de Estados Unidos. Sólo los puertorriqueños desnaturalizados como Fortuño piensan otra cosa.

viernes, 21 de enero de 2011

Perdón para pillos pillados

Los lectores consecuentes de este espacio saben que soy un escéptico y un «malpensado» de primera. Por eso, no les extrañará mi reacción a la noticia de que los 11 indultos concedidos por el Gobernador el año pasado incluyen, señaladamente, delitos de apropiación ilegal, incluido uno bajo la ley de ética gubernamental. Pues, claro, con tanto pillo y pillastre en el sector público, tiene que haber varios candidatos para escoger como beneficiarios de la gracia ejecutiva. El saqueo de fondos públicos, sobre todo en estos pasados 17 años, ha sido monumental, y uno que otro no lo supo hacer bien y fue «pillado». Como ahora, por disposición jurisprudencial, se puede decir el «pecado» pero no el «pecador», podemos especular sobre la identidad de esos agraciados.

En fin, si las cosas siguen como van, anticipo que estas clemencias ejecutivas continuarán aumentando, para que el partido de gobierno pueda «reciclar» sus antiguos empleados y funcionarios...

jueves, 20 de enero de 2011

Culpa «urbi et orbi»

Hace tiempo que tengo «colgados del alma» a algunos buenos amigos católicos muy devotos que «no ganan para sustos» con los líos del Vaticano.  Es gente muy decente y recta, que presumo vive abochornada por el lapachero moral en el que chapotea la «Santa Sede». Cuando creen que pueden tener un respiro de la escandalosa conducta eclesiástica, le explota una revelación más, como la de la cartita a los obispos irlandeses.  La Iglesia - experta en distinciones bizantinas y mixtificaciones - da unas explicaciones que no se las cree ni Dios.

Es imposible reescribir la historia. Hay demasiados documentos y otras pruebas que reflejan lo que pasó en realidad. La Iglesia miente y quiere hacernos creer que las cosas han sido de otra manera.  Pero, es muy tarde y aun quienes quieren darle el beneficio de la duda no pueden porque su conciencia no se lo permite.

Lo siento por mis amigos.

miércoles, 19 de enero de 2011

¡Fortuño para Vicepresidente!

Que se mencione al Gobernador de Puerto Rico Luis Fortuño como un posible candidato a la Vicepresidencia de Estados Unidos es una medida de cuán desesperado está el Partido Republicano. Por supuesto, ése es el partido que postuló a Sarah Palin para ese puesto y ahora coquetea con la idea de lanzarla como candidata a la Presidencia. Tampoco olvidemos a "Mr. Potatoe Head", Dan Quayle, quien sí ocupó el cargo y puso al mundo entero a rezar por la salud de George Bush, padre. Así que la incompetencia nunca ha sido un obstáculo para ser Vicepresidente de Estados Unidos.

Pensándolo bien, los puertorriqueños deberíamos hacer una campaña masiva a favor de esa postulación. Cualquier cosa que saque a Fortuño de la gobernación sería un plus.

martes, 18 de enero de 2011

Abramos vía a «La Gran Vía».

Me alegra ver que este gobierno asimilista y lacayo de los americanos comienza a ver que las cosas en casa del amo no andan bien y que hay que mirar allende los mares para no irnos a pique con el barco del «Tío Sam». La misión comercial a España es como a manera de «diversificar la cartera de inversionistas», buscando un mayor apoyo de la Madre Patria para estos hijos suyos que piden la luz por señas en medio de la negrura económica.  Hace pocos días, personeros del gobierno hablaban de mirar a América Latina en busca de oportunidades de negocios.  Parece que hasta los más recalcitrantes se van convenciendo de lo absurdo del coloniaje económico norteamericano, que limita significativamente nuestra interacción con el resto del mundo.

En estos días, cuando se repite que Cuba debe abrirse a una mayor economía de mercado, resulta contradictorio e irónico que sigamos con un modelo político subordinado a los intereses económicos de Estados Unidos.  Tenemos que romper nuestro propio «bloqueo» - primero, mental - y luego funcional, para insertarnos de pleno derecho - no como un apéndice de los americanos -  en la vida económica del planeta.

lunes, 17 de enero de 2011

Deuda casera, pena casera

Cuando leí la noticia de que se se aprobó una ley que permite que se sentencie a arresto domiciliario a quien incumpla su deber alimentario, proyecto que fue recomendado por la Comisión de lo Jurídico presidida por la senadora Itzamar Peña, pensé que se trataba de un proyecto «de retrato» para favorecer a su maridito.  Pero, lo cierto es que o el proyecto nunca lo hubiera favorecido o un cierto pudor lo evitó, pues no se aplica a reincidentes ni a deudas mayores de $2,000, y «Papulín» - que es un veterano incumplidor -  tampoco cumple con estos requisitos.  De todas maneras, la senadora Peña no debió intervenir en el asunto ni de lejos, para evitar la mera apariencia de impropiedad.

En principio, me parece bien que se tenga esta opción para «primerizos» y deudores modestos, que puedan generar ingresos para saldar la deuda alimentaria.  De lo que tengo dudas es de la capacidad del Estado, vía el Departamento de Corrección, de generar esos empleos en una economía alicaída como la actual. Ya veremos.

domingo, 16 de enero de 2011

Libertad 001

Aún con la «ilustración» del régimen de Obama, los americanos siguen con la imbecilidad de prohibir los viajes turísticos a Cuba, limitando a sus ciudadanos - supuestamente los más libres del planeta - a viajes con fines educativos, culturales y otros subterfugios.  Supongo que lo que queda de comunismo o socialismo en la Antilla Mayor todavía le parece muy contagioso, y hay que evitar el contacto.  La razón oficial es que no se puede ir allá a gastar dólares, pues con ello se fortalece el castrismo.

Hombre, pero yo creía que a los americanos les convenía ir a Cuba por manadas, para que los cubanos se murieran de envidia de lo bien que se vive en el capitalismo, y se tiraran a la calle a derrocar a los hermanos Castro.  Ahora que hay cierta apertura hacia un mayor margen de actividad privada allá, es que los americanos deben aprovechar para, con su presencia masiva, impulsar ese cambio.

Los americanos, que se pasan alardeando de su libertad, deberían permitir que su gente vaya a Cuba sin restricciones y, con ello, darles esta lección de libertad a los cubanos. Digo, me parece...

sábado, 15 de enero de 2011

Seguirán «ajogaos».

En nota periodística, se expone el problema de la gran incidencia de asma en nuestro país, puntualizando su exacerbación por la contaminación ambiental natural y mencionando con cierta timidez la producida por el ser humano.  El destaque del polvo del Sahara y las cenizas del volcán Soufriere como fuentes importantes de contaminantes que inciden en el asma es también una «cortina de humo» para dejar en un segundo plano las fuentes industriales.  El sector privado tiene una gran cuota de responsablidad en este asunto, pues, si bien nada o muy poco se puede hacer con desiertos y volcanes ajenos y lejanos, la contaminación industrial es controlable y evitable.  Por supuesto, ello supone un gobierno comprometido con el ambiente y la salud, y no uno como el nuestro, himen complaciente de los grandes intereses económicos.  Lo cierto es que, desde que comenzó la industrialización en gran escala en Puerto Rico - en la década de los años 40 - no ha habido voluntad política de meter en cintura a los industriales.  En la actualidad, con el «cuco» de la crisis económica, la hay menos, pues se cede demasiado fácilmente ante el argumento de que las protecciones ambientales encarecen los costos de producción y el país es menos «competitivo», bla, bla, bla.

En fin, por el futuro previsible, no auguro ni un «respiro» para nuestros asmáticos...

viernes, 14 de enero de 2011

El «pastilleo» hace daño.

La vida me sigue dando la razón en mi desconfianza de los medicamentos.  Se anuncia un retiro - otro más - de 64 millones de pastillas de Avalide, un fármaco para la hipertensión.  Pero, al igual que en ocasiones anteriores, la farmacéutica tiene la cachaza de afirmar que no se trata de que haga daño, sino de que no tiene el efecto para el cual se receta, es decir, que no sirve.  Entonces, esta gente, que se la pasa bombardeándonos con su propaganda comercial cada vez que sacan al mercado alguna «droga milagrosa», ahora avisan de esto a través de los médicos, como para que no se sepa mucho su fracaso.

Sigo preguntando: ¿Dónde está la mítica Food and Drug Administration, supuesta protectora de los consumidores y pacientes?  Siempre actúa after the fact, cuando a veces se han producido daños o hasta muertes.  Y es que las farmacéuticas, en su afán de sacar nuevos productos al mercado, para, en parte, compensar por aquéllos cuyas patentes han vencido, hacen chapuzas de todas clases, y el resultado está a la vista: retiros masivos y continuos de medicamentos mal manufacturados.

¡Qué bandidos!

jueves, 13 de enero de 2011

Hipotecas fatulas

Con un nuevo cierre de operaciones de una casa de financiamiento hipotecario continúa la debacle de ese sector, no por razones puramente económicas, sino a causa de la avaricia y la falta de honradez de un creciente número de sus ejecutivos.  El caso más reciente es el de un individuo que solía aparecer por televisión «orientando» a los consumidores sobre los negocios hipotecarios.  También se retrató una que otra vez en funciones benéficas.  Mientras tanto, no cancelaba las primeras hipotecas de sus clientes, no pagaba las primas de unos seguros gubernamentales y repartía cheques sin fondos con suma liberalidad.  En fin, que se quedó con más de $500,000 que no le pertenecían.

Este «respetable» miembro de la comunidad financiera es uno de unos cuantos que andan por ahí dándose golpes de pecho como parte de la clase empresarial que va salvar al país, mientras piden ayudas, beneficios y exenciones tributarias a granel, para luego, de un plumazo, esquilmar a sus clientes.

Por gente como ésta, no creo en privatizaciones ni en alianzas público privadas.

miércoles, 12 de enero de 2011

Quitando la careta de la provocación oficial

No soy el primero en señalar la sospecha razonable de que los encapuchados que ayer hicieron esos destrozos en la Universidad de Puerto Rico son «agentes provocadores» al servicio del Estado policiaco que vivimos. Es mucha casualidad que, acabando de decirse que la permanencia de la policía y, sobre todo, la Fuerza de Choque, en el campus iba a depender del comportamiento estudiantil, aparecieran 25 encapuchados a realizar unos actos de forma tan obvia y sin sentido, mientras ningún policía los detuvo. ¿Por qué? Porque, de haberlos detenido, se hubiera revelado su identidad y sabido que no eran estudiantes bona fide sino elementos puestos allí para justificar el regreso de la Fuerza de Choque. La movida del gobierno es tan transparente que, si no fuera trágica, sería cómica.

Pero, es trágica la práctica de infiltrar los grupos que de alguna manera se oponen al gobierno, para cometer actos de sabotaje y vandalismo que los criminalicen y den lugar a una represión que, en algunos casos, como el del Cerro Maravilla en 1978, termine con asesinatos y encubrimientos. El movimiento estudiantil tiene que estar alerta a esta campaña de descrédito y, literalmente, desenmascarar a esos encapuchados desestabilizadores de las luchas legítimas de reivindicación social.

martes, 11 de enero de 2011

«Laura de nada»

No todas son malas noticias.  La cancelación del programa «Laura de todos», de Laura Bozzo, por parte de una televisora de Perú, por falta de sintonía, es una buena noticia.  Sería mejor si se hubiera dado, a pesar de tener sintonía, pues la basura no deja de serlo porque mucha gente la tenga en su casa.  Lo de Bozzo es una vergüenza continental, que nunca ha debido transmitirse, independientemente de que le resulte atractiva a la chusma de nuestros países.  Los medios de comunicación tienen la responsabilidad moral, por lo menos, de abstenerse de difundir programas que denigran la condición humana y lastiman la sensibilidad de todo un pueblo.  Resulta un abuso de la libertad de expresión poner al aire un contenido nada edificante como el que cotidianamente presenta Laura Bozzo.

lunes, 10 de enero de 2011

Los hostosianos marchan en la Universidad.

Ayer escuché a Kenneth McClintock, nuestro Secretario de Estado, decir que él es «hostosiano» y que tiene un cartel de Hostos en su oficina.  También dijo que esperaba que la manifestación de hoy en la Universidad no usara a Hostos como excusa, o algún disparate similar.  McClintock no puede ser hostosiano porque, si lo fuera, sabría que Hostos estaría en primera fila de esa manifestación.  Lo que sucede es que hay quienes quieren reducir a Hostos - cuyo natalicio se celebra mañana - a un educador y sociólogo, dejando a un lado su figura como patriota consagrado a la libertad de nuestra patria.  Aun como educador nada más, Hostos estaría dando la batalla por la Universidad de Puerto Rico, como lo vienen haciendo estudiantes y profesores.

A quien diga que es hostosiano porque tiene un cartel del prócer, mientras reniega de su ideario, se le debe pudrir la boca...

domingo, 9 de enero de 2011

A tiro «sucio»

La masacre en Arizona resulta significativa por varias razones.  Primero, porque ocurre en un estado en el cual se ha fomentado oficialmente la xenofobia, de palabra y obra.  El discrimen, el rechazo y el odio se han instalado allí, y ahora les han explotado en la cara.  Irónicamente, no ha sido uno de los indocumentados que ellos persiguen sin tregua, sino un americanito blanco y con nombre en inglés.

Segundo, porque, una vez más, son las armas de fuego - tan veneradas por esta gente del Old West - las que facilitan una matanza de estas proporciones.  Enamorados del mito construido por la cultura popular, pretenden continuar viviendo esa fantasía de pistoleros que defienden su preciada libertad a tiros.  De ahí que se compre un arma como se compra un taco.  La política demencial de defender la trasnochada Segunda Enmienda a la Constitución - el derecho a portar armas - propicia el comportamiento demencial de muchos de sus ciudadanos.

Tercero, porque ya se escucha la resistencia de quienes se niegan a admitir su cuota de responsabilidad por  crear este ambiente de intolerancia: los republicanos, los del Tea Party y otros extremistas, así como ciertos comentaristas en los medios de comunicación.  Algunos han tenido la desfachatez de decir que los anuncios de campaña de Sarah Palin, en los que gráficamente se ponía a la congresista herida como blanco de tiro, nada tienen que ver con lo sucedido.

Hay estupideces que no tienen límite.  Las masacres continuarán...

sábado, 8 de enero de 2011

La cultura de la violencia

Con un promedio de tres a cuatro asesinatos u homicidios diarios en esta primera semana del año, el país se encamina a otro año con cerca de 1,000 muertes de esta índole.  Al igual que en años anteriores, dos razones explican esta tendencia sostenida: la violencia inherente al tráfico ilícito de drogas y el creciente deterioro de la salud mental puertorriqueña.  Pese a los anuncios policiacos semanales acerca de la «desarticulación» de pandillas y puntos de drogas, lo cierto es que la isla está repleta de ello, y sus problemas «comerciales» se resuelven a tiros, algunos de los cuales alcanzan a personas que nada tienen que ver con esa subcultura.

Por otra parte, demasiadas personas recurren a la violencia en su desenvolvimiento cotidiano.  Desavenencias y disgustos de todas clases desembocan en la muerte de un ser humano a manos de otro.  No hay controles internos en los individuos, o los que hay son muy débiles.  Se mata con una facilidad espantosa.  La nuestra es una sociedad que le ha perdido el apego y el respeto a la vida ajena y propia, presa de un fatalismo enajenante y morboso.

viernes, 7 de enero de 2011

Hacia un comercio libre

El Alcalde de Bayamón ha tenido una epifanía en la Epifanía.  De clara estirpe y tradición asimilista, ahora se decanta por un acercamiento económico al resto de América Latina y al mundo, algo que para sus correligionarios es puro anatema.  Muy correctamente y con una gran dosis de realismo, se da cuenta de que no es posible continuar concibiendo al país en esta relación exclusiva con Estados Unidos, que, aunque él no la llama colonial, lo es. Si parte del problema bajo el dominio español fueron las trabas al comercio, también lo son bajo el dominio norteamericano.

Los independentistas hemos sostenido, desde siempre, que el mal llamado «separatismo» del que se nos acusa - como si fuera un delito - no es otra cosa que la necesidad de integrarnos al resto del mundo en lo comercial y en todo lo demás.  El alcalde, a quien nadie le imputaría ser separatista, lo ha comprendido.  Ojalá logre convencer a otros de su misma ideología, para que juntos podamos emprender el camino de la soberanía - la verdadera - hacia un futuro de libertad y progreso auténtico.

jueves, 6 de enero de 2011

Infeliz Día de Reyes

La televisión informa de un casi motín en la repartición de juguetes que, con motivo del Día de Reyes, lleva a cabo el gobierno en San Juan.  Aparentemente, se ha presentado demasiada gente, y la espera en fila los ha desesperado.  Me parece que ha llegado el momento de acabar con esta «tradición» de un paternalismo trasnochado.  Este tipo de actividad fomenta actitudes pedigüeñas y de dependencia que degradan al país.  El dinero que se invierte en este despliegue de caridad estaría mejor empleado en obras productivas para beneficio de esa gente que acude a buscar esta limosna gubernamental.

Lo que hay que hacer es justicia social, para que la gente no se vea necesitada de depender de estas dádivas o tentada a aprovecharlas, aunque no las necesite.  Créense buenos empleos bien remunerados, y no será «necesario» regalar juguetes, algo que, de todos modos, no es función propia del Estado, excepto como parte de un clientelismo tercermundista que debemos superar, si aspiramos a un grado superior de civilización.

miércoles, 5 de enero de 2011

"I'm [Having a Nightmare] of a White Christmas..."

Mañana, Día de Reyes, el Gobierno de Puerto Rico lo celebrará con actividades en las que la principal atracción - según sus voceros - será la nieve.  Aparentemente, los niños puertorriqueños están ávidos de ver nieve y se sienten infelices por no contar con esa «bendición» de la cual disfrutan los que, afortunadamente, viven en otras latitudes.  Por lo tanto, a un costo sustancial de fondos públicos, este gobierno asimilista y de gente desnaturalizada, hará el ridículo internacional de proveer esta experiencia navideña foránea en pleno corazón del Caribe.

Por supuesto, esta imbecilidad tiene precedente.  En los años 50, la Alcaldesa de San Juan se condolió de nuestros infelices niños y vino cargando con nieve de un viaje a Estados Unidos.  Como pueden ver, el «realismo mágico» surgió aquí mucho antes de que García Márquez lo escribiera.

martes, 4 de enero de 2011

Muertes inútiles

Continúan muriendo compatriotas nuestros, esta vez en Irak, como miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.  Públicamente, de manera «oficial» se les proclama «héroes», y sus familiares, buscando un consuelo, también lo creen así porque lo inútil de sus muertes les resulta insoportable.  Se habla del «deber cumplido», pero no pasa de ser una frase hueca.  Muchos piensan que este «tributo de sangre» es una paga justa por los «beneficios» de la ciudadanía americana.  Así de enajenante es el coloniaje.

La verdad es que son vidas perdidas sin otra razón que no sea la de complacer los designios capitalistas y hegemónicos de Estados Unidos.  Lo único que estos hombres dejan  es orfandad, viudez y desamparo.  Mientras tanto, la vida en Afganistán e Irak sigue un curso que la presencia de estos puertorriqueños en esas tierras no alteró en modo alguno.  

lunes, 3 de enero de 2011

Pueblos que mueren de nada

Vuelve a plantearse la consolidación - para no decir eliminación - de municipios, ante la dura realidad económica del país.  Lo dije hace algún tiempo: Puerto Rico no aguanta 78 municipios.  Estas 3,500 millas cuadradas de pobreza más o menos encubierta no pueden soportar el peso de tantos gobiernos, con todo lo que eso conlleva, incluso la corrupción.  Hay pueblos que son realmente barrios de otros más grandecitos; muchos surgieron como desprendimientos de ellos.  Se comprende el apego ciudadano a la identidad separada de los pueblos, pero la estrechez de recursos obliga a dejar a un lado el regionalismo y pensar en el bienestar general del país.  Municipio que no genere suficientes recursos para funcionar adecuadamente, municipio que debe desaparecer.  El gobierno central no puede continuar subsidiando a los pueblos empobrecidos.  Es hora de repensar el país sobre bases de sustentabilidad real.

domingo, 2 de enero de 2011

Loco con el chocolate

La terrible enfermedad de Alzheimer, hasta ahora incurable y poco tratable, tiene ahora una nueva terapia. En algunos lugares se ha implantado un método que consiste en «seguirle la corriente» al paciente, en todo lo posible, y complacer sus gustos, aun los más raros. La idea es mantenerlo contento, a la vez que aliviarle la carga a quien lo cuida. Parte de la terapia es eliminar o reducir la dependencia de los fármacos, algo que ha dado buenos resultados, pues le permite participar de ciertas actividades, en la medida de sus capacidades. Al paciente se le da lo que quiera y a la hora que quiera, y eso elimina las rabietas y el comportamiento difícil de manejar. En fin, en vez de pretender que se ajuste a unas normas impuestas, es el sistema el que se amolda a sus necesidades. Después de todo, al paciente no le queda mucho de vida, ¿para qué contrariarlo?

Se informa que a los pacientes suele dárseles chocolates o cualquier otra comida que apetezcan, aunque no sean las más nutritivas o indicadas desde un punto de vista ideal. Me dan ganas de «hacerme el loco»...

sábado, 1 de enero de 2011

Con anhelo de bien

El 1 de enero de 2010 amanecí pesando 200 libras.  Hoy, 1 de enero de 2011, peso 168 libras.  Un susto de naturaleza cardiaca en mayo pasado en Granada, que reveló un nivel de azúcar en sangre algo elevado, me convenció de que debía modificar mis hábitos alimenticios.  Así, a fuerza de voluntad y sin medicamentos de clase alguna, me dispuse a adelgazar, con los resultados ya dichos.  Me siento y me veo - en lo posible a mis casi 61 años - mejor.  Es posible lograrlo, si se reducen las porciones de lo que se come y, en mi caso, se eliminan los postres o se consumen los hechos con endulzantes distintos del azúcar.

Espero que este modesto ejemplo de superación personal sirva de inspiración, este 1 de enero, a quienes estén en una situación parecida a la mía.