sábado, 31 de diciembre de 2011

Fin de año morboso

Explíqueme alguien por qué es necesario que en estos días los medios de comunicación nos ofrezcan un recuento de lo ocurrido en el año que concluye. Aparte de uno que otro amnésico, paciente de Alzheimer o alguien que haya estado en coma por un periodo prolongado, el resto de los mortales sabemos lo que pasó y, sobre todo cuando se trata de cosas desagradables -- que, lamentablemente, son las más -- no queremos que nos las recuerden. El colmo es que entonces se aprovecha para traer a cuento sucesos trágicos del pasado remoto. Ahí se tiene el fuego en el hotel Dupont Plaza hace 25 años.

En fin, termina uno el año deprimido y con ganas de pegarse un tiro...

viernes, 30 de diciembre de 2011

Un buen negocio en Irak

A los americanos siempre se les ve la costura, sobre todo cuando de dinero se trata. La supuesta «salida» de Irak ha sido seguida muy rápidamente con el anuncio de la venta de $11,000 millones en armamentos, para proteger al gobierno de ese país, el cual tiene de democrático lo que tengo de ser católico practicante. Es más, ya se palpa un endurecimiento del gobierno títere que los americanos dejaron allí. Pero, nada de esto les importa a los yanquis; lo que ellos quieren es un gobierno que les compre armas en cantidades industriales, aunque luego las use para oprimir al pueblo que las tropas de Estados Unidos liberaron de la dictadura de Saddam Hussein. Ése siempre ha sido el criterio principalísimo de los americanos en la política internacional: quien haga negocios con ellos, es bueno, aunque sea más malo que Satanás. Repásese la historia, y no hay duda alguna de que ello es así. Es solamente cuando se afectan sus intereses económicos que el otro país se convierte en su enemigo, y entonces hay que bombardearlo, invadirlo y ocuparlo, para poner un gobierno que complazca al bolsillo de corporate America.

jueves, 29 de diciembre de 2011

La corrupción y las carreteras

Hace unos años, le pregunté al mayor de mis cuñados, ingeniero civil especialista en carreteras, por qué las nuestras eran tan malas. Ya yo había dado unas cuantas vueltas por el mundo, y sabía de primera mano que las había buenas. Me dio una explicación que había que ser ingeniero para darla e ingeniero para entenderla. Pero, tengo mi propia tesis: es parte del latrocinio gubernamental en contubernio con el privado de contratistas y subcontratistas. Algo menos de tal o cual material aquí y allá o materiales de inferior calidad, y esos «ahorros» van al bolsillo del constructor, quien en kilómetros y kilómetros de carretera...calcule el lector.

En un país como el nuestro, sobrepoblado de gente y de autos, el uso de las carreteras es intenso. Si no se construyen bien, duran muy poco, y eso mismo les pasa a los vehículos. El negocio es redondo: más carreteras y más autos...y más hoyos.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Por la borda

Siguen las desapariciones o muertes más o menos misteriosas en alta mar alrededor del mundo en barcos cruceros. La más reciente se ha producido muy cerca de nuestra isla. Se trata de una cantinera filipina de 30 años, quien fue vista -- y filmada -- arrojándose por la borda. A primera vista, luce como un suicidio, suceso que no es inusitado, de suyo, aunque el escenario no sea el usual.

De cualquier forma, no deja de inquietar este nuevo episodio en una cada vez más larga cadena de muertes inexplicables en este ambiente de comodidad, disfrute y, frecuentemente, lujo. Agatha Christie hubiera novelado brillantemente este misterio, con un título como Death on the High Seas o And Then, There Was Another...

martes, 27 de diciembre de 2011

«¡Señor, Señor!»

El caso del piloto puertorriqueño asesinado en República Dominicana, aparentemente involucrado en el narcotráfico, pone de manifiesto una actitud que, con alguna frecuencia, se hace patente. Familiares y amigos basan su incredulidad, en gran parte, en la religiosidad del individuo, como si eso lo colocara sobre toda sospecha. El hombre era un «siervo de Dios» o algo así, ergo no podía andar -- en este caso, volar -- en malos pasos.

Decir eso es una ingenuidad de marca mayor. A menos que se descubra que alguien colocaba en y luego retiraba la droga subrepticiamente de los siete aviones del piloto, hay que concluir que el sujeto se dedicaba al tráfico de drogas, no importa lo mucho que leyera la Biblia y visitara el templo. Los que han leído la Biblia -- aunque sea superficialmente -- saben que en ella se afirma que «no todo el que dice ¡Señor, Señor! entrará al reino de los cielos» o algo así.

Ni con siete aviones.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Un lloriqueo injustificado

El movimiento antibélico en Estados Unidos en la época de la guerra de Vietnam produjo dos consignas memorables: la pasiva Suppose they gave a war and nobody came y la militante Hell, no; we won't go! Ambas vienen a mi mente cuando leo los lamentos de soldados puertorriqueños que regresan lastimados en cuerpo y espíritu de Afganistán e Irak. A estas alturas de la historia, deberíamos haber aprendido que ése es el costo de complacer los caprichos guerreristas de los americanos. Si los boricuas salen a bombardear y a dispararle a los afganos y a los iraquíes, no pueden pretender que ellos no se defiendan en su propia tierra.

El fanatismo o la indiferencia moral de quienes le entregan su conciencia a los yanquis y están dispuestos a matar a quienes ellos le encarguen tiene estas consecuencias. Aquellos que van a la guerra livianamente, como quien va de pasadía, sin pensar en la justeza de lo que se va a hacer en esas tierras lejanas pobladas de seres humanos que sienten y padecen, merecen lo que les ocurra. Cada hombre tiene el deber insoslayable de examinar las consecuencias de sus actos, sobre todo si se trata de quitarle la vida a hombres, mujeres y niños. No hay bandera -- sobre todo si es ajena -- que lo escude de ese escrutinio moral.

«El que a hierro mata, a hierro muere».

domingo, 25 de diciembre de 2011

Un ejercicio de soberanía

Es de aplaudir la liberación -- a manera de «indulto pascual» --  de casi 3,000 presos en Cuba, por dos razones. Primero, por el gesto humanitario en sí mismo que supone la conmutación de una sentencia carcelaria, sobre todo a personas muy mayores de edad o enfermas. Segundo, porque lo han hecho de acuerdo con su criterio y en el momento que les ha parecido conveniente a sus intereses como nación soberana, no respondiendo a dictámenes o presiones extranjeras.

En cierta forma, resulta una lección a Estados Unidos, su enemigo jurado. Los americanos no han sido particularmente generosos con, por ejemplo, los presos políticos puertorriqueños. Ahí está el caso de Oscar López Rivera, quien, contra toda noción de humanidad, se pudre en una cárcel yanqui en una condena absurdamente larga y vengativa. Y, en la misma Cuba, Estados Unidos retiene en Guantánamo cerca de 200 presos en una situación kafkiana, al margen de las normas más elementales de derechos humanos y del debido procedimiento de ley.

En fin, bien visto, esto es una «bofetá sin mano» de Fidel al Tío Sam.

sábado, 24 de diciembre de 2011

♪ Noche de Paz... ♪

Como mi hijo no se cansa de recordarme, «nunca tuve infancia». O la que tuve fue algo «anormal». Lo cierto es que nunca le vi la gracia a la pirotecnia como elemento de celebración navideña. Porque, ¿qué carajo tienen que ver los cohetes, las estrellitas, las luces de bengala y los petardos con la Navidad? No es que yo esté cortado por la misma tijera que Ebenezer Scrooge, pero todo eso es una imbecilidad, costosa y peligrosa. Por ahí andan unos cuantos manquitos y tuertitos, debido a un descuido o un mal funcionamiento de uno de esos explosivos que parecen inofensivos pero no lo son. Todos los años se suma alguno, y hay que estar advirtiendo y hasta amenazando con cárcel y multa a los idiotas que, junto con quienes disparan al aire, creen que el escándalo y la estridencia son signos de felicidad.

Pero, hombre, ¿qué pasó con Noche de Paz?

viernes, 23 de diciembre de 2011

Libertad para progresar

En esta antevíspera del día de Navidad, resulta inspirador el mensaje de aliento y esperanza de unos empresarios puertorriqueños, que se resume en creer en nosotros mismos, trabajar intensamente y ser solidarios, apoyando los esfuerzos de nuestras fuerzas productivas. Su éxito es la mejor prueba de que es posible salir adelante, si están presentes estas condiciones. Quiérase o no, el coloniaje que padecemos desde hace siglos es el mayor obstáculo para el logro de un progreso auténtico, no el ficticio de la dependencia de dádivas. El tutelaje eterno nos apoca, fomentando el complejo de inferioridad y la consiguiente inseguridad en nosotros mismos. Una economía enfocada abrumadoramente en servir intereses foráneos no es la base más sólida sobre la cual construir un país. Tampoco puede darse un crecimiento amplio y sostenido de la producción nacional en un país sometido a un estado de derecho que impide su protección y favorece la de un mercado cuya competencia le resulta injustamente desigual.

En fin, trabajemos para liberarnos de las cortapisas y limitaciones que, en nuestro caso, dificultan de manera  muy particular la ansiada prosperidad con la que soñamos en la época navideña.

jueves, 22 de diciembre de 2011

♪ Yo soy un hombre sincero... ♪

Guantánamo es una afrenta doble, al derecho y a la moral internacional. Lo ha sido desde el día en que el poder imperial de Estados Unidos le impuso la base a Cuba, y hace diez años, con el centro de detención de sospechosos de terrorismo. La moral cínica y torcida norteamericana ideó este encierro extraterritorial para burlar los derechos constitucionales y humanos que dice respetar. Atrás quedó aquel principio de que donde flota la bandera americana se extiende su palio constitucional.

El resultado de esa maniobra está a la vista: una década del más flagrante abuso del debido procedimiento de ley. Amnistía Internacional lo denuncia contundentemente en estos días. Es uno de los principales fracasos de Obama, «la gran esperanza negra», cuya gestión ha sido marcadamente gris en el ámbito internacional. Han podido más los Jefes del Estado Mayor Conjunto, que el reclamo jurídico y moral para que cumpla su promesa de cerrar esa ignominia.

No ha habido change y hay poco hope de que lo haya.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Un voto de conciencia

Toda la controversia acerca del plebiscito de noviembre 2012 obedece a que hay un sector de puertorriqueños que está a gusto con la colonia, y no quiere cambio alguno. Por eso, le han puesto todas las faltas imaginables a la consulta. Los independentistas de corazón y por convicción no tenemos problema alguno en contestar las dos preguntas. En la primera, rechazaremos continuar con el status actual, por ser indigno de seres humanos, sobre todo a estas alturas de la Historia. En la segunda, afirmaremos categóricamente nuestro deseo de ver la Patria libre y soberana, como tantos otros pueblos del mundo.

Poco importa el efecto práctico o real que esto tenga. Nunca debe rehuirse la ocasión de que se nos cuente entre los que no estamos de acuerdo con la sujeción política a la que estamos sometidos por parte de Estados Unidos de América. Solo quienes tienen el alma embotada por el coloniaje no ven el valor de expresarnos ante nosotros mismos, Estados Unidos y el resto del mundo a favor de la dignidad y la nobleza de la aspiración libertaria. No importa el costo, el día, la hora o cualquier otra condición: la libertad hay que exigirla siempre. Que queden en evidencia el imperio que la niega y los criollos que lo consienten.

martes, 20 de diciembre de 2011

El ala rota

Se publica con gran despliegue el «fracaso» de los vuelos directos a Cuba, y lo achacan a «falta de interés». Pero, hombre, si apenas hace tres o cuatro meses que el servicio está disponible. Más importante aun, son tantas las restricciones, que son poquísimas las personas que pueden aprovechar los vuelos. La principal es que no se puede viajar como turista. Entonces, a menos que sea con motivos culturales, deportivos o familiares, no es posible ir allá. Pues, eso es condenar el asunto al fracaso, ya que la inmensa mayoría de las personas que viaja por todo el mundo lo hace por puro placer. Si esta misma restricción se le pusiera a viajar a otro país, iría muy poca gente también. Lo irónico y cínico de todo esto es que quienes restringen a sus ciudadanos de esta manera irrazonable son los mismos que se rasgan las vestiduras ante cualquier cortapisa a la libertad en Cuba, Venezuela y otros países.

¿Verdad, Yoani Sánchez?

lunes, 19 de diciembre de 2011

«Caveat emptor»

De las muchas gestiones que podría hacer el Comisionado Residente de Puerto Rico en Washington, la de conseguir que una veintena de empresas envíen a nuestra isla la mercancía que venden por Internet me parece algo liviana y hasta risible. Supongo que para quienes oran ante el altar del consumo desmedido es un asunto de vida o muerte. Para el resto de los mortales, es una pendejada. Si esas grandes empresas no quieren hacer negocio con la gente de aquí, ese es su derecho dentro del esquema de la libre empresa que tanto se alaba. Plantear esa decisión de negocios como un «discrimen» digno de ser atendido por todo un representante del Gobierno de Puerto Rico es una ridiculez.

Cada consumidor tiene la libertad de comprar o no comprar a un comerciante, distribuidor, fabricante, manufacturero o suplidor, dependiendo de si cree que le conviene.  Ciertamente, la entrega a nuestro país es un factor importante, que será tomado en cuenta en ese proceso. El Comisionado tiene mejores cosas que hacer que atender este lloriqueo de consumidores antojados.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Una gestión de cobro impostergable

La noticia de que la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico se encamina a realizar gestiones de cobro de los más de $300 millones que se le adeudan a la UPR es buena, pero a la vez reveladora de que estudiantes y profesores tenían razón en sus reclamos huelgarios de hace un tiempo. Reiteradamente se sostuvo que, antes de aumentar la matrícula y reducir beneficios al claustro, debían agotar los recursos para tratar de recobrar los muchos millones de dólares que tiene la Universidad en cuentas por cobrar. Parece evidente y lógico que, como parte de una sana administración, bien sea pública o privada, antes de tomar medidas drásticas de otro tenor, se intente por todos los medios cobrarle a los deudores.

En este contexto, resulta sorprendente y muy revelador de una ineficiencia administrativa de marca mayor que no haya unas disposiciones reglamentarias relacionadas con el cobro de deudas por parte de la UPR. Más temprano que tarde, la comunidad universitaria ha quedado reivindicada en sus señalamientos de mala administración, como raíz de los problemas que aquejan a este centro docente, por los que se quiso hacer pagar a los estudiantes.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Un buen cantazo

Hay que aplaudir la sentencia de 18 años de prisión por 18 cargos de corrupción al exalcalde de Vega Baja. Y la ñapa de $300 de multa por cada cargo no está del todo mal tampoco. Esperemos que muchos otros se vean en ese espejo, para que piensen largo y tendido acerca de aprovechar sus puestos electivos o de nombramiento, para enriquecerse o enriquecer a otros indebidamente.

Lo que importa ahora es que esa sentencia se cumpla total o sustancialmente, pues de muy poco valdrá su dureza, si se ve acortada grandemente por el efecto de bonificaciones por buena conducta o algún otro beneficio. El castigo solo será ejemplarizante, si el efecto es lo suficientemente contundente como para que sea disuasivo de la conducta criminal. Unas cortas «vacaciones a la sombra» no asustan a los desfachatados que se burlan del pueblo en el desempeño de sus deberes públicos.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Salud mental en Navidad

Tienen razón los que afirman que «una foto vale más que mil palabras». Ahí está la del Secretario de Salud arrancando un pedazo de cuerito de un lechón asado a la vara. Su felicidad es evidente. El doctor González no pensaba en colesterol -- ni bueno ni malo -- , triglicéridos o todos esos contajes majaderos con los que los doctores nos asustan y nos hacen la vida imposible. El hombre cedía a la tentación irresistible para nosotros los boricuas de comer ese cerdo preparado de manera ancestral, a riesgo de apoplejías, infartos y todas las demás calamidades del universo. El titular de Salud, como siquiatra, sabe que no comerse ese cuerito le podría provocar una crisis nerviosa en Navidad.

Hay cosas por las que bien vale la pena morir... y el cuerito de lechón bien tostado es una de ellas.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Falsa salida

Obama hace de tripas corazón, en su cacareada salida de Irak. Poco le ha faltado para exclamar ¡misión cumplida!, sobre la que es verdaderamente «misión fallida». Aparte de eliminar a Saddam Hussein -- que, por momentos, no parece tan gran cosa -- los logros americanos son cuestionables. Eso de que dejan un país «estable y democrático» es, cuando menos, hiperbólico. El «logro» principal es haber enriquecido aun más a ciertos sectores del insaciable capital americano, para el cual la guerra siempre es un buen negocio. En esa ecuación, 4,500 muertos americanos -- los 100,00 iraquíes no cuentan, por supuesto -- no pesan mucho en la [in]conciencia del imperio.

De ahí que la retirada sea de mentiritas. Se quedan unos cuantos soldados, pero, sobre todo, unos cuantos miles de «contratistas», término un tanto ambiguo, que puede cubrir personal del mundo de los negocios y encubrir personal como aquél que en la época de Vietnam llamaban «consultores», es decir, agentes de inteligencia. Ya se ha dicho que hay billones para continuar la reconstrucción de Irak.

¿Quién ha dicho que los americanos se van de Irak?

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Guión perfecto para una muerte

La mujer de 76 años se buscó la muerte, cruzando una avenida, a despecho de un paso peatonal elevado, en horas de la madrugada y sin alumbrado público. Tenía, pues, todos los elementos en contra. Su edad supone falta de reflejos y problemas de movilidad. La hora --5:45 a.m. de un diciembre naturalmente oscuro -- no era la más propicia para intentar algo tan arriesgado. De haber esperado unos minutos, habría tenido a su favor la claridad del día. Incluso hubiera podido usar el puente peatonal sin temor a la oscuridad.

La falta de alumbrado público es un problema grave para la seguridad de nuestras calles y carreteras. Hay cientos -- quizá miles -- de postes en todo el país con luminarias fundidas o que nunca han funcionado. Es una situación escandalosa, pues, entre otras cosas, supone un gasto cuantioso e innecesario en postes inútiles.

Forzoso es señalar que nuestra gente es estúpidamente temeraria, pues acostumbra cruzar avenidas y carreteras obviando los puentes peatonales, como en este caso. Darwin tenía razón: sobreviven los más aptos.

martes, 13 de diciembre de 2011

Admisión de culpa

Aunque tardío, el mea culpa de Obama por la cuota de responsabilidad de Estados Unidos del narcotráfico es de destacar. A los americanos les cuesta mucho admitir que no son perfectos, y para ellos, la culpa siempre es ajena. Pero, tal parece que lo dicho por Felipe Calderón hace poco ha avergonzado a los yanquis, y no han podido más. Ya Hillary y Holder habían balbuceado unas disculpas, pero nada como oírlas de la boca del Jefe.

Y es que la lógica del asunto es apabullante. Con sus 300 millones y pico de habitantes, aun en las malas, Estados Unidos sigue siendo rico, y su gente, enferma y viciosa, tiene los recursos para procurarse las drogas a granel. Un mercado así atrae suplidores de cocaína, heroína, marihuana y todo lo demás. Sin esos clientes o consumidores, el negocio de la droga en este hemisferio sería totalmente distinto.

A lo anterior, hay que añadir la responsabilidad de los americanos por el tráfico ilícito de armas que es consustancial al de drogas. Baste señalar el bochornoso episodio reciente denominado Fast and Furious, un proverbial «tiro por la culata» gringo.

Mucho temo que estos «golpes de pecho» presidenciales no pasarán de eso; ese país está demasiado podrido para tener redención.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Una vejez de lujo

Se anuncia la apertura de una égida de lujo con un canon de arrendamiento mensual entre $3,000 y $5,000. Pues, eso será para viejos ricos o cuyos hijos lo sean, o para jubilados del narcotráfico, porque, a esos precios, ningún hijo de vecino podrá pasar sus últimos días ahí. Supongo que se trata de parte de la tendencia general en nuestro país de construir apartamentos y casas que nadie puede pagar, y que luego  quedan como «elefantes blancos». Con lo mal que está la situación económica, aun la gente acomodada hoy no tiene la certeza de serlo mañana. Por lo tanto, asumir un compromiso económico de esa magnitud resulta muy arriesgado.

Hombre, que sería triste que desahuciaran al abuelo, por falta de pago...

domingo, 11 de diciembre de 2011

«Sarna con [dis]gusto...»

Esto de que haya sarna humana en una dependencia del Centro Médico es escandaloso. E imperdonable, si, como se alega, se debe a que una supervisora de la sala de recuperación acudió a trabajar con la condición, y así contagió a sus compañeros de trabajo. Siempre he sabido que el lugar más insalubre del mundo es el hospital -- allí todo el mundo está enfermo -- y esto lo confirma.

¡Hombre, si es lo que digo: para ir al hospital, es mejor morirse!

sábado, 10 de diciembre de 2011

Así no se educa bien

Tienen razón las unidades académicas de la Universidad de Puerto Rico al oponerse a la proliferación de cursos acelerados que propulsa la administración central. Es una idea mala, y si se hace por dinero, peor. He dicho muchas veces que lo que hace falta es rigor y más tiempo lectivo, para lograr una educación de mayor calidad. Ofrecer cursos abreviados para cobrarlos más caros empobrece la educación universitaria. Las dificultades económicas de la UPR hay que resolverlas de otra manera, no convirtiéndola en una quincalla de cursos de dudoso valor académico o cuasi vocacionales de corta duración para satisfacer una demanda de estudiantes que quieren una preparación light para conseguir empleo a corto plazo.

Para eso hay una amplia oferta de academias, centros, institutos y liceos en el país. El «primer centro docente» de Puerto Rico debe estar a otro nivel.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Un informe "Made in USA"

No puede sorprendernos el informe de encargo de la agencia del Gobierno de Estados Unidos sobre la relación entre las prácticas militares durante 60 años en Vieques y la salud de sus habitantes. Como era de esperarse, no la han encontrado... porque no la quieren encontrar. Ni siquiera luego de que, hace algún tiempo, científicos puertorriqueños abochornaran a sus colegas americanos demostrándoles que eran unos chapuceros.

Pero, el imperio es prepotente y temerario, y no quiere admitir lo que todo el mundo sabe: que envenenó el agua, el aire y la tierra viequense durante 60 años de bombardeo inmisericorde y prácticas bélicas con sustancias extremadamente tóxicas que han enfermado a su población a unos niveles totalmente desproporcionados de los del resto de nuestra gente.

La desfachatez es tan grande que el representante de Puerto Rico en Washington -- cuyo asimilismo no puede cuestionarse -- está indignado con este intento de seguir encubriendo este monstruoso crimen ambiental contra todo un pueblo. Él, que quiere creer en la decencia yanqui, no se acaba de convencer de que para ellos no somos más que ratas de laboratorio.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Lo aprendió en casa

«Hija de gato, caza ratones». Se le imputa a la hija del exsenador De Castro Font, preso por corrupción, haber invadido el carril en sentido contrario y provocado un accidente con daños de consideración al otro conductor. La joven de 20 años manejaba su vehículo a la 1:25 a.m. con el marbete vencido hace seis meses. La prueba de alcohol no registró que la muchacha estuviera bebida, por lo que algo distinto debe haber causado su distracción. Quizá algo relacionado con el individuo que la acompañaba.

Irónicamente, hace muy poco, esta joven apareció en una filmación difundida por YouTube mostrando su apartamento -- y, de paso, sus abundantes pechos -- quejándose de las muchas cosas negativas que se decían de ella. Por alguna razón que no estuvo clara, ella pensó que esa visita guiada por sus aposentos le serviría para despejar dudas sobre su reputación.

Ahora tendrá que hacer otra filmación...

martes, 6 de diciembre de 2011

¡Pobre Presidente!

Resulta chocante que el Presidente de la Universidad de Puerto Rico, agrónomo de profesión, avale el gasoducto, no solo por el daño ambiental que supone el proyecto, sino porque, además, su trazado afectaría directamente el campus del Recinto de la UPR en Utuado. Sería de esperar una mayor sensibilidad ecológica de quien ha dedicado su vida profesional a los asuntos agrícolas, pero, aparentemente, han pesado más en su ánimo los cantos de sirena de un alegado ahorro en la factura de la energía eléctrica para la Universidad.

Aun cuando ello fuera cierto, el Dr. Muñoz debería tener la altura de miras para ver más allá de los intereses particulares de su institución y sopesarlo con los del resto del país. El apego a una silla gubernamental no debe nublar el entendimiento sobre los mejores intereses de toda una sociedad. A veces hay que decir «no», aunque ello le cueste un puesto largamente anhelado a quien tenga la valentía de oponerse a una idea lesiva al bien público.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Otro remedio peor que la enfermedad

A todos los que me aprecian, se preocupan por mi salud, y me instan a «tomarme las pastillas» para la diabetes:

Hoy, en aviso de prensa de un bufete de Estados Unidos, se hace saber que la Food And Drug Administration alerta a quienes hayan tomado el medicamento Actos para la diabetes por más de un año acerca de la probabilidad de contraer cáncer de la vejiga, y que ellos llevan un pleito de clase sobre el particular. Así que deben andar por ahí unos cuantos diabéticos de lo más contentos con sus niveles de azúcar en sangre y su cáncer de vejiga.

¡No me quieran tanto!

domingo, 4 de diciembre de 2011

El «crimen» del padre Pedro

Otro casito para la «nueva Inquisición». Primero fue el del arzobispo González Nieves, por su más reciente «pecado», al erigir El Altar de la Patria en  la Catedral de San Juan. Ahora es el padre Pedro Ortiz, expárroco de Caguas condenado al ostracismo en Gurabo, por sus posiciones puertorriqueñistas. Resulta que al padre Pedro le ha dado con integrar elementos de la literatura boricua en las misas navideñas, algo que, seguramente, se considerará subversivo en el absurdo colonial que vivimos. De mañana no pasa que alguien le envíe un e-mail al Vaticano para que investiguen las actividades «revolucionarias» o «terroristas» de este cura, que va rumbo al martirologio, a manos de su Iglesia.

Así que prepárense para otra «visita pastoral» de algún monseñor gatillero y el traslado de padre Pedro a la «parroquia» de la Isla de Mona...

sábado, 3 de diciembre de 2011

La desesperanza del desempleo

A los americanos les va tan mal económicamente, que ya están que celebran cualquier cosa. Se produce una disminución mínima en el desempleo, y lo anuncian con bombos y platillos. Claro, voces objetivas señalan que la reducción se debe a una situación verdaderamente preocupante: más de 300,000 personas se suman a los que ya ni se molestan en buscar empleos que no existen.

Esto no es nuevo. Siempre se ha dicho que el cálculo del empleo se tiene que hacer partiendo del número de los aptos para emplearse, porque, de esta manera, se incluyen los que, desanimados, no buscan empleo. Es ahí donde radica el gran fracaso de una economía como la de Estados Unidos en este momento. El hombre que llegó a la presidencia predicando el cambio y la esperanza no logra lo primero y su gente ha perdido lo segundo.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Servicios Legales de Puerto Rico...realmente

Se anuncia una reducción sustancial de los fondos que recibe de Estados Unidos la Corporación de Servicios Legales de Puerto Rico, entidad que atiende casos civiles de la población indigente. Dejando a un lado los méritos de esa decisión, los americanos tienen perfecto derecho a establecer sus prioridades, por lo que la dependencia nuestra de ese apoyo económico tiene que ser reconsiderada. Cada vez es más evidente que no es posible seguir contando con el Tío Sam para resolver nuestros problemas. Quienes creemos en la independencia -- y mucho del personal de SLPR tradicionalmente ha sido independentista -- tenemos que procurar ese destete y pensar de manera creativa en cómo resolver los problemas de Puerto Rico al margen de la presencia de Estados Unidos.

El país tiene que funcionar sin el chupete americano. Quizá tengamos que ser más modestos en lo que podamos hacer, pero tendremos la satisfacción de lograrlo con nuestro propio esfuerzo, no con dádivas extranjeras. Pongamos cabeza, corazón y músculo al servicio de la Patria.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Los mantras de la mediocridad

Con el pasar de los días, resulta cada vez más evidente que Alejandro García Padilla es sólo una cara bonita. Sus expresiones públicas --legendariamente escasas e insulsas -- revelan una llaneza intelectual alarmante. Los libretistas del Partido Popular Democrático le han escrito dos respuestas que utiliza invariablemente cuando se le pide una reacción a cualquier decisión o propuesta del partido de gobierno. La primera es de rechazo porque no es una forma «seria» de atender el asunto, sin explicar por qué o cuál sería la forma «seria» de hacerlo. La segunda es que se trata de un «embeleco», sin dar mayor explicación. Con esos dos comodines despacha todos los cuestionamientos.

Esa vacuidad intelectual explica por qué Gacía Padilla le huye a los debates como el Diablo a la Cruz. Cuando tenga que hablar «seriamente» y contrastar su mediocridad con Juan Dalmau, candidato a la gobernación del Partido Independentista Puertorriqueño, quedará en evidencia que su candidatura es un «embeleco» del PPD. Estoy seguro de que su director de campaña, hermano de Dalmau, le habrá aconsejado que evite debatir con éste lo más posible, para que no lo haga trizas.