sábado, 31 de enero de 2015

A falta de votos, contratos jugosos

La práctica de contratar aspirantes fracasados a puestos electivos -- de suyo cuestionable -- es mucho peor cuando la cuantía de dichos contratos es exorbitante y no corresponde a inteligencia, pericia o talento especial que lo justifique. Solo hay que ver la lista de los contratados en la Asamblea Legislativa y algunas alcaldías, para comprobar el abuso de discreción al respecto. Si a ello le añadimos el hecho de la situación económica por la que atraviesa el gobierno, entonces el agravio es aun mayor.

En esto, como en tantas otras cosas, no hay diferencia entre los dos partidos políticos que se turnan en desgobernar a Puerto Rico. El de ahora, que tomó el poder con la promesa de acabar con los desmanes del anterior gobierno, incurre en las mismas malas prácticas de siempre.

Por esto y muchas cosas más, llevo a orgullo no haber votado nunca por ninguno de esos dos partidos.

viernes, 30 de enero de 2015

Tic, tic, tic...

Hace tres semanas comenté que George Zimmerman había protagonizado otro incidente de violencia de género, y apunté que él  se sale con la suya porque las víctimas se arrepienten de  su denuncia, impidiendo con ello que se le pueda encausar.

Pues, acaba de suceder otra vez. Su expareja se ha negado a cooperar con las autoridades, y la Fiscalía no ha podido continuar con el caso. Uno supone que esas mujeres tienen que estar aterradas, y no se atreven a declarar en contra de él, por temor a que ocurra un «fracaso de la justicia» y él se vengue de ellas al verse libre, o a que lo condenen a un término de reclusión corto y él salga a hacerles daño.

Lo que llama la atención es que una persona tan conocida como él, por motivos negativos, encuentre parejas que se expongan a su evidente desequilibrio mental. Dicho de otra manera, esas mujeres están más locas que él.

Mientras tanto, el reloj de la bomba de tiempo sigue en su cuenta regresiva...

jueves, 29 de enero de 2015

Barranca abajo

Espero que en el afán de complacer a los ciclistas y los corredores con el llamado Paseo Lineal en Puerta de Tierra no se sigan perjudicando ciertos elementos del entorno natural. Por lo pronto, las palmas del litoral han sucumbido, y ahora hay el temor fundado de que yacimientos arqueológicos se vean sepultados por el cemento. Todo esto en la «Ciudad Patria», cognomento acuñado por la alcaldesa para pescar el voto de independentistas ilusos y otros «tontos útiles».

Creo que, con el paso del tiempo, muchos de los que votaron por Carmen Yulín se van desilusionando con un proceder que tiene demasiado de efectismo y golpes publicitarios; de lemas simpáticos, pero poca sustancia, dentro de una faena de incesante protagonismo en asuntos banales.

Ojalá no haya que lamentar el agravamiento de la erosión o la pérdida de patrimonio arqueológico por este nuevo embeleco de la alcaldesa, quien, a pesar de su cacareada democracia participativa y gobernanza, se muestra veleidosa en sus decisiones desatinadas.

miércoles, 28 de enero de 2015

Chinchal, USA

Esa manía típicamente americana de hacer listas de todo y para todo, de vez en cuando los retrata en sus miserias. Una empresa de fumigación de alcance nacional ha publicado una lista de las 50 ciudades con mayor población de chinches. ¿Cómo? Pero, ¿no es eso cosa del «Tercer Mundo»? ¿Chinches en USA?

Pues, sí, y la primera en la lista es nada menos que Chicago, ciudad que se da aires de metrópolis, con canciones que cantan sus virtudes. Detroit es la segunda, pero eso no puede sorprender, pues, desde que la industria automotriz se hundió y la llevó a la quiebra, a la ciudad le «cayeron chinches». La cuarta es Los Angeles, cuyo glamour  es evidentemente tan fantasioso como el de la industria cinematográfica que la ha hecho famosa. Y así por el estilo, quitando la sábana de la cama estadounidense, para revelar que no está muy bien que digamos.

¡Y tanto asco que le tienen al resto del mundo!

martes, 27 de enero de 2015

Haciendo que se hace

La norma general, jurídica y políticamente, es que los asuntos gubernamentales, con contadas excepciones, son públicos. Tiene que haber una razón muy poderosa para que la confidencialidad o secretividad sea legítima. Cierta información íntima o privada de funcionarios entra en esa categoría. Las deliberaciones o discusiones internas en una agencia pública acerca de temas muy sensibles también necesitan de esa protección.

La reforma contributiva -- incluido un informe comisionado con fondos públicos --  no es un asunto que deba mantenerse oculto. Que se haya marginado a dos representantes del interés público en el grupo establecido para hacer recomendaciones formales al gobierno es el colmo de una actitud atropellante, contraria a la transparencia indispensable en una democracia. Tanto el dirigente sindical como el Presidente de la Cámara de Comercio han denunciado la escasa oportunidad que se les brindó para examinar responsablemente el documento de trabajo producido. De esta manera, se redujo su participación a una pro forma, a fin de llenar el expediente, para reclamar amplitud en la consulta al sector privado.

Así se juega a la «democracia».

lunes, 26 de enero de 2015

Médicos al rescate

Al margen de los méritos o falta de ellos relacionados con el proyecto de incineración de basura, creo que la disposición a, incluso, la desobediencia civil por parte del Colegio de Médicos Cirujanos debe aplaudirse, pues demuestra un nivel de compromiso encomiable con lo que los médicos entienden es lo mejor para la salud de nuestra gente. Ciertamente, en un país en que hay una tasa tan alta de condiciones y enfermedades respiratorias, se debe ser muy cauteloso con establecer instalaciones que puedan aumentar significativamente la contaminación del aire. En este sentido, el activismo de la clase médica no solo es un derecho ciudadano, sino un deber cívico.

Las clases profesionales no pueden permanecer al margen de las controversias públicas importantes relacionadas con su pericia. Ante circunstancias como ésta, se impone continuar con el activismo social del anterior Presidente del Colegio, tan combatido y criticado por algunos.

domingo, 25 de enero de 2015

La indignidad de la colonia

Los colonialistas irredentos, como el Gobernador de Puerto Rico y sus adláteres, para evitar enfrentar con valentía el problema de nuestra subordinación política a Estados Unidos, desde tiempo inmemorial, hacen dos cosas: la primera es ir a Washington a pedirle a los americanos que no hagan cosa alguna que ponga en peligro la susbsistencia de la colonia, y la segunda es que, para distraer la atención del problema, piden más fondos para resolver los «problemas apremiantes» de índole económica y social, como si fueran cosas aparte del coloniaje.

Sucede que esta táctica empleada por primera vez por el padre del coloniaje puertorriqueño, Luis Muñoz Marín, hace cerca de 70 años, no ha producido otra cosa que no sea el inmovilismo. Lo cierto es que esos «problemas apremiantes» nunca han sido resueltos, por lo que siempre han servido de justificación espuria para que no se atienda el problema del status de Puerto Rico frente a Estados Unidos como potencia imperial.

Solamente la enfermedad de espíritu que representa el coloniaje explica que a la altura de 2015 una mayoría de los puertorriqueños acepte la más indigna de las sumisiones sin siquiera sonrojarse ante sí y ante el resto de un mundo que hace siglos o muchas décadas supo liberarse del yugo colonial.

sábado, 24 de enero de 2015

«Yo y mi circunstancia»

Creo oportuno señalar algo acerca de los estudios e informes gubernamentales o de entidades privadas, tanto en Puerto Rico como en otros países, para que se pongan en perspectiva muchos de sus hallazgos. La realidad es que, por limitaciones de personal, recursos y tiempo, un gran número de las investigaciones que se realizan dependen en gran medida de lo que informan las personas sobre sí mismos y sus circunstancias, lo que se conoce en inglés como self-reporting. Por lo tanto, al no haber corroboración o verificación de esa información, se depende de la franqueza u honradez de las personas entrevistadas, una base un tanto dudosa para llegar a conclusiones confiables y, sobre todo, para desarrollar o establecer política pública sobre cuestiones importantes y tomar decisiones al respecto.

Me parece que se debe tener en cuenta esta realidad, cuando se dan a conocer estudios que revelan tal o cual cosa, principalmente, en el campo de las ciencias sociales y el comportamiento humano. Además de la falta de honradez inherente a la condición humana, las personas no siempre son los mejores relatores de su situación, bien sea por falta de capacidad intelectual o suficiente introspección. Hacer diagnósticos o proyeccciones sobre esa base tan frágil muchas veces resulta en programas o proyectos fracasados.

viernes, 23 de enero de 2015

«Control del vicio» en la Uniformada

Ciertamente resulta sorprendente la temeridad de algunos miembros de lo que algunos llaman el «Honroso Cuerpo», refiriéndose a la Policía de Puerto Rico. Luego de aquel caso de sexo oral entre dos agentes en horas laborables en una instalación pública, ahora, en rápida sucesión, se da el caso de una mujer policía que se masturbó con una macana y se cubrió con la bandera americana -- verdadero delito para los asimilistas del país -- y el de una pareja de policías teniendo relaciones íntimas en un carro patrulla.

Si bochornosos son esos actos y su difusión por las redes sociales, más lo son las defensas esgrimidas por los grupos de apoyo policial y el abogado de la agente «macanuda», queriendo proyectar a las mujeres como víctimas de sus parejas en estos casos.

La destitución fulminante es la única respuesta a este proceder.

jueves, 22 de enero de 2015

Cinismo e ineptitud

Creo haberlo dicho, pero los acontecimientos recientes me obligan a repetirlo: es entendible que se favorezca en algo a quienes trabajan por y donan al partido político triunfante que luego se constituye en gobierno, mas no debe hacerse de forma exagerada e indebida. Lo ocurrido con los arrendamientos de propiedades de la familia Crespo para ubicar agencias de gobierno es un favoritismo descarado que solo el Gobernador, cínico e inepto, se rehúsa a ver. El asunto es tan evidente que el patriarca de los Crespo, tan cínico como el Gobernador, lo justifica, argumentando que las pasó mal cuando el otro partido gobernó. Ahora, por lo tanto, le toca a él continuar enriqueciéndose a costa del tesoro público.

García Padilla no necesitaba de este escándalo para continuar desacreditándose ante el país que hace apenas dos años lo eligió como Gobernador. Pero, lo ha logrado.

miércoles, 21 de enero de 2015

Estupidez «de lujo»

No se aprende. Estamos empeñados en promover el «turismo de lujo», con ofrecimientos absurdos en una isla como la nuestra. Dentro de un par de meses, se inaugurará un centro comercial «de lujo», con tiendas carísimas. Ambas cosas suponen que  hay suficiente gente pudiente que va a venir a nuestro país, y que esos y los de aquí van a gastar a manos llenas en bienes y servicios «de lujo».

¿Y dónde está esa gente? Porque, en un mundo de contracción económica general, lo sensato es poner  esos bienes y servicios al alcance del mayor número de personas, es decir, los que no pueden pagar esos precios «de lujo». Ya hemos visto el fracaso de un sector de bienes raíces que, de espaldas a la realidad, insistió en construir uno y otro proyecto de viviendas «de lujo», bien fueran casas o apartamentos. Los ricos del mundo tienen mejores sitios donde gastar su dinero.

Igualmente enajenados están quienes se empeñan en esta política gubernamental, por un lado, y en esa forma de hacer negocios, por parte del sector privado.

martes, 20 de enero de 2015

Los enfermos imaginarios

Continúa la alta incidencia de fraude al Seguro Social, práctica hecha posible de manera importante por médicos y psiquiatras, algunos de mucho renombre. Ningún fraude se justifica; mucho menos el que se hace para obtener indebidamente beneficios para personas que lo merecen por condiciones de salud física, mental o ambas. El gran número de casos refleja una degeneración social a todos los niveles de nuestra sociedad. Es la busconería en grado sumo; «vivir del cuento» de que se está enfermo e impedido de trabajar, con el fin de recibir fondos públicos a los que no se tiene derecho.

Los profesionales de la salud que se prestan para estos esquemas, certificando males inexistentes o agravando falsamente los que se tienen, merecen no solamente una temporada «a la sombra», sino la pérdida permanente de su licencia para ejercer la medicina. Así de fuerte debe ser la sanción por esta traición a sus deberes profesionales, en busca de ganar dinero fácilmente.

lunes, 19 de enero de 2015

Mejorarse para mudarse

Ha pasado un poco inadvertida la noticia de la mudanza del Tribunal de Apelaciones. El asunto tiene interés porque acusa la raíz del problema: la mala administración en la judicatura que admitió un negocio que más temprano que tarde se hizo insostenible. Pagar más medio millón de dólares mensuales por el arrendamiento de ese edificio era, sencillamente, escandaloso.

Por supuesto, ese no fue el único desacierto en el que incurrió el Poder Judicial como arrendatario. El lío de las Salas de Relaciones de Familia y Menores en Bayamón sigue sin que se adjudiquen responsabilidades con consecuencias para quienes autorizaron ese negocio.

Todo esto pone sobre el tapete dos cosas. Primero, hay que preguntarse si el reclamo insistente de independencia presupuestaria por parte de la judicatura es para tener mano libre para el dispendio y los malos negocios en detrimento del interés público. Segundo, esto deuestra que no es buena política pública que la administración de los tribunales esté en manos exclusivamente de la presidencia del Tribunal Supremo y la dirección de la Oficina de Administración de los Tribunales. Ya se ha visto lo que resulta de un binomio así. Ampliar la facultad directiva para darle participación eficaz al pleno del Tribunal Supremo disminuiría la posibilidad de desaciertos como estos de arrendamientos y construcciones productos del arbitrio y el capricho de un par de funcionarios.

domingo, 18 de enero de 2015

Otra «pedrada» bien intencionada

Como si no fuera suficiente lo que publiqué en este espacio el martes pasado, ahora hay que añadir que una ley de 23 de diciembre pasado le impone al Departamento de Educación, con la colaboración de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, la obligación de poner en ejecución una campaña continua con unas orientaciones muy abarcadoras sobre el problema de la violencia en el noviazgo, asunto que, ciertamente, es preocupante, pues es parte de la raíz de la violencia doméstica. Lo que ocurre es que no se trata de una charla aquí o allá, o unos consejos que un maestro pueda dar sobre este asunto, sino algo muy ambicioso y, por tanto, abocado a la inoperancia, por falta de tiempo.

Juzgue el lector. La ley dispone: «Esta campaña debe incluir estrategias para promover relaciones sanas entre adolescentes y de pareja sin violencia, discutiendo también los temas de control y poder en las relaciones, desigualdades y estereotipos de género, habilidades de comunicación, recursos disponibles a los jóvenes afectados por la violencia en las relaciones, así como cualquier otro aspecto necesario para capacitar a los jóvenes en la identificación de maltrato físico, psicológico y emocional en el comportamiento de la pareja que puedan significar el inicio de un control exagerado y violencia».

Sigo preguntando: ¿Cuándo es que se va a hacer todo esto, y lo demás consignado el martes, en el calendario escolar? ¿Dónde está esa escuela capaz de hacerlo? Quizá haya que establecer unas escuelas especiales para tratar todos estos problemas exclusivamente, porque las que tenemos apenas pueden enseñar español, ciencia y matemática...

sábado, 17 de enero de 2015

Los cabilderos de la colonia

¡Y todavía hay incautos -- o cínicos --  que niegan que esta colonia sea un negocio redondo para Estados Unidos! Entre los muchos renglones en que los americanos hacen zafra aquí está el de cabildear ante el Gobierno Federal para que extienda beneficios a Puerto Rico o lo excluya de alguna legislación que le pueda ser adversa. Esa tarea, que sería del Comisionado Residente y de la Oficina de Asuntos Federales en Washington, tiene que ser compartida muy ventajosamente con unos americanos que viven de esta gestión pedigüeña. No importa quienes gobiernen en nuestro país, esos buscones siempre tienen jugosos contratos para conseguir alguna migaja congresional, en una gestión que tiene mucho de venta de influencia y soborno.

Mientras tanto, «no hay dinero» acá para atender alguna necesidad apremiante...

viernes, 16 de enero de 2015

Deterioro nada secreto

En medio de todo el lío de Charlie Hebdo, se pierde la noticia de la destitución de cuatro funcionarios de alto nivel  del Servicio Secreto de Estados Unidos. El desprestigio que acosa  al SS desde el escándalo de prostitución y francachela en Colombia en 2012 ha sido seguido por otros desafueros similares, a los que se han sumado los descuidos egregios en la seguridad en la Casa Blanca. Ni los cambios en su dirección al más alto nivel han podido detener su deterioro institucional.

Esto, unido a los escándalos de índole sexual en todas la ramas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, apuntan a un imperio, como otros antes, carcomido moralmente.

jueves, 15 de enero de 2015

El Gobernador queda retratado

El reversazo súbito del Gobernador en el asunto de las fotomultas es una muestra más de su inmadurez personal y política. Defender el proyecto hasta el lunes de esta semana -- incluso de una forma altanera -- para dos días después ordenar que se cancele el contrato con la empresa privada que administra ese servicio demuestra que el hombre que nos «gobierna» no sabe lo que está haciendo. Sus decisiones son improvisadas, carentes de análisis y ponderación en grado sumo. Se trata de reacciones sin fundamento; opiniones sin peso, puntos de vista cambiantes, no por convencimiento, sino por consideraciones ajenas al buen gobierno.

Tan recientemente como el lunes pasado, ya era evidente que el sistema de fotomultas es insostenible; sobre todo, como se ha implantado. El Gobernador debió aceptar esa realidad hace tiempo. El cambio dos días después, aunque correcto, lo deja muy mal parado, por haberse aferrado a un error, para tan súbitamente tener que reconocerlo y enmendarlo.

Una pena que el país no pueda hacer lo mismo con su elección en el 2012.

miércoles, 14 de enero de 2015

Fanatismo religioso por doquier

Uno se tiene que reír -- por lo menos yo -- porque en estos momentos en que el mundo entero -- incluido Israel -- se rasga las vestiduras por la masacre de París a manos de elementos extremistas islámicos, una publicación ultra-ortodoxa israelí, por motivos religiosos, se ha dado a la tarea de borrar a las mujeres de las fotos de la famosa marcha en apoyo de los caricaturistas franceses. Así que, cuando todo el mundo ha visto a Netanyahu estar hombro con hombro con Merkel en esa primera línea de los manifestantes, esta gente cambia la historia para no ofender la sensibilidad de sus lectores. Esta no es la primera vez que esta publicación hace algo parecido con respecto a las mujeres.

En otras palabras, «somos muchos los hijos del muerto».

martes, 13 de enero de 2015

«...empedrado de buenas intenciones».

En este comienzo de año escolar conviene puntualizar algo que pasa inadvertido para la mayoría de la gente. La insatisfacción general con el desempeño del Departamento de Educación no toma en cuenta que se trata de una agencia a la cual se le ha sobrecargado de encomiendas curriculares y extracurriculares imposibles de cumplir responsablemente. Para que se tenga una idea,  la escuela pública puertorriqueña debe «desarrollar un programa de orientación sobre la criminalidad, los hechos que constituyen delitos, las penalidades que estos conllevan», «establecer un programa a nivel elemental, intermedio, y secundario de moral y ética gubernamental», «establecerá, en coordinación con la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, un currículo de enseñanza dirigido a promover la equidad por género y la prevención de violencia doméstica», y «desarrollará módulos temáticos en los niveles intermedios y pre-vocacional integrando estrategias de manejos de conflictos, prevención de violencia, maltrato, comunicación efectiva en el hogar y la comunidad».

¿Y cuándo enseñan las destrezas y las materias básicas que se supone que uno aprenda en la escuela? Francamente, resulta utópico -- en el mal sentido de la palabra -- pretender que la escuela haga todo esto. La escuela no es ni puede ser el lugar  para resolver todos los problemas sociales de un país; mucho menos uno tan jodido como éste.

lunes, 12 de enero de 2015

Una pena sin fin

Quiero ser optimista, pero, con cada día que pasa, temo que Oscar López Rivera va a morir en prisión, víctima del «castigo cruel e inusitado» que el imperio le ha impuesto. Es evidente que a nadie en el Gobierno de Estados Unidos de América, tan dado a pronunciamientos de derechos humanos para consumo exterior, le parece que esa larguísima sentencia sea injusta. El hombre acaba de cumplir 72 años y va camino a cumplir 34 años preso como parte de una sentencia de 70 años. Como en una novela o relato de Kafka, la burocracia del sistema que administra la justicia penal americana permanece impasible ante la solicitud de excarcelación de nuestro compatriota. Nadie sabe decir a ciencia cierta qué ocurre con esa petición.

Creo que los americanos le aplican a Oscar lo que ellos llaman benign neglect, es decir, un «descuido benévolo» o como diríamos acá: «lo matan a cuchillo de palo».

Y un día no muy lejano acabarán por matarlo definitivamente, pues su edad o alguna condición asociada a ella se encargará de terminar su cautiverio...

sábado, 10 de enero de 2015

Un día de estos...

Hace tiempo dije que George Zimmerman, el homicida de Trayvon Martin, es una bomba de tiempo ambulante. Evidentemente, el individuo sufre de algún desajuste emocional o mental que lo convierte en pendenciero, y su absolución en aquel caso lo ha envalentonado. Luego del fracaso de la justicia que lo dejó libre, ha continuado con una rachita de incidentes ilegales o violentos que, aunque de poca monta, revela una tendencia que lo llevará, más tarde que temprano, a volver a matar a alguien.

Ahora acaba de protagonizar un tercer incidente de violencia doméstica. Hasta ahora se ha salvado porque sus parejas no han querido continuar con el caso; quizá temerosas de que salga bien y ellas paguen las consecuencias más adelante. Sea como fuere, Zimmerman parece gozar de una suerte inexplicable para salir de todos sus aprietos con la ley.

¿Quién será su próxima víctima fatal?

viernes, 9 de enero de 2015

Mantengo corporativo

La política de exenciones y subsidios en todos los renglones tiene que ser revisada, pues resulta insostenible a largo plazo.  Cuando se disfruta de alivios en el pago por servicios públicos, por ejemplo, ello conduce a un consumo dispendioso. «Con lo que nada nos cuesta, hagamos fiesta», decía mi madre. Me parece que la gente tiene que asumir la responsabilidad de pagar por lo que consume o gasta. Es manifiestamente injusto que otros tengan que pagar más porque unos no pagan por todo lo que consumen. Parte del problema económico del país se debe a que hay sectores que no responden totalmente por el costo de los servicios que reciben.

No hablo exclusivamente de la clase pobre, sino de quienes disfrutan de lo que muy acertadamente ha sido llamado «mantengo corporativo». Hay un sector empresarial que se beneficia grandemente de toda clase de exenciones, relevos y subsidios, con la excusa de que no pueden subsistir debido a los supuestos «altos costos de producción o de hacer negocio». Con base en ello, logran que sus amigos en el gobierno les aprueben ventajas contributivas y en el pago de otros renglones que no son aplicables al resto de la gente.

Por eso se enriquecen.

jueves, 8 de enero de 2015

La virtud de la prudencia

Quienes leen este espacio y los otros dos que mantengo por este medio saben que no soy tímido ni timorato; que practico el humor negro y la sátira. Como abogado, valoro la libertad de expresión y de prensa. Pero, procuro ser responsable, y no aplaudo el ejercicio de los derechos y las libertades en abierto menosprecio de ciertos valores que abonan a una convivencia pacífica y sana.

Si bien hay un amplísimo margen para el desenvolvimiento humano en una sociedad democrática y libre, los seres humanos no deben colocarse ni mucho menos colocar a otros deliberadamente en situaciones de peligro. Tampoco se puede provocar a otros, y esperar que ello no tenga consecuencias.

El mundo es consciente de que hay elementos dispuestos a vengar con violencia las blasfemias al islam. Independientemente de lo que uno pueda creer sobre ciertos postulados religiosos, como principio de convivencia humana, se deben respetar, y no deben ser objeto de mofas hirientes. No hacerlo, en este caso en particular, es adoptar una actitud irresponsable y hasta suicida, pues se pone en riesgo no solamente la seguridad propia, sino la del entorno.

El mundo sería mucho mejor si practicamos una mayor prudencia y nos abstenemos de burlarnos y humillar a los demás en cosas que consideran sagradas.

miércoles, 7 de enero de 2015

Un polvorín del FBI

En un episodio que recuerda la nefasta presencia de la Marina de Estados Unidos en Culebra y en Vieques, un fuego ha puesto al descubierto que el FBI guarda municiones en el polígono de tiro de la Policía de Puerto Rico. Una vez más, nuestra isla se tiene como polvorín de entidades castrenses o de orden público de Estados Unidos, creando o aumentando el riesgo a la seguridad pública del país.

Y es que eso es lo que ha sido Puerto Rico para los americanos: un depósito de armas y municiones, un lugar para el tiro al blanco de aviones de combate y barcos de guerra, y un campo de experimentos químicos con fines bélicos. Tiene que ocurrir o estar a punto de ocurrir un desastre, para que el país se entere de lo que los amos del Norte le ocultan.

martes, 6 de enero de 2015

«Las Gladiolas» marchitas

Entrando al quinto año de haberse demolido el residencial público «Las Gladiolas» los antiguos moradores todavía esperan por el prometido regreso al lugar en un proyecto nuevo. Mal que bien, aquello era una comunidad, y la salida forzosa se quiso atenuar con el compromiso de recomponerla en mejores condiciones. La tardanza en ello se ha justificado no muy claramente, a base de falta de fondos y otras alegaciones de índole burocrática. Pero, a mí me huele a otra cosa.

El solar donde ubicaba «Las Gladiolas» está en el mismo corazón de Hato Rey, contiguo a la «Milla de Oro», centro financiero del país. Una propiedad así tiene que ser objeto de la codicia de muchos, que ven como un desperdicio dedicarla a alojar a un montón de gente pobre y prieta. En todo este tiempo, debe haber habido mucha presión de inversionistas y desarrolladores para que se cambien los planes originales, y se dedique esa localización a algo mucho más productivo y rentable que tener a esos pobres en vitrina, tan cerca de la imagen de prosperidad y opulencia de la que nos gusta presumir falsamente.

Veremos lo que trae el nuevo año en este caso.

lunes, 5 de enero de 2015

Los eternos Reyes Magos

Contra el viento y la marea del asimilismo y la transculturación que el colonialismo fomentan, la tradición puertorriqueña de los Tres Reyes Magos susbsiste y pervive en nuestro pueblo. Ni Santa Claus, los muñecos de nieve y otras ridiculeces enajenantes que por décadas se nos han metido por ojos, boca y nariz han podido con la magia de los Magos de Oriente. Nada hay contra Papá Noel como símbolo del espíritu navideño, pero esa tradición no es nuestra, y no hay razón alguna para que la adoptemos, como si la auténticamente nuestra necesitara un refuerzo de una cultura foránea.

El coloniaje nos ha convertido en un país equivocadamente «hospitalario», donde, para no parecer xenófobos, aceptamos celebraciones y tradiciones tan absurdas y risibles en nuestro medio como la de san Patricio o los huevitos de Pascua. Tratando a nuestro niños como si fueran unos pobres huerfanitos, les proporcionamos todas estas festividades -- fomentadas por el comercio, claro está -- para que sean iguales a sus conciudadanos del Norte. Cuando en los años 50 la alcaldesa de San Juan trajo nieve en un avión para que los niños boricuas «disfrutaran de esa experiencia», aquella nevada trajo esta avalancha de asimilismo demencial.

Pero, los Reyes son inexpugnables porque están en la sangre y el espíritu de los puertorriqueños.

domingo, 4 de enero de 2015

Porcino portoricencis

Nuestra agricultura continúa mejorando a paso firme. El aumento en el consumo en la carne de cerdo es una buena noticia, sobre todo porque se da frente a una reducción del cerdo importado de Estados Unidos, víctima de una epidemia. Ello le ha puesto un detente a la práctica americana de inundar nuestro mercado con su producto más barato, para desplazar la producción local.

Por seguridad alimentaria y sensatez económica, los puertorriqueños comienzan a despertar de ese letargo colonial de dependencia foránea, para producir en grande los bienes y servicios indispensables para su vida colectiva.

Y nada más indispensable que un pedazo de lechón boricua con cuerito crujiente...

sábado, 3 de enero de 2015

Los suplicantes

Se anuncia que el Gobierno de Puerto Rico y el de Estados Unidos continúan «negociando» la limpieza de Culebra y Vieques de los desechos explosivos y tóxicos de décadas de ejercicios y maniobras militares. La cifra de más de 28,000 bombas, explosivos, municiones y otros artefactos militares encontrados desde 2004, cuando comenzó la limpieza luego de la salida de la Marina, es muestra elocuente del daño y la magnitud de la tarea de repararlo.

La realidad es que no hay tal «negociación». La colonia no tiene poder de regateo; lo peor es que no tiene voluntad política de exigirle a la metrópoli. Lo único que se hace es suplicarle al poder imperial que, por pura benevolencia, acoja nuestras peticiones. 

viernes, 2 de enero de 2015

La temeridad de Rubén Blades

Es una lástima que Rubén Blades no rectificara su proceder mucho antes. Como persona de principios y valores que ha pregonado talentosamente a través de su música durante tantos años, debió haber hecho lo que «un buen padre de familia» -- concepto del derecho civil que como abogado debe conocer -- hubiera hecho en un caso como el suyo: realizarse la prueba de ADN de paternidad. De esta manera, hubiera asumido la responsabilidad que ahora, 39 años más tarde, acepta.

Blades admite su «terquedad», pero me parece que se trata de algo más que eso: temeridad, concepto que en Derecho implica no reconocer injustificadamente la validez de un reclamo y proseguir un curso de acción sobre esa base. Nuevamente, estamos ante una persona preparada -- con una Maestría en Derecho de Harvard, incluso -- excandidato presidencial en su país, y ahora anunciado aspirante en los próximos comicios. Es un hombre que se expresa sobre asuntos públicos hasta de fuera de su país, como el caso de Venezuela hace un tiempo, cuando pretendió dar leccciones de democracia a Maduro y su gobierno.

Por eso, todos esperábamos que Blades estuviera a esa altura moral desde la cual ha cantado y hablado durante las cuatro décadas en las que se negó de manera contumaz a facilitar la búsqueda de la verdad de su paternidad.

jueves, 1 de enero de 2015

¡Agrándenles ese combo!

Cual coro griego de agoreros, funcionarios y gente prominente del sector privado anuncian el apocalipsis económico, si se aumenta el salario mínimo de los empleados. Es una cantilena bien orquestada y ensayada: se cae el mundo, si se le aumenta una peseta la hora a todos esos que nos sirven las hamburguesas con papitas y refresco. Para esos no hay «combo agrandado» en lo salarial. Dicho finamente: que se jodan trabajando por un mísero sueldo, para que la clase gerencial y patronal se dé «la buena vida».

A ese coro desgraciado prestan sus voces algunos economistas a sueldo de los grandes intereses, quienes advierten que el aumento será funesto para la economía. Nunca explican cómo es que manteniendo sueldos de hambre se puede aumentar la demanda interna por bienes y servicios, factor fundamental de la actividad económica, pues, a menor poder adquisitivo y nivel de ingreso disponible para gastar, menor será esa demanda.

Por lo menos, eso aprendí en mis estudios de Ciencias Económicas...