lunes, 26 de enero de 2015

Médicos al rescate

Al margen de los méritos o falta de ellos relacionados con el proyecto de incineración de basura, creo que la disposición a, incluso, la desobediencia civil por parte del Colegio de Médicos Cirujanos debe aplaudirse, pues demuestra un nivel de compromiso encomiable con lo que los médicos entienden es lo mejor para la salud de nuestra gente. Ciertamente, en un país en que hay una tasa tan alta de condiciones y enfermedades respiratorias, se debe ser muy cauteloso con establecer instalaciones que puedan aumentar significativamente la contaminación del aire. En este sentido, el activismo de la clase médica no solo es un derecho ciudadano, sino un deber cívico.

Las clases profesionales no pueden permanecer al margen de las controversias públicas importantes relacionadas con su pericia. Ante circunstancias como ésta, se impone continuar con el activismo social del anterior Presidente del Colegio, tan combatido y criticado por algunos.

No hay comentarios: