sábado, 3 de enero de 2015

Los suplicantes

Se anuncia que el Gobierno de Puerto Rico y el de Estados Unidos continúan «negociando» la limpieza de Culebra y Vieques de los desechos explosivos y tóxicos de décadas de ejercicios y maniobras militares. La cifra de más de 28,000 bombas, explosivos, municiones y otros artefactos militares encontrados desde 2004, cuando comenzó la limpieza luego de la salida de la Marina, es muestra elocuente del daño y la magnitud de la tarea de repararlo.

La realidad es que no hay tal «negociación». La colonia no tiene poder de regateo; lo peor es que no tiene voluntad política de exigirle a la metrópoli. Lo único que se hace es suplicarle al poder imperial que, por pura benevolencia, acoja nuestras peticiones. 

No hay comentarios: