jueves, 22 de enero de 2015

Cinismo e ineptitud

Creo haberlo dicho, pero los acontecimientos recientes me obligan a repetirlo: es entendible que se favorezca en algo a quienes trabajan por y donan al partido político triunfante que luego se constituye en gobierno, mas no debe hacerse de forma exagerada e indebida. Lo ocurrido con los arrendamientos de propiedades de la familia Crespo para ubicar agencias de gobierno es un favoritismo descarado que solo el Gobernador, cínico e inepto, se rehúsa a ver. El asunto es tan evidente que el patriarca de los Crespo, tan cínico como el Gobernador, lo justifica, argumentando que las pasó mal cuando el otro partido gobernó. Ahora, por lo tanto, le toca a él continuar enriqueciéndose a costa del tesoro público.

García Padilla no necesitaba de este escándalo para continuar desacreditándose ante el país que hace apenas dos años lo eligió como Gobernador. Pero, lo ha logrado.

No hay comentarios: