lunes, 3 de marzo de 2014

Siembra de desasosiego

El principal periódico del país, una vez más, nos «revela» en una encuesta el pesimismo general de nuestra gente. Me parece que, independientemente de la realidad objetiva de cada cual, las percepciones tienen mucho que ver con lo que se escucha, se lee y se ve cotidianamente. La publicación insistente de que todo anda mal y se pondrá peor tiene como resultado ineludible el desasosiego que se informa.

Y no es que se dejen de exponer realidades negativas en la vida del país, pero el tono apocalíptico con el que se comunican lleva a que la masa se entregue a un pesimismo exagerado. No hay que hacer mucho caso de estos agoreros periodísticos, que, en su ámbito de acción, poco tienen de ejemplares como patronos y empresarios, por más golpes de pecho cívico que se den.

No hay comentarios: