viernes, 6 de febrero de 2015

Otra estupidez del Ejecutivo

Habla muy mal de este gobierno que, por desquite político partidista, desatienda unos señalamientos del Procurador de las Personas con Impedimentos. Resulta claro que el Ejecutivo no perdona que el funcionario lo demandara exitosamente para mantenerse en su puesto. Se entiende la molestia al respecto, pero ello no debe tomarse en cuenta a la hora de tramitar asuntos oficiales que, incluso, están relacionados con fondos que se reciben del Gobierno de Estados Unidos. No puede haber otra explicación para esto, que no sea la inquina que se siente contra este funcionario.

Con este proceder, el Gobernador confirma las alegaciones de discrimen político hechas por el Procurador y dadas por ciertas por los tribunales.

No hay comentarios: