sábado, 7 de febrero de 2015

Informática problemática

Se comienza a ver otro aspecto del desmadre en el aspecto administrativo de los tribunales en Puerto Rico. Hace un par de días se supo que en un caso penal muy sonado, la jueza tuvo que preguntarle a los abogados y a los fiscales cuál había sido la totalidad de la determinación de causa probable inicial, pues había incongruencia entre las acusaciones y lo que reflejaba el expediente electrónico del Tribunal. Dejando a un lado el asunto de por qué la jueza no hizo la averiguación correspondiente con su colega antes de comenzar a ver el caso en el salón de sesiones, lo cierto es que resulta preocupante que la información oficial en poder del tribunal fuera incompleta o incorrecta.

Y como llueve y no escampa para la judicatura puertorriqueña, ahora se ha sabido que en su sistema informático ha aparecido una orden del tribunal fechada este mes firmada por una jueza no solo muerta en 2008, sino que no era jueza desde 2003. ¿Cuántos casos más habrá con errores en este tan cacareado sistema de información presentado al país hace algún tiempo?

Evidentemente, hay un problema con la base de datos de la judicatura, algo que puede tener consecuencias muy serias para la administración de la justicia en el país.

No hay comentarios: