martes, 24 de febrero de 2015

El negocio del IVA

La implantación del IVA va a tener como efecto colateral enriquecer a algún empresario afecto al gobierno de turno. Ante la incapacidad del Departamento de Hacienda para cobrar el IVU, se da por descontado que tampoco lo podrá hacer con el IVA. Por lo tanto, ya se anuncia la contratación -- millonaria, claro está -- de alguna empresa, probablemente americana, para hacerse cargo de una función eminentemente gubernamental.

Es una tendencia de la administración pública en nuestro país, de poner en manos particulares lo que corresponde al Estado. De esa manera se pretende lograr dos cosas: tener a alguien fuera del gobierno a quien culpar cuando las cosas vayan mal, y favorecer económicamente a empresarios que contribuyen a las arcas del partido gobernante, y podrán aportar más con lo que el gobierno les dará a ganar.

No hay comentarios: