viernes, 13 de febrero de 2015

«Jalda [abajo]»

Que en estos momentos el partido de gobierno haya celebrado una actividad de recaudación de fondos organizada por el señor Johnny Crespo, impugnado públicamente por los manejos en los arrendamientos de propiedades suyas a agencias de gobierno, es una desfachatez y una provocación tanto del Gobernador y su gente, como de Crespo y la suya. El país no está como para tolerar lo que constituye una burla descarada a la sensibilidad pública. Embriagados y enajenados de poder político unos, y de poder económico otros, se juntan para reírse de la gente, haciendo alarde de su alianza.

Un mínimo de ética y pudor hubiera dictado poner distancia entre el partido y, por ende, el gobierno y Crespo. Pero, en una reafirmación pública de la ascendencia del recaudador en el partido y, por ende, en el gobierno, decidieron hacer ostentación de ello.

El partido que una vez representó la sana administración pública se fue hace tiempo «jalda abajo» en la moral pública.

No hay comentarios: