martes, 30 de junio de 2015

¡Viva la Revolución!

Hay que celebrar el logro cubano de ser el primer país en el mundo en eliminar la trasmisión de madre a hijo de dos terribles condiciones: el VIH y la sífilis. Esto demuestra, una vez más, la calidad de la medicina cubana, fruto de la revolución y el socialismo en ese país. Ahí tienen los que nunca le han querido reconocer un mérito a Cuba desde 1959.

Supongo que habrá gente -- se me ocurre que de apellido Sánchez, por ejemplo, --  que preferirá morirse, antes de tratarse en Cuba o aplicarse algún remedio elaborado allá...

No hay comentarios: