jueves, 18 de junio de 2015

Un error de juicio

Me parece un error de juicio la forma en que inicialmente el Poder Judicial ha tratado el suicidio del juez Ramírez Lluch. Aunque puedan ser ciertas las cualidades personales y profesionales que se le adjudican, hay en estos momentos una sombra sobre su proceder, que, probablemente, lo llevó a quitarse la vida. El país entero la conoce. En estas circunstancias, lo prudente es lamentar su muerte, pero cantar sus loas pudiera ser prematuro, si se confirmara ese proceder. Peor aun,  pone en entredicho la imparcialidad con la que las autoridades judiciales investigarían el asunto, pues ya han adelantado su criterio judicial y profesional al respecto. Incluso el mensaje que se envía al alegado querellante es que ni se atreva a proseguir con el asunto.

Así no se honra la toga.

No hay comentarios: