jueves, 25 de junio de 2015

Carcoma en el Capitolio

Bromas obvias aparte acerca de la caída del techo decorativo en el Capitolio, el asunto es sintomático del deterioro general del gobierno, sobre todo, considerando el mucho dinero que, en época reciente,  se ha gastado en el llamado Distrito Capitolino, área circundante a la Casa de las Leyes. Ahora nos enteramos de que todos esos bustos, estatuas y tarjas -- algunas de dudosa pertinencia y valor histórico -- costaron $9 millones. A ello hay que sumarle $1 millón para remodelar oficinas legislativas, y ahí tenemos una pequeña pero significativa parte del desastre económico en el que se encuentra el gobierno. El arreglito de ahora va a costar $35,000, pero no me extrañaría que termine costando más.

Nada; que los legisladores no son capaces ni de tener su Casa en orden, mucho menos el resto del gobierno y el país.

No hay comentarios: