viernes, 19 de junio de 2015

Se le zafó a Zaragoza

Gravísimas son las admisiones del Secretario de Hacienda acerca de esa agencia. En esencia, según él, aquello es un desastre absoluto. Claro que los contribuyentes teníamos una idea de que las cosas no andaban bien allí, dada la experiencia general de muchos años. Pero, no creo que alguien haya pensado que la cosa sea de la magnitud que Juan Zaragoza ha descrito.

Aunque hay que agradecer su franqueza, me parece que el Secretario, de un solo golpe, ha puesto en duda todas las decisiones y gestiones de su Departamento. ¿Qué credibilidad tiene Hacienda ahora en cualquier reclamo contra un contribuyente, incluso los que se ventilen en el foro judicial? Si es como él dice, Hacienda debe desistir de cualquier pleito que haya incoado, y allanarse a los que se hayan presentado en su contra. Por supuesto, no debe iniciar ninguna acción contra un contribuyente.

Me parece que Zaragoza no midió bien el efecto de sus palabras.

No hay comentarios: