miércoles, 24 de junio de 2015

Alejito, de lejitos

Me resulta claro por qué el Gobernador le ha sacado el cuerpo a acudir a las audiencias congresionales sobre la situación política de Puerto Rico frente a Estados Unidos. Primero, su mediocridad intelectual es tal que teme hacer el ridículo defendiendo la colonia en público, con Rubén Berríos al lado defendiendo la independencia, y hasta con Pedro Pierluisi, haciendo lo propio con la anexión. Segundo, porque su conocida dificultad con el inglés quedaría una vez más evidenciada lastimosamente en una comparecencia como ésta. Me arriesgo a decir que esto último pesó más en su ánimo.

Por lo tanto, ha preferido ir a esas reuniones privadas en Estados Unidos, en las cuales no hay prensa ni público, a discutir la situación económica del país, diciendo sus disparates en inglés sin que trasciendan.

No hay comentarios: