jueves, 4 de junio de 2015

El viejo truco

Se insiste en los incentivos contributivos y económicos para que las empresas extranjeras y locales  se establezcan aquí y creen empleos. Como los incentivos que se han establecido durante años han sido un fracaso estrepitoso, ahora cambian un poco los «muñequitos» de la monitoría de los resultados, creyendo que con ello se arregla el problema.

Pero, la enfermedad no está en la sábana. Este gobierno no se acaba de convencer de que los comerciantes, empresarios e industriales no han tenido, no tienen, ni tendrán nunca la más mínima intención de  cumplir con esos compromisos contraídos en este contexto. Lo único que les interesa es aprovecharse de la imbecilidad gubernamental, y luego dar todas la excusas del mundo para explicar por qué no crearon ni remotamente el número de empleos que ofrecieron.

Sospecho que hay gente en el gobierno que sabe esto, pero hacen este aguaje, pues es una forma de mantener vivo este programa para favorecer a los, ahora, «empresarios con García Padilla».

No hay comentarios: