lunes, 9 de marzo de 2015

Locura legislativa

En estos días, por la discusión del propuesto IVA, se escucha la exigencia de achicar el gobierno, con el fin de reducir el gasto público. Dejando a un lado la dificultad de decidir las agencias que deben ser eliminadas, hay que señalar algo que he mencionado antes: no es posible seguir aprobando legislación que asigna deberes, responsabilidades y tareas adicionales a las agencias gubernamentales. Resulta absurdo que, por ejemplo, el Presidente del Senado pida que se reduzcan $1,000 millones del gasto público, cuando el Senado que él preside y la Cámara de Representantes siguen aprobando docenas de leyes que le impone al Poder Ejecutivo un sinnúmero de encomiendas para las cuales hacen falta personal y otros recursos. Resulta sencillamente absurdo y contradictorio ejercer el poder legislativo de esta manera, sobre todo en estos momentos de crisis fiscal y presupuestaria en el país.

Pero, esto es parte de la enajenación nuestra de cada día.

No hay comentarios: