viernes, 13 de marzo de 2015

¿Jugando a la república?

¡Quién lo hubiera dicho! Aquellos que ayer hablaban mal de «esas republiquitas» hoy buscan deseperadamente hacer negocios con ellas. Que alcaldes del Partido Nuevo Progresista, como los de Arecibo y Manatí, se reúnan con alcaldes dominicanos para aprender de ellos y establecer acuerdos de cooperación económica resulta raro, habida cuenta de que ellos, como asimilistas y americanos 100%, siempre han pensado que fuera de Estados Unidos no hay nada que buscar, y que siquiera pensar acercarse a otros países sería traicionar a su «nación». O, como les gusta decir, «jugar a la república».

Ahora, cuando ven que los americanos no tienen gran interés en sacarnos las castañas del fuego, empiezan a tornar sus ojos al entorno caribeño y latinoamericano, como mercado y oportunidad de echar adelante sus municipios. Algo similar hace el gobierno central, cuando se da cuenta de que Washington lo abandona a su suerte.

Quizá, poco a poco, esto convenza a los asimilistas y a los autonomistas de que hay todo un mundo además de Estados Unidos, y que, si nos unimos a él como nación libre, sobreviviremos y prosperaremos, como cualquier hijo de Dios.

No hay comentarios: