viernes, 25 de septiembre de 2015

Una muestra más de desgobierno

Lo ocurrido con el tributo sobre las transferencias monetarias es una muestra elocuente de la ineptitud del partido de gobierno; especialmente su legislatura. Se trata de un impuesto legislado con vigencia de 1 de septiembre de 2014. Si era tan oneroso, que haya habido que derogarlo apenas un año después, lo fue desde el principio, pues no ha pasado tanto tiempo para que pueda alegarse un cambio significativo de las circunstancias del país que justifique este retroceso.

Y es que este es uno de esos casos en que se pone de manifiesto la forma improvisada en que se legisla y se manejan los asuntos públicos en nuestro país. No se analizan concienzudamente los problemas y sus posibles soluciones. El resultado es que se aprueban leyes impensadamente, que muy pronto  se ven en la obligación de enmendar, aplazar su vigencia o hasta derogar.

Así se gobierna esta ínsula.

No hay comentarios: