viernes, 11 de septiembre de 2015

El ridículo de Rick

El ridículo que acaba de hacer el «legendario» Rick Pitino es de antología. En diciembre de 2010, este individuo se comprometió a venir a dirigir el equipo nacional de baloncesto de Puerto Rico. Apenas cuatro meses después, sin haber hecho gestión alguna, anunció que había «descubierto» que no podía hacerlo por conflictos de calendario con su trabajo con la Universidad de Louisville  e impedimentos reglamentarios del baloncesto colegial de Estados Unidos.

Cuatro años después de ese monumental desplante y muestra de falta de profesionalidad, los colonizados del país fueron nuevamente a suplicarle al Gran Padre Blanco que nos viniera a hacer el favor de enseñarnos a jugar baloncesto.

Pues, Pitino ha sido un fracaso estrepitoso, y ha salido huyendo a lamerse las heridas en su adorado Louisville. Luego de tres meses, «descubrió» que le hacía falta su familia.

Francamente risible. Pero, no duden de que esta comedia tenga un «tiempo extra»...

No hay comentarios: