sábado, 5 de septiembre de 2015

Consecuencias de la gran mentira

La noticia de que nunca hubo un informe del grupo de expresidentes del Partido Popular Democrático nombrado para definir el Estado Libre Asociado que se presentará a votación en un futuro plebiscito no sorprende. El PPD siempre ha sido el partido de la indefinición ideológica. La «farsa del ELA», como justamente la llamó hace décadas Vicente Géigel Polanco, es cada vez más evidente, y los que tozudamente la defienden están «acorralados por la Historia», como proféticamente dijo César Andreu Iglesias de Muñoz Marín. A la quiebra moral ha seguido la intelectual.

Insistir enfermizamente en la mentira de 1952 los ha dejado sin palabras y paralíticos del alma.

No hay comentarios: