domingo, 3 de agosto de 2014

Todo cambia

No digo algo nuevo cuando afirmo que la vida es cíclica. Es temporal, de manera absoluta y relativa. No hay que afanarse demasiado, pues las condiciones cambian, a veces para bien, otras para mal, pero nunca permanecen de una u otra forma de manera definitiva.

Algunos seguidores del beisbol en nuestro país han comentado durante varios años la ausencia de una representación nutrida de boricuas en el torneo máximo de Estados Unidos conocido como las Grandes Ligas. Durante muchos años, la nuestra era la mayor y la más destacada. Pero, eso cambió hace un tiempo, y es República Dominicana la que está más y mejor representada.

Ahora, de pronto, hay un grupo de jóvenes peloteros puertorriqueños que recibe una oportunidad de jugar a ese alto nivel. Ya algunos comienzan a destacarse. Veremos el balance de esa promoción, pero, sea como sea, el movimiento es esperanzador.

La rueda de la Fortuna empieza a girar a nuestro favor.

No hay comentarios: