jueves, 28 de agosto de 2014

La babilla de García Padilla

Me ha parecido una falta de categoría personal y buen criterio del Gobernador haberle dado un ultimátum público -- que se vence mañana --  al Secretario de Educación para que arregle unos problemas que no son totalmente de la hechura de éste. Es una jaquetonería de García Padilla, un gobernante al que se le percibe como de poca monta, que con acciones como ésta quiere proyectar decisión y fuerza.

Pero, ésta no es forma de dirigir entidad alguna; mucho menos gobernar un país, aun uno de poderes tan menguados como el nuestro. El Gobernador «juega para las gradas», para aplacar la furia de un pueblo azuzado por personas con hachas que amolar y una prensa en campaña de poner y quitar funcionarios e imponer su «agenda ciudadana».

No hay comentarios: