lunes, 14 de julio de 2014

Un planteamiento patético

El Comisionado Residente de Puerto Rico en Washington -- puesto que es un engendro del sistema colonial -- como buen anexionista anda predicando que la integración a la unión americana es la panacea de todos los males de esta ínsula. Como siempre, los anexionistas -- enfermos del espíritu -- no se dan cuenta de lo degradante y patético que resulta plantear públicamente que se quiere ser parte de un país por razones principalmente económicas. Es como si alguien que nace en una familia pobre pidiera ser adoptado por una familia rica. Si no hubiera muchas otras razones para que los americanos se nieguen a admitirnos como un estado de su unión, la naturaleza de este planteamiento de interés puramente económico es suficiente para el rechazo a esa pretensión.

Tiene uno que haber perdido -- si alguna vez lo tuvo -- todo sentido del decoro, la dignidad y el respeto a uno mismo para hacer un papel tan triste frente a la comunidad internacional, compuesta casi en su totalidad por pueblos que han luchado por su libertad, a despecho de consideraciones económicas y de conveniencias materiales.

Quede claro que ese funcionario no representa la puertorriqueñidad auténtica ni los altos valores del espíritu de este pueblo.

No hay comentarios: