jueves, 31 de julio de 2014

¡Espíritu Santo!

A los que crean que exagero la injerencia del Gobierno de Estados Unidos en Puerto Rico, y cómo ello afecta nuestra vida de pueblo, les tengo una noticia. En medio de la grave sequía que padecemos, y que nos tiene al borde del racionamiento del agua potable, la prensa informa: «...que la AAA [Autoridad de Acueductos y Alcantarillados] tramita un permiso de las autoridades federales para mejorar la toma superficial del río Espíritu Santo, pues se encuentra en territorio del Bosque Nacional El Yunque administrado por [el] Servicio Forestal de Estados Unidos».

Pues habrá que pedirle al Espiritu Santo que ilumine a los burócratas americanos para que nos permitan rápidamente hacer lo que cualquier país puede hacer en su suelo, sin tener que pedir permiso a otro. Ya hubo una vez, hace muchos años, en una sequía parecida a ésta, que se tuvo que solicitar permiso del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos para dragar un lago represado, para reducir su nivel de sedimentación. En aquella ocasión, los americanos se tardaron muchísimo en otorgar el permiso, supongo que porque tenían que asegurarse de que ello no fuera contrario a su «seguridad nacional».

¡Y todavía hay quienes hablan de autonomía y hasta de soberanía de Puerto Rico en su relación con Estados Unidos! O peor, la tildan de «lo mejor de dos mundos». ¡Se deberían morir de sed!

No hay comentarios: