martes, 24 de junio de 2014

Obama se abochorna

Los que creen en la fantasía de que Estados Unidos de América es la sucursal del Cielo en la Tierra deben enterarse de la comparecencia patética de Barack Obama ante la cumbre de familias trabajadoras organizada por la Casa Blanca. El pobre hombre ha pasado el bochorno de tener que reconocer ante sus invitados que el país que se vanagloria tanto de tantas cosas no provee por ley nacional el derecho a licencia por maternidad con sueldo. Igual que en Omán y Papúa Nueva Guinea, los otros dos lugares en el planeta con esa dudosa «distinción». Como en tantas otras cosas, los que han impuesto sus condiciones en este asunto son los empresarios en esa capital del capitalismo cada vez más salvaje.

¡Qué distinta la situación en Francia, donde se privilegian la maternidad y los derechos de los trabajadores! Precisamente, escribo desde París, donde nuestra hija disfruta de un estado de Derecho muy ventajoso en su vertiente laboral, que le permite estar con su hijo durante un tiempo razonable, sin que su maternidad constituya una penalidad económica. El país tiene los valores correctos, al apoyar la maternidad, antes, durante y después del parto, con una gama de servicios ejemplares.

Eso es lo que un país civilizado y culto le debe a su gente. Estados Unidos, con todo su poderío y riqueza, es un pobre país.

No hay comentarios: