martes, 10 de junio de 2014

«Chamusquín»

A despecho de las imputaciones que pueda hacerme un querido amigo exjuez que suele acusarme de ver conspiraciones y motivaciones tenebrosas en cada esquina, me da mala espina el escalamiento en la Oficina de Evaluación Judicial del Tribunal Supremo de Puerto Rico, sobre todo, en este momento.

Primero, ¿quién demonios sabe que esa oficina está ubicada en el sexto piso del Edificio Caribe? De suyo, no se trata de una dependencia gubernamental conocida por el público general ni visitada por éste. Es más, me atrevo asegurar que muy pocos de los 14,000 abogados del país conocen su ubicación.

Segundo, ¿para qué llevarse cuatro computadoras y un sistema de grabación de esa Oficina? Tanta computadora que está mal puesta por ahí, al alcance de la mano, y a esos escaladores le dio con ir a un lugar tan recóndito...

A mi amigo le digo que, antes de reírse de mí, recuerde que Watergate empezó con un escalamiento que, en un comienzo, se juzgó intrascendente...

No hay comentarios: