domingo, 1 de junio de 2014

Blanco...para fastidiar

Lo que les digo. No hay cosa alguna en nuestro país en la que los americanos no metan la mano. Ahora el Registro Demográfico va a alterar los documentos para los nacimientos, las muertes y los natimuertos, para conformarlos a los de Estados Unidos, especialmente, para precisar la raza. Es la obsesión americana con la cuestión racial. Como están cagados de miedo porque el país se les torna «oscuro», parece que quieren incluirnos para hacer sus cálculos sobre cuándo los non-white van a ser mayoría.

Así que, del año próximo en adelante, en este país predominantemente mulato nos vamos a poner con la pejiguera de clasificarnos racialmente. Yo, para fastidiar a los americanos, me declaro «blanco», cosa de que, a mi muerte, se reduzca el número de caucasians...

No hay comentarios: