viernes, 11 de abril de 2014

Es una lotería

De haber estado viva, mi madre se hubiera muerto hoy, al leer que su querida Lotería Tradicional lleva años de descuido cibernético. Aunque, a decir verdad, ella siempre tuvo cierto escepticismo acerca de esos procesos, que yo me ocupaba de tratar de contrarrestar. Pero, como en muchas otras cosas, la viejita tenía razón, y ha habido un descuido mayúsculo en ciertos aspectos del funcionamiento de la Lotería. Claro, dicen que nada de eso afecta la integridad de los sorteos, mas, no estamos como para propiciar desconfianzas en este asunto, sobre todo cuando la venta de la tradicional se ha visto afectada con la electrónica.

Aun así, de haber sobrevivido a la impresión, mi madre me hubiera dicho que le comprara unos pedacitos para el próximo sorteo...por si acaso...

No hay comentarios: