martes, 29 de abril de 2014

Desgobierno

La improvisación que se le ha señalado a este gobierno desde el principio tiene un marcado ejemplo con los vaivenes relacionados con las procuradurías. Luego de la consolidación efectuada en 2011 por el gobierno anterior, hace apenas ocho meses el actual las volvió a crear por ley como entes separados. Los despidos de incumbentes que ello supuso terminaron en el tribunal, con resultados adversos para el gobierno.

Hoy se le anuncia al país que se eliminan dichas procuradurías, y se las integra a agencias de gobierno como meros programas. La pregunta que hay que hacerse es si no era evidente hace ocho meses que la situación presupuestaria del gobierno requería la consolidación y eliminación de entidades gubernamentales. Está claro que el gobierno legisló innecesariamente, propiciando pleitos, constituyendo todo ello un ridículo monumental y una muestra de mal gobierno.

No hay comentarios: