martes, 18 de febrero de 2014

«¡Va en guagua!»

En la «prehistoria» de mi niñez se decía que alguien «iba en coche», para señalar su comodidad y ventaja. Ahora habrá que decir que «va en guagua», habida cuenta de los salarios del Director de la Autoridad Metropolitana de Autobuses y par de sus adláteres. El tocayo -- ¡lagarto sea! -- ha tenido la cachaza de aumentarse el sueldo en $2,400 mensuales, a despecho de la situación del país y de la AMA. Confrontado con ello, ha alegado en su defensa que el aumento no es de ahora, sino desde que asumió el cargo, y que, prácticamente, maneja la agencia él solo. Para citar otro dicho de mi adolescencia, ¡qué vaquero!, como se le decía a un conductor temerario.

Todo esto resalta más porque, con la manía aviesa de echar culpas a los trabajadores en los conflictos obrero patronales, en estos días se ha satanizado a los conductores de las guaguas de la AMA.

Dicen que el Diablo está en los detalles. Aquí está el detalle.

No hay comentarios: