sábado, 15 de febrero de 2014

El anuncio del nuncio

Pues, ahí está el campanazo del Vaticano a la Iglesia Católica en Puerto Rico. El nuevo nuncio apostólico lo ha dado clarito: hay que cooperar con las autoridades civiles en las investigaciones de la pedofilia eclesiástica. Y si a este pronunciamiento le añadimos que quien lo hace tiene un doctorado en derecho canónico, se le acaba de caer la excusa a quienes se escudan en ello para negarse a confesar toda la verdad. Es de suponer que la Iglesia desistirá ahora del pleito incoado contra el Estado para evitar entregar la información que se le ha requerido. De lo contrario, estará en abierto desafío de Roma.

Y, lo que es peor, de la Ley de Dios.

No hay comentarios: