miércoles, 10 de diciembre de 2014

Víctimas por partida doble

La crónica policial da cuenta del asesinato de dos mujeres, con visos de abuso sexual, y se puntualiza la vulnerabilidad femenina. Sin negarlo, me parece necesario matizar ese señalamiento, apuntando al hecho -- revelado por parientes de ellas -- de que ambas acostumbraban salir a caminar para ejercitarse en horas muy tempranas de la mañana por el sector rural donde vivían. En otras palabras, a sus victimarios le sirvieron en bandeja de plata la ocasión de cometer tan abominables actos.

Hay que atemperar nuestro proceder a la realidad. Hombres o mujeres deben tener la prudencia de no colocarse innecesariamente en situaciones extremadamente peligrosas. Si bien el crimen nos acecha siempre, hay horas y lugares en que resulta más fácil su ocurrencia y ocultación. No seamos víctimas de nuestra propia inconsciencia.

No hay comentarios: