martes, 2 de diciembre de 2014

«Habla hoy y muérete mañana»

Los problemas de orden público y de índole social suelen ser complejos y de difícil solución, no importa la buena voluntad y los esfuerzos que se hagan. Por eso, no es de extrañar que a la actual Secretaria del Departamento de la Familia se le haya tornado inmanejable el asunto del maltrato a los menores, luego de ella rasgarse las vestiduras por el proceder de la anterior incumbente. No solo no ha reducido su incidencia, sino que ella misma admite que el problema se ha agudizado durante su incumbencia. Por supuesto que esto no es culpa de ella, como tampoco lo fue de la anterior Secretaria, a quien ella acusó públicamente de desatender aviesamente el problema. A punto de cumplirse dos años de ese señalamiento, no se han producido acusaciones al respecto.

En fin, me parece que las críticas al desempeño de funcionarios deben hacerse responsablemente, teniendo en cuenta que, cuando al que critica le toque asumir esa responsabilidad, con toda seguridad la situación será igual o peor, y entonces pedirá comprensión e indulgencia.

No hay comentarios: