martes, 14 de octubre de 2014

Una estupidez monstruosa

Lo he dicho antes: la estupidez humana no tiene límites. Mi madre decía que la gente se buscaba su propia desgracia. Ahora se ha puesto de moda colocarse unos lentes de contacto con diseños, que, por lo que se publica, ya han causado lesiones a los ojos de quienes los usan. Tal parece que alguna gente los usa como parte de su disfraz de la celebración de Halloween.

No me extraña. Una imbecilidad lleva a la otra.

No hay comentarios: