viernes, 10 de octubre de 2014

Cacería de negros

Siguen matando negros en Estados Unidos, a la menor o a la mayor provocación. En el caso más reciente se alega que la hubo por parte de un joven de 18 años que disparó a la policía en St. Louis. Dando eso por cierto, lo que llama la atención es que el guardia le disparó 17 veces, casi a un balazo por año de vida del muchacho.

El dato es revelador de la saña con la que la policía blanca -- y muchos civiles en circunstancias similares -- tratan a los negros, hombres o mujeres. La impresión que uno tiene de estos sucesos es que los blancos están a la expectativa de cualquier desliz o falta -- real o imaginada -- de los negros, para descargar toda su furia contra ellos. De ahí la desproporción o exageración en el uso de la fuerza, aun en casos en que pudiera estar justificada.

No hay comentarios: