domingo, 19 de octubre de 2014

Pobreza intelectual

Sila Calderón «descubrió» la pobreza en Puerto Rico cuando tenía 47 años. La mujer, nacida en cuna de oro, tuvo que esperar al huracán Hugo en 1989, para darse cuenta de lo mal que vivían algunos de sus compueblanos de San Juan. No lo digo yo; lo ha dicho ella. Como el proverbial individuo que no sabía que hablaba en prosa, la «pobre» mujer quedó estupefacta, ante tal descubrimiento.

De allá para acá, la exalcaldesa y exgobernadora lleva a cabo una cruzada contra la pobreza, que, según los americanos, alcanza a la mitad de nuestra población. Porque doña Sila -- que repite sin cesar que «atesora la ciudadanía americana» -- no puede pensar por ella misma ni referirse a indicadores que no sean los de sus amos del Norte. Así de colonizada está.

Menos mal que solo estuvo un término en la alcaldía de San Juan y otro en la gobernación...

No hay comentarios: