lunes, 13 de octubre de 2014

Un «paisito»

Una vez más hemos hecho el ridículo internacional al aplazar actividades de todas clases por el paso de una tormenta...que no va a pasar por nuestro país. Hemos querido ser tan precavidos, que nos adelantamos demasiado a los acontecimientos. En un país tan pequeño como el nuestro, con las comunicaciones instantáneas al alcance de todos, resulta innecesario tomar medidas con tanta anticipación, que poco tiempo después de ser anunciadas nos dejan en ridículo, por asustadizos.

Tanto cuidar la imagen del país, para convertirnos una y otra vez en el hazmerreír de este hemisferio. ¿Quién va a querer invertir en un país donde se suspende todo porque va a llover?

No hay comentarios: