sábado, 25 de octubre de 2014

Los remedios de la abuela

Mi madre tenía razón. Ella era una fiel creyente en los remedios caseros a base de plantas medicinales. Ahora, con la epidemia del chikungunya, estamos «redescubriendo» la medicina tradicional de nuestras madres y abuelas, como tratamientos eficaces para, cuando menos, aliviar los síntomas de estos males como el dengue, la influenza y el chickungunya.

Estos remedios están al alcance de la mano, son baratos y no tienen efectos secundarios que lamentar. El pasado tiene mucho que enseñarnos. Debemos aprovechar esa sabiduría acumulada, y no depender exclusivamente de los productos de la modernidad para curarnos.

No hay comentarios: