sábado, 10 de mayo de 2014

Desentono

Hay datos que retratan elocuentemente la gestión pública en Puerto Rico. En este cuadre presupuestario que tiene mucho de histeria e improvisación, se denuncia que, mientras se le reducen los fondos al Conservatorio de Música en $453,000, se aumenta la partida para la oficina de la Secretaria de la Gobernación en $354,000. (Supongo que para que continúe asesorando mal al Gobernador sobre cómo gobernar.) Por eso he dicho más de una vez que no es que no haya dinero; es que está mal empleado, y las prioridades mal establecidas. Quizá, si tuviéramos una buena Secretaria de la Gobernación, no pasarían estas cosas, pero a la fatula que tenemos se le recompensa con más presupuesto.

Apunten aquellos que apoyan y contribuyen con la reelección del Gobernador...

1 comentario:

JAIME RIERA-SEIVANE dijo...

Alberto, el problema que la cultura bajo este nuevo grupo de populares no es una prioridad. No te das cuenta que la ley de beneficios a los millonarios es lo que está en boga y no la cultura que eso es cosa de intelectualillos.