viernes, 2 de mayo de 2014

Lo que no hay es cerebro

Tengo que admitir que no escuché gran cosa -- dicho sea en todo sentido -- del mensaje del Gobernador sobre el estado del país. Francamente, no tengo el ánimo para tanta mediocridad. Por eso, me vengo a enterar ahora en París de su alusión a un decir muy vulgar, que le ha ganado el repudio de las feministas. Porque eso de «arroz, que carne hay» es una chabacanería en boca suya, independientemente de la ocasión, aunque esta es una de las menos indicadas para una muestra de un mal entendido populismo. García Padilla es tan inepto, que, fingiendo desconocer la frase pueblerina, pide que se la confirmen, llamando así más la atención a su desacierto.

Con esto se confirma aun más su falta de categoría personal y profesional, y lo embarazoso que resulta su falta de buen criterio.

No hay comentarios: