jueves, 15 de mayo de 2014

Contaduría crematística

Ahora el Presidente de los contadores públicos autorizados tercia en el debate acerca de la falta de pago de las contribuciones corporativas, y como era de esperar, lo hace como fotuto de ese sector empresarial que le da de comer a él y a sus colegas. Este «prócer» le echa la culpa al gobierno, y remacha, diciendo que, cuando se llega a cierto punto, que no es «óptimo», no se pueden pagar las contribuciones. Habría que preguntarle si esto aplica a los contribuyentes individuales, o se trata de un privilegio exclusivo de sus clientes corporativos.

A la hora de defender los intereses de la clase dominante, cierran filas los abogados corporativos y los contadores, para justificar lo que de otra manera denunciarían. Los CPA tienen vocación de gobierno paralelo, dictando pautas a las administraciones públicas de turno, con una visión miope de rentabilidad para el sector privado del cual se lucran principalmente.

No hay comentarios: