miércoles, 22 de abril de 2015

Un gran remedio para un gran mal

Todo esfuerzo que se haga por mejorar la seguridad vial es encomiable, pero me parece una inocentada la anunciada campaña que busca que los conductores que impacten a un peatón permanezcan en la escena para <salvarle la vida >. Quienes abandonan la escena de un accidente  -- casi siempre provocado por su negligencia -- no van a responder a una campaña de < ay! bendito >, no importa lo bien intencionada. Lo único que va a funcionar es que se aplique todo el rigor de la ley, sin contemplaciones, para que el próximo que se vea en esa situación lo piense dos veces antes de huir.

No hay comentarios: