miércoles, 8 de abril de 2015

¡Coño... el caño!

El dragado del caño Martín Peña es una obra pública importante, de la cual se ha hablado durante muchos años, sin que hasta ahora se haya concretado. Como todo en este país, el asunto tiene ramificaciones de la jurisdicción de Estados Unidos en Puerto Rico. Independientemente de cualquier otra consideración económica o técnica, lo cierto es que sin el aval del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, la obra no se puede comenzar. Por razones que no están del todo claras, luego de ocho años de haberse iniciado el proceso previo para realizar la obra, esa agencia no ha completado su parte para viabilizarla.

No es la primera vez ni será la última -- mientras seamos colonia de los americanos -- que el país tiene que sentarse a esperar que algún burócrata americano decida dar su permiso para que se haga algo en nuestro suelo o en nuestras aguas, que, si bien la naturaleza nos las regaló a los puertorriqueños, no son nuestras para disponer sobre ellas.

No hay comentarios: