domingo, 23 de agosto de 2015

Una faena asqueante

Esto de escoger los «mejores patronos de Puerto Rico» es la apoteosis del autobombo. Se trata de una gestión publicitaria y de relaciones públicas del mundo empresarial, que se quiere lavar la cara, sobre todo ahora que se amenaza con una «reforma laboral» dirigida a desposeer a los trabajadoeres de más y más beneficios y derechos. Entonces, estos empresarios se cantan benefactores de la patria, y los empleados, asustados, les cantan loas. Y sobre esa base absurda y ridícula, se les proclama próceres del comercio y la industria.

¡Son un asco!

No hay comentarios: