miércoles, 5 de agosto de 2015

Otra estupidez empresarial

Lo he dicho una y otra vez: la estupidez empresarial es el factor principal del fracaso en los negocios. Se publica la noticia de que una empresa de ropa para hombres jóvenes va a cerrar sus últimos cuatro establecimientos. Pero, es que llegó a tener 35 tiendas. Es decir, «la avaricia rompió el saco». Quizá, si se hubieran conformado con la mitad de ese número, hubieran podido sobrevivir la difícil situación económica en el país.

Ocurre que la lógica del capitalismo dicta que, si te va bien con una tienda, debes poner otra. Y cuando tengas dos, pon dos más, y así sucesivamente, hasta que tengas una cadena con  docenas de eslabones. Porque si te ganas un millón, quieres ganarte dos, y cada vez te quieres ganar más.

Hasta que se te cae el negocio completo, por avaro y estúpido. Entonces, le echas la culpa al gobierno de turno y a todo lo demás en el universo. Porque la estupidez no te deja ver quién es el verdadero responsable.

No hay comentarios: