martes, 4 de agosto de 2015

Sueños de una noche de verano

No aprendemos. El país -- y, de hecho, el resto del mundo -- conocen la situación por la que atravesamos. Por lo tanto, es poco menos que demencial el siguiente titular: «Colocan primera piedra de hotel de lujo en la montaña». Comienza la cuenta regresiva para la quiebra.

Si los hoteles de lujo en el área urbana la están pasando mal, ¿qué le espera a uno en las montañas de Orocovis? Tenemos que ser más modestos en nuestras aspiraciones y proyecciones porque el país es más modesto que otros destinos turísticos con los que compite. No se pueden cobrar a precio de oro las instalaciones y los servicios en un entorno nada espectacular, pues, más temprano que tarde, la gente deja de pagarlo.

Apunten la fecha.

No hay comentarios: